Cientos de voces exigen liberación de José Luis Tan Estrada, periodista injustamente encarcelado en Villa Marista

Havana
cielo claro
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
58 %
2.6kmh
0 %
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
29 °
Mar
31 °

En el más reciente episodio de represión en Cuba, José Luis Tan Estrada, un reconocido ex profesor universitario y actualmente periodista independiente y activista, fue arrestado injustamente en La Habana, en una situación que ha provocado alarma y condena tanto a nivel nacional como internacional.

Tan Estrada, conocido por su crítica abierta pero respetuosa siempre contra el régimen cubano y también por su labor humanitaria, fue detenido en las afueras de La Habana bajo cargos que se desconocen.

Semanas antes, Tan Estrada fue citado dos veces, con un día de por medio, en Camagüey, luego de haber sido detenido días antes mientras realizaba una de sus habituales actividades de ayuda entre las personas más vulnerables; en este caso específico llevando medicamentos a niños necesitados en Camagüey. Durante esa detención el periodista fue interceptado por agentes de seguridad del estado y la policía, quienes le confiscaron los suministros médicos, alegando que estos provenían de fuentes «contrarrevolucionarias».

Este tipo de acusaciones ha sido una táctica recurrente del gobierno para criminalizar y silenciar a los opositores. Tan Estrada, que anteriormente había sido expulsado de la Universidad de Camagüey por sus posturas disidentes, ha enfrentado múltiples detenciones en el pasado debido a su activismo y su labor periodística.

Durante su detención, que duró más de cinco horas, Tan Estrada recibió una «carta de advertencia» por desobediencia civil en una de las tantas interrogaciones a las que ha sido sometido.

Lo más preocupante de su detención actual es que se desconoce el paradero de Tan Estrada.

Tan se comunicó, durante el momento en que le permitieron hacer una única llamada telefónica con la activista y amiga, Yamilka Lafita, para darle a conocer que había sido detenido y llevado a Villa Marista.

Reportes de activistas y medios como CubaNet confirmaron de manera independiente que efectivamente, Tan Estrada había sido trasladado al centro de detención de Villa Marista en La Habana, conocido por ser un lugar donde se llevan a cabo interrogatorios prolongados y, en muchas ocasiones, abusos contra los derechos humanos de los detenidos, que culminan con el acusado en la cárcel o expulsado del país.

Así lo exponía de modo preocupante Lafita, conocida en las redes sociales como Lara Crofs.

La activista luego publicó una serie más de posts relacionados con el caso, donde exponía una y otra vez el rostro represivo del régimen en contra de los activistas.

Otros activistas como Hermes Entenza y el conocido «Edmundo Dantés Jr.» expusieron también su opinión sobre el caso.

Organizaciones internacionales y activistas dentro y fuera de Cuba han exigido la liberación inmediata de Tan Estrada, denunciando la falta de transparencia y el abuso de poder por parte de las autoridades cubanas.

El periodista y activista cubano José Raúl Gallego también se hizo eco, como muchos, de la represión sufrida por Tan Estrada en los últimos tiempos.

Este caso resalta la continua represión y las violaciones a la libertad de expresión en la isla, donde ser periodista y opositor al régimen puede resultar en detenciones arbitrarias y acusaciones infundadas.

Específicamente resulta doloroso porque el joven lleva a cargo continuamente labores humanistas dentro de la isla. Además de la ya mencionada entrega de medicamentos, recientemente fue responsable de la entrega de abrigos y alimentos entre personas que viven en las calles de su ciudad.

Más recientemente se convirtió en maestro de un joven con necesidades especiales, quien al no poder trasladarse hacia una escuela precisaba para su aprendizaje de un maestro en casa. Allí, donde el Ministerio de Educación no pudo envíar un simple educando, surgió Estrada, quien de manera independiente se brindó a darle clases al joven de Matemática y Español.

Cada actividad hecha por el joven ha sido documentada por él en las redes sociales; sin embargo, el régimen, lo ha conminado a que no continue haciendo estas labores humanitaras y recientemente lo multó con miles de pesos por hacerlas públicas a través de las redes sociales.

El arresto de José Luis Tan Estrada no solo viola los principios de libertad de prensa o de movimiento, sino que también pone en evidencia la crisis humanitaria en la isla, donde las voces disidentes son silenciadas sistemáticamente en un intento por mantener el control político.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+