Cada vez más difícil comerse un plato de arroz con frijoles en Cuba

Havana
muy nuboso
26.2 ° C
26.2 °
26.2 °
94 %
5.7kmh
75 %
Jue
30 °
Vie
28 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
31 °

Comerse o hacer un simple plato de arroz con frijoles en Cuba cuesta ya Dios y ayuda.

A juzgar por recientes reportajes y noticias aparecidas en los medios cubanos y en «informes» vistos a través de las redes sociales, cada vez será más difícil comerse en Cuba un plato de arroz con frijoles.

Una razón para esta afirmación la ofreció un campesino, quien dijo en un reportaje visto en la TV cubana que el gobierno paga el arroz a muy bajos precios y que eso «no da la cuenta». La otra razón tiene que ver con la desaparición misma de los frijoles; o su aparición en las llamadas tiendas Mypime a precios muy elevados, provenientes incluso del extranjero.

Gilberto Hurtado Bonilla, un campesino de la provincia de Cienfuegos, expresó su descontento en un reportaje televisivo sobre los bajos precios que el gobierno cubano paga por el arroz que produce, haciendo insostenible su cultivo bajo las actuales condiciones económicas.

Según él, el costo de producción, sumado a los precios irrisorios pagados por el gobierno, hacen que el cultivo de arroz no sea rentable. Además, los constantes problemas con el suministro de combustible y fertilizantes agravan aún más la situación, reduciendo la producción de uno de los alimentos básicos en la dieta cubana.

Por otro lado, los frijoles, otro componente esencial del tradicional plato cubano, han visto un incremento exorbitante en sus precios.

Una tienda online en Moneda Libremente Convertible (MLC), que opera bajo el auspicio del gobierno cubano, fue «delatada» recientemente por ofrecer un saco de frijoles argentinos de 50 kilogramos a 168.75 dólares (equivalente a 61.593 CUP según la tasa de cambio del dólar en el mercado informal.) Este frijol pertenece a la exportadora Agro World Argentina S.R.L. y según la ficha tiene un «alto contenido proteico», además de «nutrientes esenciales». Es además «bajo en grasas saturadas» y contiene «antioxidantes».

(Captura de pantalla © Portal web)

Esta cifra es astronómica considerando que el salario promedio en Cuba apenas alcanza para cubrir las necesidades básicas de una familia promedio; y además expone un problema y gasto de tiempo adicional y es este: que el régimen solo vende 100 dólares por persona (en caso de disponibilidad) en sus Casas de Cambios (Cadeca). Para adquirirlos se tiene que hacer una cola virtual, que en ocasiones demora meses.

La otra solución es ir al mal llamado “mercado negro” donde la oferta sería ilimitada pero a precios más altos, con el riesgo además – lo estamos viendo – de resultar estafados o asaltados incluso.

Esta situación de precios elevados y la escasez de productos básicos reflejan un panorama desolador para los cubanos que ya de por sí enfrentan una dura realidad económica.

El alto costo de los frijoles y la baja remuneración por cultivos como el arroz solo perpetúan el ciclo de inseguridad alimentaria en la isla. Las políticas gubernamentales, lejos de aliviar estas dificultades, parecen exacerbarlas, imponiendo más barreras para los agricultores y limitando el acceso a alimentos básicos a precios razonables para la mayoría de la población.

La situación se agrava aún más con la ironía de que el gobierno cubano, mientras impone precios prohibitivos a través de tiendas en MLC, critica los precios especulativos del sector privado, con su característica doble moral.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+