Subida de los precios en Cuba a ritmo de una conga santiaguera

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
0.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °

Los elevados precios de los productos agrícolas en Cuba han sido objeto de denuncias pero la situación es incontrolable, debido a la baja oferta y la alta demanda

Dicen aquellos que conocen la rumba santiaguera que, cuando esta sale, sea la de los Alacranes o la de Los Hoyos, por mencionar las dos más famosas, esta no tiene para cuando parar. Así, créanlo Uds., van los precios en Cuba. Loma abajo y sin freno.

Los elevados precios de los productos agrícolas en Cuba han sido objeto de denuncias, lo que ha generado preocupación entre la población.

Se han reportado precios alarmantes, como 70 CUP por boniatos y 80 CUP por pepinos, lo que ha llevado a cuestionar quién intervendrá y cuánto costarán estos productos en los próximos meses; y hasta el propio régimen ha admitido el fracaso de sus políticas de control de la inflación, reconociendo un aumento del 45% en comparación con el mismo período del año pasado.

El Ministro de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro Ale, ha reconocido que las medidas tomadas para controlar los precios han sido desastrosas, afectando negativamente a la población y su poder adquisitivo. El índice de precios al consumidor ha experimentado un crecimiento del 39% en 2022 y un aumento del 18% desde el comienzo de este año.

En comparación con el mismo período del año anterior, se ha registrado un incremento del 45%. El régimen atribuye esta inflación descontrolada al embargo impuesto por Estados Unidos y a la situación internacional caracterizada por el aumento de los costos.

Pero mientras palabras van y palabras vienen, reuniones… – ay, Esteban Lazo – el gobierno estudia nuevas medidas para fortalecer el control de precios; medidas que no parecen aterrizar sobre bases reales, mientras la población sigue sufriendo escasez de alimentos y aumentos en los precios de bienes esenciales.

Muchos cubanos han caído en la pobreza extrema, llegando incluso a desmayarse por el hambre y la desnutrición en las calles, mientras que la mendicidad y los robos relacionados con la violencia están en aumento en todo el país.

Testimonios en video de cubanos buscando en latones de basura, o comiendo plátanos o mango – también gatos o perros – para subsistir de la miseria, son cada vez más en la prensa independiente, porque la oficial tiene vetado hablar del asunto. Al menos, no publican fotos de cubanos buscando comida entre los basureros.

noticia que puedes leer: «Muerto» el mango le tocó el turno a los plátanos

Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), los precios de los alimentos en Cuba han experimentado un aumento del 72.6% en tan solo un año.

Productos como el queso blanco, el aceite comestible, la malanga, la harina de maíz y el arroz han experimentado mayores variaciones mensuales, mientras que el pimiento, el tomate, el frijol, las bebidas alcohólicas y el tabaco han experimentado una disminución en sus precios.

Expertos señalan la ineficacia de las políticas antinflacionarias y la grave situación de encarecimiento de los alimentos.

La inflación en Cuba se asemeja a la de países como Venezuela y Argentina. La escasez de alimentos y el impacto en el bolsillo de los cubanos son evidentes, con un aumento del costo de vida del 5% desde principios de año.

El gobierno cubano reconoce su incapacidad para controlar la alta inflación.

El ministro de Agricultura advirtió recientemente sobre la persistencia de la escasez y la inflación debido a la falta de divisas para la agricultura. Estos problemas reflejan la crítica situación en Cuba, respaldada por el líder Miguel Díaz-Canel, quien reconoce la falta de alimentos a pesar de las leyes existentes.

En Villa Clara, el gobierno de la provincia ha establecido límites de precios para 20 productos agrícolas, con un margen de comercialización no superior al 40%, con el objetivo de frenar la especulación y la subida desmedida de los precios.

Sin embargo, algunos expertos consideran que esta práctica desestimula la producción y no resuelve el problema de la escasez.

Han anunciado que posteriormente se tomarán otras medidas y se revisarán periódicamente los precios que afectan a la venta a Acopio y a las distribuciones mayoristas y minoristas; mientras se reconocen los problemas de desorden y la proliferación de ventas ilegales sin licencia ni pago de impuestos.

Se ha establecido una prohibición de la comercialización de productos fuera del territorio sin autorización.

Otras provincias, como Pinar del Río y Las Tunas, también han impuesto límites de precios en alimentos agrícolas. Esta medida genera descontento entre los campesinos, ya que a menudo se ven obligados a vender sus productos con ganancias mínimas o incluso asumiendo pérdidas.

Es, créanme, como cualquiera de esas congas santiagueras cuando bajan por la calle Trocha.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+