Buena o Mala Fe: Concierto ¿con covid? a 2000 CUP

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
20 %
Lun
30 °
Mar
28 °
Mié
28 °
Jue
29 °
Vie
27 °

Buena Fe ha sido, a no dudarlo, el embajador de la Covid en toda Villa Clara durante el mes de diciembre.

Hasta hoy viernes 6:30am, el dúo Buena Fe no ha anunciado la cancelación de su concierto previsto para esta noche, 24 de diciembre, en «La Cecilia».

Pero sí las numerosas críticas recibidas por el costo de las entradas para su concierto de Nochebuena no han hecho reflexionar a Israel Rojas, que es a fin de cuentas quien manda y ordena ahí, en Buena Fe, tal vez las advertencias de dos científicos cubanos lo hagan, aunque bien sabemos que Rojas no es de asimilar mucho la opinión de otros, aunque simule escucharlos.

Daniel G.Rivera, uno de los creadores de la vacuna Soberana 02 pidió en Twitter la ayuda del MINSAP, no para que cancelaran específicamente el concierto de Buena Fe, sino para «pararlo todo ya», ante la amenaza que representa, AHORA MISMO, la nueva variante de la COVID-19, ómicron.

El destacado profesional de las ciencias advirtió que, en Cuba, se siguen haciendo conciertos.

«Como si no supiéramos lo que está pasando en el mundo,” dijo, en clara referencia a las cifras de contagios que se están dando en países donde, supuestamente, ya existía una base de inmunidad.

Sobre el asunto habló también Amílcar Pérez Riverol. El microbiólogo alertó a las autoridades cubanas ahora, como ya una vez hizo, y no le hicieron mucho caso, sobre las cifras de enfermos en otros países.

«Una vez lo dije y lo voy a repetir hoy. Las olas no comienzan cuando las cifras empiezan a crecer. Comienzan antes, en la calma. Y se modulan en la calma. Después ya será tarde”, sentenció Amilcar desde su post en Facebook.

noticia relacionada: “Hay que pararlo todo ya», dice científico cubano ante amenaza de ómicron

Luego, en otro post, fue más al detalle «cubano» y lo resumió en una frase:

«Cuba tiene mucho que temer y sobre todo que preparar respecto a Omicron.»

Lo cierto es que el gobierno cubano ha demostrado en más de una ocasión sobradas razones de no actuar a tiempo. No lo hizo durante el 2020, confiando en el supuesto poder de su sistema de salud y en el año 2021 con la llegada de la variante delta colapsó, además, por falta de oxígeno, a pesar de que durante todo un año, si algo había advertido la COVID-19 que haría, es atacar los pulmones de los pacientes, y reducir su capacidad de respiración.

A pesar de eso, el país no previó la contingencia de que la fábrica encargada del suministro del 95% del oxígeno medicinal en los hospitales de Cuba podía romperse. Cuando la fábrica se rompió, ni siquiera sus directivos de base advirtieron a tiempo a las altas esferas del país sobre la situación. Como resultado, los cubanos enfermos de covid-19 y necesitados de oxígeno comenzaron a morir por cientos en hospitales cubanos. En algún que otro hospital o policlínico, donde sí había oxígeno, no había siquiera dosificadores.

¡Y habían tenido todo un año para preveerlo todo!

Nadie ha violado más las medidas contra la covid que el propio PCC

Si algo ha caracterizado a una parte de los cubanos durante todo este periodo de pandemia ha sido la absoluta falta de percepción de riesgo ante la enfermedad provocada por el virus SARS-COV-2.

Tal inmadurez, en parte, ha sido provocada durante años por el propio gobierno, que diariamente ha insistido en los medios de información sobre su presunto papel de garante de la salud mundial.

«Somos una potencia médica,» han dicho repetidamente funcionarios y cuadros del partido. «Tenemos no-sé-cuántas-vacunas o candidatos vacunales», repiten a cada rato, y la lógica indica que el pensamiento de los cubanos, ante tal bombardeo masivo de información, es ese: creerse lo que le dicen.

Joseph Goebbels, jefe de campaña de Adolf Hitler decía: “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad»

Es así que entonces vimos, asistimos, pasmados, a la salida a la calle en abril del 2021, de miles de ciudadanos de Bayamo, en Granma, a festejar el triunfo del equipo provincial en la liga mataperros del béisbol cubano, cuya única trascendencia fue, aparte de aportar más números de enfermos de covid, un coro salido en una conga de «Oye, policía p…»

Asistimos también, antes incluso, en la tarde del domingo 29 de noviembre de 2020 a una puesta en escena «espontánea» de cientos de jóvenes en el parque Trillo, en el municipio de Centro Habana, «comprometidos con la Revolución cubana» para dar «respuesta» a «la provocación» del 27N.

Y como esos, otros actos, algunos organizados por la alta jefatura del país, como la «Bicicletada contra el bloqueo». Han impuesto multas de hasta 3000 pesos por violación de medidas sanitarias contra la covid, por ejemplo, por tener el nasobuco mal puesto, y el propio gobernante cubano Miguel Díaz-Canel apareció con el nasobuco en el cuello, rodeado de jóvenes, hablándoles.

Cena concierto (¿con covid?) y Buena Fe, en el complejo turístico La Cecilia por la Nochebuena

He expuesto todos los contextos posibles a fin de poder explicar por qué el dúo Buena Fe, no ha cancelado su concierto de Nochebuena.

Probablemente la única mala fe que tengan, que tenga Israel, es la de rasparle 2000 CUP a un incauto cubano que acuda a escucharle y que no los conozca, ni conozca al custodio, ni a nadie en La Cecilia, para que lo cuele de gratis, hacia dentro.

Pero, si el propio gobierno no mide las consecuencias; si el gobierno insiste en que la inmunidad proporcionada por sus vacunas es más que suficiente para detener a ómicron y todo lo que venga detrás; si el Ministerio de Salud Pública no propone, exije y ordena, ¿qué podemos esperar de un grupo que ha estado paralizado durante casi dos años y sus músicos necesitados de cuatro pesos para alimentarse, y alimentar a sus familias?

Y no, no estamos hablando de un grupo cualquiera. Estamos hablando de un grupo que estaba acostumbrado a dar giras internacionales y regresar con los bolsillos llenos.

Todavía Buena Fe está a tiempo de renunciar a esos 200 mil pesos que recogerán en la puerta – si calculásemos en 100 los pagadores de la mesa – y creerle, más a dos científicos cubanos que al clamor de su bolsillo. A fin de cuentas a ellos no les ha ido tan mal en la pandemia en tema de conciertos. Han sido, a no dudarlo, embajadores de la Covid en toda Villa Clara. Basta ver la cantidad de conciertos que han dado en ese territorio en las últimas dos semanas, para arribar a esa conclusión, a pesar de que el científico Daniel G. Rivera lo ha advertido. Mientras él, y su equipo, trabajan sin descanso en el estudio de la COVID-19, Buena Fe no cesa de sonar su música.

El post en su página, anunciado la cena concierto (¿con covid?) suma ya más de 3,400 reacciones y 500 comentarios, en su mayoría negativos.

Si eso no los disuade, pues que piensen en la salud del pueblo. Que se informen con los pedidos hechos desde la Organización Mundial de la Salud con relación a la cancelación de las festividades navideñas.

Tal vez pudiera ser un punto a favor que tengan, en una posible repuntada, luego de la masiva pérdida de seguidores. Primero por la postura egocéntrica de Israel; luego por llamarlos anormales.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+