De la casa de Díaz-Canel a gobierno de Marianao: joven madre cubana no deja la protesta

Havana
muy nuboso
25.9 ° C
25.9 °
25.9 °
94 %
4.8kmh
65 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
30 °

Estanys Rodríguez, una joven madre cubana de 20 años, se ha convertido en el rostro de la desesperación y la protesta en Cuba tras plantarse en múltiples ocasiones frente a las autoridades gubernamentales para exigir mejores condiciones de vida para ella y su hija de dos años y medio, Kimberly. Sus acciones han captado la atención de la nación y subrayan la crisis humanitaria que enfrentan muchos cubanos en la isla.

El pasado jueves, esta joven madre cubana se presentó, sola, aunque acompañada de su hija, en la residencia del gobernante Miguel Díaz-Canel en La Habana, pidiendo soluciones a su precaria situación.

De allí fue «despachada», pero horas después se volvió a presentar, pero esta vez acompañada con otras madres.

El desespero de estas madres obligó a la Seguridad del Estado a ampliar el anillo de protección del llamado «Puesto a dedo», sin que hasta ahora se conozca qué efecto ha tenido «el atrevimiento» de esta joven madre cubana y de las otras, de aparecerse en la casa del presunto máximo dirigente del país.

Lo que se sabe es que no ha recibido respuesta de Díaz-Canel, y por tal motivo – sabe Dios si «aconsejada» de que primero debería quejarse en el Gobierno del municipio donde reside – la joven madre cubana decidió llevar su caso al gobierno municipal de Marianao, denunciando la falta de atención y la inacción de los funcionarios.

Durante una transmisión en vivo por Facebook, Rodríguez declaró: «Aquí a ningún dirigente se le ha caído la casa ni pasa trabajo», criticando la indiferencia de las autoridades frente al sufrimiento de muchos ciudadanos, y mostrando las diferentes escalas de la vida, y las diferencias claras en el vivir entre funcionarios y gente de a pie.

Rodríguez, quien ha enfrentado amenazas y represalias por sus protestas públicas, reveló que la única comida que pudo ofrecer a su hija en días recientes – precisamente el día que ya no pudo más y se apareció en casa de Díaz-Canel – fue un refresco instantáneo de mango debido a su incapacidad económica para comprar alimentos más nutritivos.

La revelación hecha por esta joven madre cubana ha puesto de relieve la grave situación alimentaria que afecta a numerosas familias cubanas, exacerbada por una inflación galopante y la escasez crónica.

La situación de Rodríguez es aún más crítica ya que su hija, Kimberly, está registrada para recibir una dieta especial debido a su bajo peso, pero los alimentos prometidos por el gobierno raramente llegan.

«Mi niña come lo que aparezca, pero a veces no tengo cómo comprarle comida», explicó la joven madre cubana quien lució más que angustiada durante una entrevista.

El caso de Estanys Rodríguez y su hija es emblemático de los desafíos que enfrentan muchas madres cubanas que luchan por proveer lo básico para sus hijos en medio de una crisis económica que parece no tener fin. La falta de soluciones y el aparente desinterés del gobierno en abordar estas urgencias han llevado a Rodríguez y a otras madres a tomar medidas extremas para hacer oír sus voces.

En un país donde la disidencia a menudo se encuentra con represión, la determinación de Rodríguez de luchar por sus derechos y los de su hija ha resonado con muchos cubanos que enfrentan situaciones similares.

A pesar de las amenazas, esta joven madre cubana promete continuar su lucha, subrayando que «no puede esperar a ser pisoteada» mientras su hija sufre.

tal vez quieras leer: Alex Duvall se compra su primer carro en Cuba: “Los sueños se cumplen”

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+