Miedo creíble y deportación; el caso de un joven cubano con autismo

Havana
nubes dispersas
17.2 ° C
17.2 °
17.2 °
94 %
0.5kmh
40 %
Lun
26 °
Mar
27 °
Mié
27 °
Jue
26 °
Vie
23 °

El padre de un joven cubano que padece autismo ha pedido ayuda a las autoridades de EE.UU., pues su hijo aparentemente perdió su caso de Asilo y tiene pendiente una orden de deportación a la isla.

Su caso, nos sirve de motivo de análisis por un aspecto interesante en el proceso que comienza con la entrevista inicial y la llamada entrevista del miedo creíble, antesalas de la presentación del caso de solicitud de Asilo Político ante un Juez de Inmigración en una corte; que cuando esta termina de manera no positiva para el inmigrante se convierte en un caso de deportación.

¿Por qué decimos esto? Porque el caso de este joven ilustra a la perfección cómo, entre un proceso y otro, el tiempo es muy breve; tan breve que, aún cuando el migrante tiene derecho a tener un abogado, la prontitud con la que se realiza el proceso, e incluso el desconocimiento, puede proceder de manera negativa contra la persona que busca el Asilo Político y terminar con una orden de deportación.

Así lo explica el padre de este joven, que ahora enfrenta una orden de deportación.

«Soy el padre de Adrian Alejandro Cruz Gonzalez, ciudadano cubano, el cual se encuentra detenido en la prisión Joe Corley Detention Facility, en Texas. Mi hijo, de 18 años recién cumplidos, arribó el día 13 de octubre de 2022 a la frontera sur por un punto cercano a Eagle Pass junto a mi esposa Adelina Gonzalez Zuniga y mi otro hijo Adiel Alexander Cruz Gonzalez, todos ciudadanos cubanos, y al momento de ser procesados por la patrulla fronteriza, a pesar de que mi esposa le informó a los oficiales de ICE, que Adrián padece de un síndrome de autismo nombrado asperger, fue separado del grupo familiar y procesado de forma independiente».

Más adelante agrega que su hijo, APROBÓ aparentemente la entrevista del miedo creíble pues le fue otorgado parole humanitario.

Sin embargo, fue trasladado a la prisión CoreCivid Processing Center, en Houston, y allí – dice su padre – «sin que fuéramos avisados por parte de alguna autoridad migratoria, a nuestro hijo se le realizaron 2 audiencias en corte de inmigración dentro del penal, a pesar de avisarle al juez, que no podía defenderse por sí mismo, porque su limitación no le permite entender cosas que no le son afines, que pedía ser representado por sus padres o por un abogado, a lo cual el juez no hizo caso y procedió a juzgarlo, sin que hasta el momento sepamos de qué cargos se le acusa», explicó.

Y este es un caso interesante, porque el joven, TENIA EL DERECHO de contar con un abogado, pero habría que ver qué tiempo le dieron; si se lo dieron, si se lo explicaron.

«En fecha 16 de noviembre de 2022, fue liberado de CoreCivic, sin que se nos informara por parte de Migración para dónde iba a ser trasladado, por suerte, ese día un interno logró llamar y dijo que lo habían liberado, por lo que mi esposa se dispuso a traerlo al departamento rentado, pero al llegar a CoreCivic, los custodios le dijeron que lo habían llevado para Montgomery Processing Center, Hilbig Road, Conroe, Texas».

El padre señala que a su hijo hasta le cambiaron el nombre, y por tal motivo se le hizo muy difícil rastrearlo. Al «encontrarlo», dice, que el caso parece estar cerrado.

«Nuestro hijo tiene orden de deportación», afirma.

«Me pregunto si no es esta forma de proceder un abuso, y si la corte puede procesar a un detenido de forma secreta, sin testigos ni nadie que defienda a una persona que no puede hacerlo por sí misma» y pido que me ayuden por favor a resolver esta injusticia, que me hace tener que pagar doble renta y servicios básicos, tanto en Florida como en Houston, algo que hemos podido lograr gracias a la ayuda de amigos y de personas de buena voluntad, hasta tanto se decida lo que van a hacer con nuestro hijo, el cual, en caso de ser deportado a Cuba, no tendrá para donde ir, porque sus padres y hermanos, todos estamos en Estados Unidos (…),» se pregunta el padre de Adrian.

Y añade:

«Los familiares de Adrian, tememos tanto por su salud mental como por su integridad física y esperamos que nuestro clamor llegue cuanto antes a las personas adecuadas que deben tomar una decisión al respecto, pues a todos los lugares donde vamos, a ningún funcionario le importa su caso. Solicito de la forma más comedida que este caso sea reabierto antes de que sea demasiado tarde, y que mi hijo pueda ser defendido por nosotros sus padres o por personas capacitadas en temas migratorios y para personas con características especiales», suplica.

Mi nombre es Alberto Cruz Romero, ciudadano cubano, residente en 1912 sw 2nd st Miami, Florida 33135, mi número de…

Posted by Alberto Cruz Romero on Saturday, November 19, 2022

El padre del joven pidió donaciones, para ayudarlos en el proceso (presuntamente contratar un abogado)

«Las donaciones, pueden hacerlas llegar por Zelle al número de teléfono de mi esposa Adelina, al 3469337579 por las cuales les estaremos agradecidos infinitamente».

Pero, ¿puede revertirse un caso de este tipo? Sí, y ya hablaremos sobre eso en otro momento.

tal vez quieras leer: Qué esperar y cómo superar la entrevista del miedo creíble (Parte I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡LIQUIDACIÓN en GENERADORES para Cuba!ENVIAR AHORA