Más alarmas por las viviendas en Cuba

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
20 %
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
27 °

Excepto algunas muy buenas viviendas y recién construidas o remozadas, el grueso del fondo habitacional en Cuba está en riesgo de derrumbe o en mal estado.

Las recientes lluvias lo confirmaron. Recientemente , un inmueble en la calle San Lázaro, que había resistido presumiblemente a las lluvias de lo que aún no era tormenta tropical Alex, se vino abajo, y a no dudarlo – lastimosamente – habrá que seguir reportando este tipo de sucesos porque, al menos en la Habana, el fondo habitacional está más que deteriorado.

El mal no es exclusivo de la capital. Si algo se sobran en Cuba son las viviendas parcialmente derrumbadas o a punto de derrumbarse, y del mal no escapan ni algunos de esos inmuebles que atesoran una parte de la historia, como lo es la casa donde vivió el dramaturgo cubano Abelardo Estorino.

Ubicada en el municipio de Unión de Reyes, en la provincia de Matanzas, y hecha totalmente de madera, la vivienda se encuentra severamente dañada; incluso, con pedazos faltantes en su techumbre.

Ha sido el diario oficialista matancero Girón quien ha destapado el asunto, que seguramente removerá la conciencia de no pocos funcionarios matanceros, al ver la tarja que recuerda que allí vivió una figura imprescindible de la literatura y el teatro cubanos.

O tal vez no.

Lo cierto es que el reportaje de Girón alude al hecho.

«Este sitio de indudable relevancia histórica, al que se debió proteger y dar un uso eficaz, se deteriora constantemente. En la última visita, se pudo apreciar que la posibilidad de salvarlo se hace cada vez más difícil…», precisa el texto donde se detalla la situación de abandono de la edificación.

Como una de las tantas viviendas en Cuba que ha sido víctima de la falta de conservación, y de la inacción de las autoridades del gobierno local y también de las autoridades del sector cultural, la vivienda donce viviera Estorino parece que tendrá el mismo triste final de la vivienda en que naciera el más famoso de los pintores cubanos, Wilfredo Lam; o de la casa donde viviera José Martí, en La Habana, y donde nació su hijo, José Francisco Martí Zayas-Bazán, el Ismaelillo.

No nos referimos a la vivienda de la calle Paula, sino a la de Tulipán 32, esquina a Clavel, en el municipio Cerro. Una casa que acogió a José Martí y a su esposa Carmen Zayas-Bazán una vez regresados del exilio. En esa vivienda el apóstol cubano escribió no pocas epístolas trascendentales, como fueron algunas de las cartas a su amigo Manuel Mercado, pero allí solo existe un solar antiguo, donde la crecida yerba supera el metro de altura y donde por milagro se sostienen algunas pocas paredes en ruinas.

Hace apenas unos días se conoció que el gobierno de Sancti Spíritus decretó la demolición de los balcones del céntrico edificio enclavado en la intersección de la Avenida de los Mártires y la calle Adolfo del Castillo, donde a finales de mayo ocurrió un derrumbe parcial. Este miércoles iniciaron las acciones de demolición de los muros, el piso y los barandales de acero de los balcones; fiel como siempre el oficialismo gobernante n Cuba, a pasarse por encima a la historia.

noticia relacionada: Se desploma balcón en emblemático edificio de Sancti Spíritus

No importa la casa de quién haya sido. Si hablamos de viviendas en Cuba, las únicas que no corren riesgos de ser derrumbadas, están en Siboney.

Y Jaimanitas.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+