Qué esperar y cómo superar la entrevista del miedo creíble (Parte III)

Havana
algo de nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
83 %
2.6kmh
20 %
Mar
28 °
Mié
28 °
Jue
28 °
Vie
27 °
Sáb
25 °

Una de las «irregularidades» que se han visto cuando los oficiales de Inmigración llaman al migrante para la entrevista preliminar previo a la entrevista del miedo creíble, es que estos ni siquiera presentan la entrevista como un primer paso donde, todo lo que se dice tiene validez futura.

Peor aún: muchos inmigrantes creen que se trata de una conversación sin repercusión futura alguna, y en muchas ocasiones dicen cosas que le perjudican luego en la entrevista del miedo creíble o ante el juez de Inmigración que decidirá su caso de Asilo Político.

Muchas veces los inmigrantes llegan creyendo que están en una conversación «normal» con un funcionario y no es así.

Esa primera entrevista es una declaración jurada donde todo lo que Ud. exprese tiene validez legal futura.

Como muchos podrán atestiguar, Inmigración se queda con una copia de ese documento y le entregan otra copia a Ud. Ambos contienen su firma, y en el documento queda recogido todo lo que usted dice. Ud. lo firma y eso implica su aceptación de que lo que ahí queda recogido es fiel a la verdad. Fiel, palabra por palabra a lo expresado por Ud.

La ley dice que si no hablas inglés, te van a asignar un intérprete para que la entrevista pueda tener lugar.

El oficil de Inmigración, te hará preguntas para determinar si tienes el famoso miedo creíble para regresar a tu país.

Tus respuestas deben ser cortas y precisas.

Es importante señalar que, en algún momento inicial, el oficial te preguntará si tienes alguna enfermedad o padecimiento, o alguna condición médica que te impida entender «la entrevista». Si la tienes, DEBES INFORMARLO, y TIENE QUE QUEDAR PLASMADO.

Te preguntarán además dónde vivías, religión que profesas, qué otra nacionalidad tienes, si eres soltero o casado, si tienes hijos, estudios,…

Tus respuestas no pueden ser vagas e inventadas, porque luego esas respuestas se confrontarán en otra entrevista posterior, y si el oficial descubre una incongruencia eso puede representar la diferencia entre vencer el «miedo creíble», ganar tu caso de Asilo Político o terminar preso y posteriormente deportado a tu país de origen.

Incluso se aconseja, en el caso de los cubanos, que a no ser por un caso de fuerza mayor, el estado civil no se modifique. Es decir: si Ud. entró al país como casado, deberá seguir casado hasta obtener su residencia. O al revés: si entró soltero, procure seguir soltero hasta que reciba su residencia. Esto se hace para evitar la discrepancia entre un proceso y otro.

Esto forma parte de la credibilidad, y es importante que sepas que, desde que te pones delante de un oficial de Inmigración, todo lo que digas debe ser creíble; preferentemente apegado estrictamente a la verdad. Cualquier mentira o incongruencia que ellos puedan detectar, puede ponerte en la antesala de una deportación.

Esto aplica principalmente para las figuras públicas, cuya trayectoria pueda ser rastreada en la Internet.

Si tú tienes un caso y crees que puedes vencer la entrevista de miedo creíble, no tienes por qué exagerar e inventar historias «paralelas», para hacer más fuerte tu caso.

En la entrevista de miedo creíble te van a preguntar por qué te fuiste de tu país. Es decir: si sufriste persecución, si fuiste violentado o intimidado por tus creencias religiosas, políticas, por tu raza, tu sexo. Si te torturaron o maltrataron; si sufriste encarcelamiento.

Si contestas de manera positiva, te harán preguntas más específicas. Irán al detalle. Te preguntarán fechas, lugares, nombres de personas que puedan atestiguar tu historia. Te preguntarán también el nombre de aquellos que te intimidaron, violentaron, torturaron o maltrataron física o psicológicamente.

Te preguntarán si existe un reporte policial. Si lo tienes. Si «salió en la prensa y/o en Internet. Si sufriste lesiones, debes tener – aunque en un inicio es documento que solo presentarás ante el juez de Inmigración – un reporte médico de atención en el hospital o de ingreso hospitalario.

Es importante que sepas que, aunque no tengas esos documentos en tu poder, si tu historia es creíble, es fuerte, y sobre todo si es verdadera, el oficial podrá considerar que tu argumento tiene mucha fuerza y validez.

Es importante que sepas siempre que tus respuestas deben ser concisas y apegadas a lo que se te pregunta, pero si notas que el oficial se ha quedado con dudas, puedes ampliar en tu explicación con todos los detalles posibles. Por ejemplo, lo qué te dijeron, cómo lo dijeron, quién lo dijo.

Es importante que sepas que tu historia tiene que ser creíble – ¡ de eso se trata! Esa credibilidad debe mostrarse siempre. Evitar divagar. Decir «no sé», «no me acuerdo», NO ES RECOMENDADO, pues puede denotar incertidumbre.

Si recibiste golpizas, debes tener clara la cronología en las que sucedieron; dónde y quién las protagonizó. Si lo dijiste en la entrevista de «miedo creíble», debes contarlo también ante el juez de Inmigración. No se te puede olvidar contarlo en un lugar y «aparecerte con la nueva historia» en el otro paso. O al revés.

Recuerda que esos actos violentos hacia tí, son los que te hacen sentir miedo de volver a tu país, que es en definitiva por lo que pides el Asilo Político.

Debes conocer que te van a preguntar qué crees qué pasaría si regresas y si conoces a alguien que te puede ayudar si regresas. A ambas cosas tienes que decir que no.

noticia relacionada: Miedo creíble y deportación; el caso de un joven cubano con autismo

Es importante que en tu relato quede BIEN CLARO, que tienes miedo a regresar y/o que no puedes regresar porque tienes miedo a que te persigan por una de las cinco causales de asilo político que son:

1- Ideología política

2. Raza

3. Nacionalidad

4. Religión

5. Pertenencia a un grupo social particular.

Es importante que sepas que si perteneciste o si apoyaste o apoyas a grupos terroristas, o grupos gubernamentales que reprimen por alguna de estas cinco causales anteriormente dichas, serás descalificado.

En el caso de los cubanos esto implica haber pertenecido a la PNR, el MININT, las FAR, la UJC o el PCC. Tampoco haber pertenecido al G-2 o al DSE.

Recuerda que ese oficial de Inmigración siempre actuará para defender a su país, y no está ahí para defenderte a ti o juzgarte. Su función se limita a preguntar lo que se tiene que saber y recoger tus respuestas.

No son tus familiares ni tus amigos. No tiene por qué ayudarte. Y aunque en teoría pueden empatizar con tu historia, si descubren que estás mintiendo en algo, su deber los obligará a hacerlo notar en el informe que emitan posteriormente.

Es importante que al final de la entrevista revises todo lo que dijiste. Que lo repases. Si crees que algo se malinterpretó u omitió, o no quedó recogido explícitamente y crees que es importante, puedes pedirle al oficial que lo redacte tal cual tú quieres que aparezca recogido.

Esto sucede muchas veces por alguna interrupción en el diálogo, donde a veces las ideas se cortan o se entremezclan.

tal vez debas leer: Qué esperar y cómo superar la entrevista del miedo creíble (Parte I)

Una vez que todo quede recogido, el oficial te leerá lo que dijiste. Si estimas que es correcto lo dicho, el oficial va a presentar a su supervisor tu declaración. El oficial que te ha entrevistado puede emitir su criterio de recomendación. Es decir, que puede sugerir que te acepten o lo contrario: puede emitir su criterio de que te rechacen porque él entendió que no fuiste creíble, que tus argumentos no lo convencieron.

Ojo, esto el oficial no puede asumirlo; así que no creas que es por un criterio subjetivo. Su recomendación se tiene que basar estrictamente en lo que dijiste; y si él cree que no pasaste la entrevista del miedo creíble tiene que explicar, en base a lo dicho por ti y recogido en tu declaración, por qué no.

Sin embargo, aunque el oficial que te entreviste puede pedir que te acepten o que te rechacen, es su supervisor quien tiene la última palabra. Y es un supervisor que no te ha escuchado; que se rige por lo que está escrito que es, lo que tú dijiste en la entrevista.

Si tuvieses una orden de deportación, este supervisor puede cancelarla. Si no la tienes, puede recomendarla. Es él quien decide si pasas a defender tu caso de Asilo Político ante un Juez de Inmigración, o no.

tal vez quieras leer la 2da parte: Miedo creíble: Qué esperar y cómo superar la entrevista (Parte II)

Bajo la nueva regla de Inmigración, este supervisor puede considerar enviarte con otro oficial de Asilo, aunque esto no sucede mucho en la práctica.

Es importante que sepas que, aunque hayas sido rechazado, aunque no hayas aprobado la entrevista de miedo creíble, tienes derecho a una revisión; que en este caso se trata básicamente de una última oportunidad.

Tiene que haber ocurrido una violación MUY GRAVE en el procedimiento para que un juez de Inmigración en este caso, revierta una decisión de este tipo tomada por un oficial de Asilo que te haya entrevistado.

Lo que debe haberte quedado claro hasta aquí es que para poder pasar tu entrevista de
miedo creíble de una manera efectiva, es importantísimo ser creíble en tu historia.

Lo que digas será revisado, pero de ti depende que te otorguen o no el Asilo.

te recomendamos ver este video

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+