Más Mipymes y turistas chinos: la «estrategia» para un 2024 mejor

Havana
nubes dispersas
35.2 ° C
35.3 °
35.2 °
49 %
1kmh
40 %
Vie
34 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
29 °
Mar
31 °

A escasos 16 días de que se acabe diciembre, parece que la profecía caneliana de que «el 2023 será un año mejor para todos los cubanos» ingresará en la famosa lista post 59 de promesas incumplidas en Cuba, mientras nos llega información de la aprobación de más pequeñas y medianas empresas, MIPYMES, en la isla; y la visita a China del Premier Manuel Marrero, enfocada básicamente en el interés de captar turismo chino – crucero incluido – para revitalizar el empobrecido sector turístico cubano, otrora locomotora de la economía en la isla.

En medio de la grave crisis económica que atraviesa Cuba, el gobierno cubano parece haber ideado una «estrategia» para mejorar el próximo año. Sin embargo, esta estrategia plantea más preguntas que respuestas.

El primer ministro cubano, Manuel Marrero, visitó recientemente China en busca de turistas asiáticos para la isla, dijo Expreso Info. Se ha anunciado la llegada de un crucero chino con base en La Habana y la construcción de un hotel con «características chinas». Aunque esto suena como un impulso al turismo, es apenas una curita en una gran herida.

La realidad es que Cuba necesita una transformación política e ideológica profunda. El régimen de La Habana no ofrece soluciones viables para su economía en crisis. La vida de los cubanos se ha vuelto más miserable, con escasez de alimentos y altos precios. Llenar la isla de Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) y atraer turistas chinos no resolverá los problemas fundamentales.

Cuba debe abrazar la democracia y abrirse al mundo para un cambio real. Las Mipymes son un parche en un sistema obsoleto, y el turismo chino no es la solución a los problemas estructurales. Es hora de que el gobierno cubano tome medidas reales para mejorar la vida de su pueblo. La verdadera estrategia para un 2024 mejor debe ser un cambio político e ideológico que permita a Cuba avanzar hacia un futuro más próspero y justo.

¿Alcanzarán las mipymes y los chinos para llegar – digamos – a un 2030 de bonanzas?

El plan nacional de Desarrollo Económico y Social 2030 de Cuba y la situación económica actual en Cuba:

La economía cubana ha enfrentado desafíos significativos en los últimos años, incluida la escasez de alimentos y la inflación. La apertura gradual a las pequeñas y medianas empresas (Mipymes) ha sido una medida para dinamizar la economía y brindar oportunidades de empleo.

De manera inmediata urge identificar áreas de mejora y ajustar las políticas económicas en consecuencia, en consonancia con el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030; una iniciativa del gobierno cubano que busca establecer las estrategias y objetivos para el desarrollo económico y social del país en el horizonte de 2030.

Uno de los principales desafíos que enfrenta Cuba es la necesidad de revitalizar su economía. Durante décadas, el país ha dependido en gran medida de la ayuda de otros países y el comercio con naciones aliadas, como lo fue en gran medida con el CAME hast el año 1990; o con Venezuela a partir de la llegada del movimiento chavista al poder. Sin embargo, las condiciones económicas han sido difíciles, y el embargo comercial de Estados Unidos ha tenido un impacto significativo en la economía cubana.

En el contexto actual y conocido ya por todos la fama de mala paga que tiene el gobierno cubano ya no tiene quién le fíe, y la pieza de cambio que tenía para pagar, la prestación de servicios mediante profesionales de la salud, cada vez se le «deteriora ideológicamente más», con cientos de profesionales de la salud abandonando sus misiones, ya sea en caminata migratoria por países de Centroamérica, o simplemente no regresando a la isla.

No parece existir un camino, una vez conocida también en el mundo la represión galopante que abraza el régimen cubano como signo identitario en los últimos tres años, para que la creación de Mipymes a tutiplén y la llegada de un turismo chino que supere los 5 millones anuales, sirvan como estrategia para revitalizar la economía cubana, pues lo que Cuba necesita es una transformación política e ideológica más profunda para lograr un desarrollo económico sostenible.

Cuba enfrenta desafíos significativos que requieren una revisión más profunda de su modelo político y económico. Y ello urge revisar, ya que hablamos de Mipymes, que no se tenga como política que, aquellos «mipymeros» que no estén interesados en aliarse con el gobierno sean sometidos a presiones constantes, por parte de la Seguridad del Estado para que cesen en su empeño de hacer una mypime y enfoquen su camino hacia los volcanes de Nicaragua.

El gobierno debería canalizar también el interés de miles de cubanos de no hacer una Mipyme en Cuba, sino de vender sus escasos bienes y largarse del país.

Esa verdad de Perogrullo, ese hueco habitacional, no lo podrán reemplazar los turistas chinos, por más que Marrero vaya a China, se arrodille e implore para que vengan.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+