Luisa María Jiménez sobre su “pelea” con Jacqueline Arenal: “Se desató un rumor”

Havana
nubes dispersas
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
79 %
2.6kmh
40 %
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
30 °
Dom
27 °

La actriz cubana Luisa María Jiménez se sinceró sobre los mitos que existen detrás del rodaje de la popular telenovela “Tierra Brava” y la presunta relación de odio y rivalidad con su antagonista, Jacqueline Arenal (Verena Contreras).

“No sé por qué se desató un rumor sobre mí y Jacqueline Arenal”, dijo la eterna Lala Contreras en entrevista reciente con la plataforma OnCuba.“Comentaban que ambas nos teníamos un severo odio, que no nos llevábamos bien”.

Luisa María Jiménez asegura que esos rumores eran “absolutamente falsos” y que, tanto en ese momento como ahora, su relación con Jacqueline Arenal es impecable. “Creo que la gente creyó tanto en las desavenencias entre Verena y Lala que las hicieron verdaderas; no le veo otra explicación”, comentó al respecto.

Un verdadero desafío para ambas actrices, que hacían de medias hermanas, ocurrió al momento de filmar su gran pelea. “En una escena, de noche, nos fajábamos a golpes, teníamos que caer enredadas por tierra, como dos gatas”, recordó.

“No lográbamos hacerla por la risa que nos daba rodar una encima de la otra. Parecía que estábamos haciendo el amor. Nos dieron las 4 de la mañana tratando de completarla. Fue motivo de risas durante muchos días y aún la recuerdo”, dijo la artista, que por estos días se encuentra en Europa visitando a hija y nietos.

También reveló que durante el tiempo que duró la grabación de la telenovela “sucedieron cosas tremendas, que ni siquiera uno puede explicar”. Mencionó accidentes con los caballos, incomprensiones, posturas muy incómodas que te ponían a prueba.

“Cuántas cosas no suceden en una larga producción, pero nada de eso pudo impedir que llegáramos a buen término con este maravilloso trabajo y el éxito posterior de la novela”, zanjó.

La actriz señala a la fama como culpable de estos rumores y especulaciones. Después de que Tojosa la catapultara al reconocimiento público, llegó Lala y el éxito de Luisa María sencillamente fue abrumador, como ella misma lo describe.

“La fama te transforma en alguien diferente. Cuando te llega pasas a ser el centro de todas las cosas, un referente para todo el mundo, inspiración y mucho más; pero es un arma de doble filo, es abrumadora, incómoda y desesperante. Se pierde la privacidad y surgen cuentos y fantasías sobre ti que jamás pensaste. Se magnifica tu mundo y fácilmente se distorsiona tu realidad. La gente quiere que tú seas su mito, su ideal. Muchas madres me decían que sus hijas se parecían a mí y las llamaban “Tojosa”. Salir a la calle era prácticamente un infierno”.

Luis María Jiménez aclara que agradece, no obstante, la oportunidad de ganarse el reconocimiento del público cubano, “pero esto hay que vivirlo para entenderlo”, dijo. “La gente es muy apasionada y se olvida de que eres un ser humano con tus propios problemas”.

“Las historias que se fabrican sobre ti cuando eres una figura pública son increíbles. Te benefician lo mismo que te perjudican. Pasas a ser un objeto de placer y satisfacción para el público. Es complicado y, por eso, algo que ningún artista puede dejar de tener presente es que con la misma fuerza que hoy te aman y te idolatran, mañana pueden odiarte y hasta olvidarte”, señaló.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+