Camas antisexo: el invento para que los atletas no gasten energía «extra» en los Olímpicos de París 2024

Havana
lluvia muy fuerte
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
2.6kmh
75 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
30 °
Mié
30 °

El invento de las camas antisexo niega un recurso «humano» y es este: la gente puede hacer cuchi cuchi en el suelo de la habitación.

A fin de cuentas el atleta que es atleta de verdad; aquel que sabe que su rendimiento pudiera verse afectado por una noche de placer y de locura, no le interesan las camas antisexo. Ese se puede acostar en una kingsize y no sucumbir al pecado y la lujuria.

En una medida que ha generado tanto curiosidad como controversia, los organizadores de los Juegos Olímpicos de París 2024 han introducido «camas antisexo» en la Villa Olímpica, con el objetivo de desalentar la actividad sexual entre los atletas y así asegurar que conserven su energía para las competiciones. Este concepto, que se implementa por primera vez en una edición de los Juegos Olímpicos, busca fomentar un enfoque más profesional y menos distractor durante el evento.

Las camas, diseñadas con un marco de cartón reciclable (puede verlas aquí) y un colchón ajustado a las especificaciones para soportar un solo ocupante, se han implementado como parte de los esfuerzos de sostenibilidad y responsabilidad social de los organizadores.

Según se informa, estas camas pueden soportar hasta aproximadamente 200 kilogramos de peso, pero están diseñadas para colapsar bajo pesos mayores o movimientos bruscos, lo que técnicamente desincentiva cualquier actividad física intensa que no esté relacionada con el descanso.

La decisión ha sido recibida con opiniones divididas. Algunos aplauden la iniciativa como un paso positivo hacia la promoción de la sostenibilidad y la concentración deportiva, mientras que otros la critican por considerarla una invasión a la privacidad personal de los atletas y una medida innecesariamente restrictiva. Los críticos argumentan que los adultos deberían ser libres de tomar sus propias decisiones sobre su comportamiento personal, siempre y cuando no afecte su rendimiento en los juegos.

Y… Bien, la noticia puede ser del agrado de los entrenadores, pero olvida que el ser humano, cuando adquiere más presión que una cafetera, utiliza los lugares más insospechados para evacuar las fogosidades internas; así que, ¿para qué se necesita una cama cuando disponemos de todo un suelo para revolcarnos de placer?

¿O la ducha? ¡Incluso el lavamanos!

Lo de las camas antisexo parece que funcionará en algunos casos puntuales: el de aquellos que conciben la actividad amorosa placentera y cómodo como recurso insoslayable a la hora de entregarse a los placeres del cuerpo.

Más efectivo que las camas antisexo pudieran ser «relojes» o «chips» en el cuerpo humano, pero ya eso sí que es ser invasivo. A fin de cuentas el atleta que es atleta de verdad; aquel que sabe que su rendimiento pudiera verse afectado por una noche de placer y de locura, no le interesan las camas antisexo. Ese se puede acostar en una kingsize y no sucumbir al pecado y la lujuria.

tal vez quieras leer: Cubano que quería sexo y trío termina en la cárcel porque su pareja sufrió disfunción erectil

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+