Izquierdista Pedro Castillo disuelve el Congreso y da un golpe de estado

Havana
muy nuboso
25.9 ° C
25.9 °
25.9 °
94 %
4.8kmh
65 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
30 °

A escasas horas de que el Congreso votase sobre su destitución, el izquierdista Pedro Castillo hizo una jugada maestra; a lo Castro-Maduro-Ortega: disolvió el Congreso y dio un golpe de Estado en Perú.

Dice el refrán que el mono, aunque lo vistan de seda mono se queda. Castillo podrá decir que lo que ha hecho es instaurar un gobierno de emergencia, pero todos los medios democráticos hablan de su maniobra como lo que es: un golpe de estado en Perú; aunque tradicionalmente un golpe de estado se ejecute para destituir al presidente en funciones.

Este, no es el caso. Pedro Castillo quiere quedarse en el poder, aplicando fórmulas ya estudiadas y conocidas en otros países latinoamericanos.

También la oposición califica el anuncio hecho por Castillo en Perú como un golpe de estado, al referirse a la disolución del Congreso y la instauración de un Gobierno de emergencia nacional, por parte del presidente de Perú, Pedro Castillo.

Ver video de su intervención aquí

Pedro Castillo anuncia más acciones paralelas al Golpe de Estado en Perú

Castillo anunció hoy, además, que convocará a elecciones para que el próximo Parlamento elabore una nueva carta magna.

«Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional. Convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses», dijo durante su mensaje a la Nación.

Conociendo de sobra que hay múltiples investigaciones en su contra, Pedro Castillo ordenó reestructurar todo el sistema judicial. Esto incluye, lógicamente, el cambio de todos los miembros del Poder Judicial, Ministerio Público, Junta Nacional de Justicia y Tribunal Constitucional.

«A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso de la República se gobernará mediante decretos ley. Se decreta el toque de queda a nivel nacional a partir del día de hoy, miércoles 7 de diciembre de 2022, desde las 22.00 horas hasta las 4.00 horas del día siguiente. Se declara en reorganización el sistema de justicia: el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia y el Tribunal Constitucional», agregó en su comunicado.

¿Es o no entonces un Golpe de Estado lo que está teniendo lugar en Perú?

Pedro Castillo había declarado horas, días antes, que no cerraría el Congreso.

En la comparecencia que hizo el martes declaró:

«A horas de debatirse una nueva moción de vacancia en mi contra me presento ante ustedes, queridos compatriotas, a quienes me debo, para ratificar que no soy corrupto y no mancharía mi apellido’, afirmó el mandatario en una conferencia de prensa.»

La moción de vacancia (destitución) en su contra, iba a ser la tercera que enfrentaría el líder campesino, basándose en la «incapacidad moral permanente» del presidente. Una figura dentro de la Constitución que en dos ocasiones anteriores en que se ha invocado ha provocado la salida de dos mandatarios peruanos desde el 2018.

En marzo de este año, una moción similar presentada no alcanzó los votos para removerlo cuando recibió solo 55 votos a favor; y en diciembre de 2021, el mismo Congreso que ahora disolvió Castillo, la desestimó antes de debatirla. Para remover a un presidente la Constitución de Perú exige 87 votos, una cantidad de la que no dispone la oposición. El Congreso está compuesto por 130 parlamentarios.

Sin embargo, a decir de expertos, esta 3ra moción era la que más probabilidades de éxito tendría en su contra y que podría haberlo apartado de la jefatura del Estado.

La votación para la destitución de Castillo estaba relacionada condelitos de corrupción; algo que él ha negado reiteradamente.

«Jamás le he robado un sol (moneda peruana) a mi patria, soy honesto, un hombre del campo que está pagando errores por su inexperiencia», expresó el mandatario en un discurso televisado el martes.

El izquierdista asegura que «cierto sector del Parlamento tuvo como único punto de la agenda» sacarlo del cargo en base a argumentos «dichos de terceros» que pretenden involucrarlo sin pruebas.

Hoy, expresó que estará «dando la cara para decirles la única verdad».

«No soy corrupto y lo ratificaré siempre», porque «nunca traicionaría a un pueblo que clama unidad de las autoridades para salir adelante».

Castillo dijo que ejercerá su «derecho a la defensa» y que es «un demócrata que respeta la Constitución, la instituciones, el debido proceso, el Estado de Derecho y el equilibro de poderes» en su país.

«En estas horas importantes para el país pido tranquilidad y calma, porque estoy convencido de que los actores políticos se harán responsables de que sus acciones no generen más inestabilidad en el país, que necesita diálogo y consenso», concluyó.

El mandatario peruano habría valorado otras salidas, como es la posibilidad de recurrir a la justicia constitucional si es que el Congreso aprobaba su destitución.

«Aquellos actos políticos que no respetan el ordenamiento jurídico en su momento van a ser declarados nulos», sostuvo uno de los abogados de Pedro Castillo, Benji Espinoza, antes de indicar que «el Congreso no es un órgano que esté exento del control constitucional, debe primero respetar el debido proceso».

tal vez quieras leer: Florida: FBI arresta a varios cubanos vinculados a fraude millonario en la atención médica

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+