San Remo en Cuba contra las cuerdas

Havana
nubes
25.9 ° C
25.9 °
25.9 °
94 %
4.4kmh
100 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
31 °

La revista digital alternativa cubana AM:PM, especializada en temas musicales publicó una minuciosa investigación sobre el polémico San Remo Music Awards (SRMA) Cuba, que lo desvincula por completo del célebre Festival di Sanremo, bajo cuyo prestigio los organizadores del evento de la isla, Jorge Luis Robaina y Nicola Covertino, se han escudado para legitimar el festival que amenaza naufragar tras la fuerte ola cancelaciones de intérpretes y músicos españoles, mexicanos, italianos y cubanos que le ha sobrevenido esta semana

El texto titulado “Preguntas sobre un festival que naufraga” que al no tener firma alcanza la categoría de posición editorial, afirma que más allá de las declaraciones de Robaina y Convertino, replicadas por medios oficiales cubanos y las redes sociales del SRMA “no es posible encontrar explicitada esta conexión ni en los canales oficiales del evento que organiza la Radiotelevisione Italiana (RAI), ni en ningún medio italiano de relevancia”.

“Para decirlo claramente”, asevera el artículo, “San Remo Music Awards y el Festival di Sanremo no son la misma cosa, por lo tanto, es incorrecta la afirmación de que el primero ʽha lanzado a artistas de la talla de Laura Pausini y Eros Ramazzottiʼ. Tan incorrecta como quienes piden a la RAI cancelar un acuerdo que no parece existir con el gobierno cubano”, pues no existen pruebas de que “estén vinculados ambos eventos, más allá de compartir el nombre de la ciudad”, y una serie de blogs poco conocidos e interconectados entre ellos que lo afirman.

Al parecer, este SRMA Cuba es el más reciente de varios intentos fallidos impulsados por Convertino durante alrededor de una década en varias regiones del mundo, apropiándose de la marca San Remo. Los investigadores de AM:PM encontraron dos páginas que arrojan cierta luz: Sanremo Music Awards China y Sanremo Music Awards Italia.

La asiática aparece como creada en 2018, con solo 234 seguidores “y un puñado de publicaciones de blogs con referencias al San Remo Music Awards y escaso impacto —cinco reacciones tenía la publicación más visitada de un evento en un país con una audiencia potencial que supera los mil millones de habitantes”.

Mientras que la página italiana, con una década de creada, cuenta con 12 mil seguidores pero “contiene las mismas referencias de blogs poco relevantes que su homóloga china, y la misma poca cantidad de reacciones, lo que hace que nos cuestionemos el interés (o la autenticidad) de esos seguidores.”

Un video publicado en Youtube con fecha 2014 promociona entusiastamente un San Remo Music Awards Latinoamérica, que nunca parece haberse concretado, y se propone, igual que el de Cuba, como un festival de música, moda y comida.

Este misterio que se cierne sobre el SRMA alcanza al denominado “patrón” Nicola Convertino, un empresario de 61 años “del que muy poco se puede saber más allá de una biografía que él mismo, o alguien en su nombre, se ha encargado de distribuir a lo largo de Internet”, revela el texto, describiendo a la referida biografía como “cargada de tintes mitológicos” que lo convierten en “hombre renacentista” de muchísimas y pintorescas facetas:  artista plástico, geólogo, manager, promotor cultural, productor de televisión, organizador de eventos, y hasta “estudioso de las artes ocultas”.

 “Su currículum está lleno de proyectos y reconocimientos de nombre rimbombante sobre los que no es posible encontrar ninguna huella más allá de las que muestran estos blogs de discurso monocorde”, asevera AM:PM, que parece haber rastreado concienzudamente sus huellas en el mundo del espectáculo, encontrando  que las compañías a las que está asociado “no están activas o parecen tener una actividad mínima”, como sucede con Nicola Convertino Management Ltd e Insonnia Agency.

La primera es “una empresa de sociedad de responsabilidad limitada creada en 2018 y registrada en Reino Unido con fines de ʽedición de periódicos, actividades de grabación de sonido y edición musical, actividades de programación y emisión de televisión, y actividades de agencias de noticiasʼ”, que “tiene pagos atrasados y aparece en los registros como ʽpropuesta activa para eliminarʼ, con una ʽprimera notificación del Boletín Oficial sobre cancelación obligatoriaʼ, del 10 de agosto de 2021”, apunta la revista cubana.

La segunda entidad es una agencia productora de espectáculos, programas televisivos y discos “cuya única huella visible son algunos modestos lanzamientos en plataformas de música”. Mientras que en otras dos empresas relacionadas con la marca San Remo, Convertino no aparece relacionado en lo absoluto.

AM:PM localiza el origen del SRMA en un evento del 2001 nombrado Sanremo al Cremlimo “que básicamente consistió en una gran reunión de glorias pasadas de la música popular italiana (Lucio Dalla, Matia Bazar, Antonello Venditti, Enrico Ruggieri, entre otros) presentándose en Moscú. Veinte años después, no parece que haya cambiado mucho el concepto”, dados los rumbos actuales de las carreras de varios de los invitados internacionales a la versión cubana, y que la mayoría han cancelado.

La historia fallida y oscura del SRMA lleva a la revista a cuestionar “¿cómo es posible que un proyecto tan ambicioso, que —a priori, en una investigación superficial sobre su historia y posibilidades de éxito— deja tantas dudas sobre la mesa, encuentre el entusiasta apoyo de las instituciones culturales cubanas?”, y tomando en cuenta la situación política, social y económica catastrófica que atraviesa la isla, AM:PM se pregunta “¿qué razón de peso habría para  adoptar una ʽsecuela criollaʼ de un supuesto mega evento europeo, en lugar de aprovechar para potenciar una de las marcas cubanas, tan necesitadas de apoyo y financiamiento (Cubadisco, o Varadero Josone, por citar dos)?”

Estas preguntas quedan sin responder a propósito por el acucioso artículo, dejando a los “buenos entendedores” la tarea de resolver este puzle en que se ha convertido el certamen tan promocionado por los medios oficiales cubanos, organizado personalmente Lis Cuesta, esposa del mandatario Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su calidad de coordinadora del Comité de Eventos del Ministerio de Cultura, y abiertamente financiado por un importante grupo de entidades gubernamentales cubanas como los ministerios de Turismo y de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, la Cámara de Comercio de la República de Cuba, la EGREM, el Instituto Cubano de la Música, y otros, según publicó la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN) el 21 de abril de 2021.

Este involucramiento tan intenso del gobierno pone además en duda el título de “patrón” que se le otorga a Nicola Convertino. Según el artículo, también “en octubre de ese mismo año Jorge Luis Robaina, director artístico del evento, afirmó a Cubadebate que ʽla Egrem asume la organización por la parte institucionalʼ. Donde quiera que aparece asociado al evento el nombre de Nicola Covertino, se le da la ambigua categoría de ʽpatrónʼ, sin que hayamos podido precisar si en este caso es sinónimo de mecenas y en qué medida lo es de la edición cubana.

El SRMA Cuba parece estar a punto de sufrir la misma suerte de sus fallidos precedentes, ante la crisis desatada a partir de las declaraciones del dúo español Andy y Lucas, invitados al evento, seguidos por otros varios artistas, que deja totalmente diezmado el elenco original anunciado. Y estas alarmas que lanza AM:PM parece ser solo el extremo de un hilo lleno de nudos y curvas muy oscuras.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+