Ingresa en coma por COVID y la Viagra la salva

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
20 %
Lun
30 °
Mar
28 °
Mié
28 °
Jue
29 °
Vie
27 °

La famosa «pastillita del milagro», la VIAGRA, es la responsable de que Mónica Almeida se encuentre hoy entre los vivos.

Al menos eso dice ella.

Esta enfermera nacida en Portugal pero residente en el Reino Unido, ingresó con Covid-19 a un hospital, allí empeoró, terminó en coma y despertó de este – bien largo, por cierto – luego de que los médicos le dieran Viagra.

Almeida pasó 28 días en coma tras contraer COVID-19, y fue la VIAGRA la pastilla que la salvó. Los médicos, luego de varios días de tratamiento «normal» con otros medicamentos decidieron probar en Mónica un tratamiento experimental que incluía esta pastilla de la virilidad en la dosis, y el milagro se hizo.

La enfermera, ahora, desde el Reino Unido lo dice: La Viagra me salvó la vida.

Donde quiera que lo diga, cuando logre salir del hospital, deberá estar atenta a «cómo lo dice», pues el milagro pudiera prestarse para malinterpretaciones.

Sí, porque la pastilla de Viagra es «para otra cosa», no para tratar la COVID-19. Al menos hasta ahora.

Mónica, enfermera especializada en respiración, trabaja en Lincolnshire

Cuando enfermó el 31 de octubre, se preocupó porque ella padece de asma. A pesar de estar vacunada con dos dosis de la vacuna contra el COVID comenzó a sentirse mal. Primero perdió el gusto, luego el olfato. Al cuarto día, tosió sangre.

Sus niveles de oxígeno en sangre comenzaron a bajar y aunque fue ingresada en el hospital y luego dada de alta, fue llevada de urgencia posteriormente al Hospital del Condado de Lincoln porque no podía respirar. Una semana después ya estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos. Debido a su empeoramiento, los médicos le indujeron el coma el 16 de noviembre.

Así estuvo 28 días. Cuando despertó y comenzó a conocer lo que había sucedido con ella y su cuerpo, fue que se enteró: la Viagra la había traído de vuelta al mundo de los vivos.

Según dijo Almeida al diario británico The Sun, tras una semana de estar recibiendo Viagra, su condición mejoró. Y salió del coma.

Todo fue muy cómico entonces, porque según explica al medio, cuando ella le preguntó al médico por el tratamiento recibido este le dijo la verdad.

“Me dijo que era Viagra, me reí y pensé que estaba bromeando, pero me dijo ’no, de verdad, has tomado una gran dosis de Viagra‘”.

La Viagra la revivió en tan solo una semana.

Estaba tan mal Mónica que sus padres fueron avisados. Deberían volar al Reino Unido y estar preparados para lo peor. Se les dijo entonces que comenzaría el tratamiento experimental.

Los médicos justifican el uso de la Viagra porque es un medicamento que dilata los vasos sanguíneos y abre las vías respiratorias.

Mónica, lejos de darle un gran dolor a sus padres le dió tremendo alegrón cuando abrió los ojos el 14 de diciembre, y diez días después pudo marcharse a casa para cenar con su familia en Nochebuena.

“Definitivamente fue el Viagra lo que me salvó. En 48 horas abrió mis arterias y mis pulmones comenzaron a responder”, dijo Almeida al diario The Mirror. “Si piensas en cómo funciona el medicamento, expande tus vasos sanguíneos”.

Ahora, mientras se recupera junto a su esposo Artur y sus dos hijos, Almeida está instando a la gente a vacunarse.

Y el esposo de seguro está celoso, de que tanta dosis no se la hayan dado a él.

Noticia en Cuballama Noticias hoy: Falsa o cierta, esta foto dice mucho a los cubanos

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+