Problemas con leche en polvo y transporte, pero «firmes»

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
61 %
4.1kmh
20 %
Mar
29 °
Mié
29 °
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
27 °

La ausencia de leche en polvo hasta en un municipio como Cumanayagua, en la provincia de Cienfuegos, donde se encuentra enclavado uno de los más modernos complejos lácteos del país, ha provocado el runrún en las calles de una provincia que, enfrenta además, problemas con el transporte interprovincial.

Que el Combinado Lácteo «Escambray» tenga problemas por falta de suministros para la elaboración de quesos y helados se nota ya en ese territorio, donde los cienfuegueros hacen maravillas para conseguir no ya queso, yogourt o helado, sino leche. Y si es leche en polvo, la búsqueda se torna angustiosa. El hallazgo, imposible.

Ello ha motivado que sus habitantes, a través de las redes sociales hayan desatado su imaginación y hasta se haya dicho que la Empresa de Productos Lácteos Escambray o algunas de sus unidades se trasladan a otro territorio del país. O que cierran sus puertas. O que ya las cerrraron.

Ante tales comentarios, Radio Cumanayagua conversó con Carlos Emilio Agramonte Reina, director general de la entidad, quien ofreció su valoración al respecto, entre consignas y culpas al «férreo bloqueo» – cita textual – y algún que otro golpe de optimismo en el pecho.

El funcionario admitió la escasez de la leche en polvo pero dijo que «estamos firmes al pie de la Revolución,» como si eso fuera paliativo a la alimentación de quienes deben recibirla diariamente en sus hogares.

«Es verdad que tenemos problemas en las producciones de nuestros surtidos por el déficit de leche en polvo», expresó el funcionario cubano y entre las causas mencionó en primerísimo lugar al embargo estadounidense. Este, según lo expresado por Agramonte Reina, es el responsable de que el país no haya podido destinar como había estado haciendo hasta el momento, cien millones de dólares para la compra de leche en polvo en el extranjero.

Para sustituir tales importaciones sin prescindir de ese alimento, el país de modo general, se volteó hacia el campesinado ganadero productor de leche; y entre las medidas adoptadas para suplir el déficit de leche en polvo está el pago de leche fresca a los ganaderos hasta a razón de 20 pesos el litro.

El funcionario aclaró que la mentalidad debe ser esa, la de no importar más leche en polvo por el gasto en divisas que esa actividad mercantil representa, pero es necesario suplir la demanda.

«En eso andamos; en suplir la demanda del pueblo; con deseos de producir más comida buscando alternativas y más firmes que nunca,» precisó.

No solo de leche en polvo viven los cienfugueros.

Un trabajo aparecido en el portal 5 de septiembre nos indica que no solo de problemas con la leche en polvo viven los cienfuegueros.

A este se suma el transporte.

El extenso artículo se resume en esto: De los $2.50 que se pagaba en los años 70´por un auto desde Cienfuegos a la ciudad de Santa Clara, el «ordenamiento» lo dejó en 350 CUP, vulnerando y hasta riéndose en su misma cara del llamado tope de precios establecido en la provincia en el mes de agosto del año 2020.

Leticia González Padrón, subdirectora provincial de Finanzas y Precios indica que “desde del primero de enero y hasta hoy está vigente el Acuerdo 247 del Consejo de Gobierno Provincial. Ese documento establece, por ejemplo, que la ruta Cienfuegos-Santa Clara en autos ligeros o máquinas cuesta 70 pesos; en camioneta 60, mientras el camión debe cobrar 40.”

Sin embargo, el problema no se circunscribe únicamente a esa ruta. Los cienfuegueros que viven en la calle y no detrás de buróes en oficinas señalan que la realidad es otra.

«Según reflejan quejas llegadas a la redacción del Cinco de Septiembre, pasajeros de Rodas, Cruces, Cumanayagua y otros usuarios del transporte privado manifiestan alarma ante el acelerón de los precios,» indica el rotativo.

Viajar de Rodas a Cienfuegos cuesta hoy por hoy cien pesos, cuando el tope establecido es «35 en el caso de las máquinas, 20 las camionetas y 15 el camión”.

El pasaje hasta Palmira desde la ciudad de Cienfuegos, en máquina cuesta ahora veinte pesos; en camión cuesta diez. Sin embargo, los autos que más abundan en las piqueras, los que por allí pasan y limpian, son los ilegales. Esos que hasta Cruces cobran – dependiendo del horario – entre 150 y hasta 300 pesos.

A Cumanayagua, territorio donde ya ni siquiera hay leche en polvo, el pasaje cuesta también 150 CUP, aunque lo que está establecido por el Acuerdo 247 es que el tope sea $35.

Tal vez quieras leer: Precios e inflación: esa soga que ahorca a los cubanos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+