Cómo fue que se desapareció el pescado en Cuba y apareció en otros países

Havana
muy nuboso
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
94 %
1.5kmh
75 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
31 °

La industria pesquera cubana ha experimentado cambios significativos desde los años 1960 hasta la actualidad; pero si Ud. quiere conocer cómo fue que se desapareció el pescado en Cuba – y los peces de sus mares adyacentes -, y desea saber cómo fue que aparecieron en supermercados de otros países, pues continúe leyendo.

Años 60

En los años 1960, la pesca en Cuba estaba fuertemente controlada por el estado y toda la actividad de comercialización de productos pesqueros dependía de ECOPEMAR, una entidad que compraba la producción de las cooperativas y la Flota Estatal de Pesca para su industrialización o distribución al consumo final. En 1965, de las 40.000 toneladas capturadas, 20.000 se destinaron a la comercialización en fresco, 15.000 a la congelación y 5.000 a la elaboración de conservas, según datos de la FAO.

El valor de las importaciones de productos pesqueros siempre ha superado al valor de las exportaciones en Cuba, y este déficit creció de $1.314.000 en 1960 a $12.702.000 en 1964​1​. El principal producto de exportación fue la langosta, con las ventas más altas en 1959 y 1960, pero luego las exportaciones sufrieron una caída drástica debido a la pérdida de mercados tradicionales. En 1965, las exportaciones se recuperaron gracias a la apertura de nuevos mercados en Canadá y Francia para la venta de langostas en lata​. Además, se consideró que Cuba tenía potencial para desarrollar con éxito otros productos de exportación, como el carey, la esponja, los ostiones y los camarones​​.

Las exportaciones pesqueras totales llegaron a $3.385.000 en 1965, de los cuales el 71% correspondía al valor de la langosta​​. Durante los primeros años de la década, las importaciones de productos pesqueros sufrieron una drástica disminución como consecuencia de la reorientación del comercio exterior. Las principales importaciones en esos años fueron el bacalao seco y la sardina enlatada. A partir de 1963, las importaciones se recuperaron gracias a un acuerdo con la Unión Soviética, que permitió la entrega en puertos cubanos de pescado fresco, como merluza, Saida y Pikcha, así como bacalao seco o en salmuera y sardinas para ser elaborados posteriormente en industrias cubanas​​.

En lo que respecta a las importaciones, durante los años 1960 a 1962, las importaciones de productos pesqueros sufrieron una drástica disminución. Sin embargo, a partir del año 1963 se observó una fuerte recuperación de las importaciones debido al convenio que se firmó con la Unión Soviética.

En cuanto al consumo de pescado por parte de la población cubana, este se vio fuertemente afectado por los cambios en el comercio exterior que acompañaron a la implantación del nuevo régimen de Gobierno en los años 1960​​.

Comparando esta situación con la actualidad, se indica que en 2023 la pesca en Cuba generó 66,43 millones de dólares, lo que supone un incremento significativo con respecto a las cifras de los años 60​.

Pero, a pesar de los incrementos en la inversión en el sector pesquero desde 2017, la visibilidad de los productos del mar sigue siendo baja dentro de la isla en 2023​​.

Claria y Tenca

Según información proporcionada por Diario de Cuba, a raíz de las declaraciones de la viceministra de la Industria Alimentaria de que los mares cubanos no tienen suficientes peces para satisfacer el consumo de los cubanos, se ha descubierto que en Cuba existe producción pesquera; sin embargo, no está destinada a los habitantes de la isla, sino que se exporta a otros países.

A pesar de la existencia de producción pesquera en Cuba, el consumo de pescado por parte de los cubanos ha disminuido significativamente a lo largo de los años. Según datos del Ministerio de la Industria Alimentaria (MINAL), citados por Diario de Cuba, el consumo promedio de pescado por persona en Cuba es de solo 8,3 libras (3,8 kilogramos) al año, lo cual está muy por debajo de las recomendaciones mínimas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 26,4 libras.

Según Pedro Vázquez, trabajador de la industria de comercio en Cienfuegos por más de 35 años, lo que sale a las pescaderías en esa ciudad, una ciudad de mar con una larga data de exportaciones pesqueras y naves refrigeradas para el almacenamiento de productos pesqueros congelados, es tenca y claria.

«Y los subproductos de otras especies. Por ejemplo, se elaboran croquetas y hamburguesas, de bonito, pargo, cherna, pero eso es un 0,01% de pescado y el resto es harina. Bueno, cuando hay harina,» dijo vía telefónica.

Para la mayoría de los cubanos está claro que, a pesar de que hay producción pesquera en Cuba, esta no está destinada al consumo interno y se exporta a otros países.

El portal de noticias independiente cubano señala que en 2022, Canadá importó productos de los mares cubanos por un valor de 9,44 millones de dólares, mayoritariamente peces vivos, pero sin dudas una disminución en comparación con años anteriores.

China es otro de los principales compradores de especies marinas de Cuba. En 2022, China importó 28,24 millones de dólares en animales marinos de Cuba; una caída con relación a las importaciones en 2020 y ninguna compra en 2021, producto de la pandemia de COVID-19.

España también es un mercado importante para la pesca cubana. En el citado año de análisis (2022) España compró productos del mar cubanos por un valor de 28,75 millones de dólares, estableciendo una cifra récord y superando las importaciones de años anteriores.

Estos no son los únicos países a los que Cuba exporta productos pesqueros, pero en conjunto, Canadá, China y España representaron un total de 66,43 millones de dólares en el año pasado.

Presente y perspectivas

La industria pesquera en Cuba ha experimentado desafíos significativos que han limitado su capacidad para satisfacer la demanda de la población. La inversión en la pesca se ha incrementado desde 2017, pero esto no ha resultado en un aumento correspondiente en la oferta de pescado. En 2021, la inversión en pesca representó el 0,6% de la inversión total en Cuba, pero la cantidad de pescado capturado disminuyó de casi 30,000 toneladas en 2015 a menos de 20,000 toneladas en 2021, señala también Diario de Cuba en otra nota.

​Una de las razones de esta disminución es la baja densidad de especies de plataforma, que son las especies de peces que viven en los arrecifes y otras estructuras submarinas cerca de la costa.

Además, las restricciones internacionales de zonas de pesca y la descapitalización del sector pesquero han contribuido a la disminución de la pesca​.

En el pasado, Cuba tenía una flota que pescaba en aguas internacionales y recibía alrededor de 100,000 toneladas de pescado anualmente. Sin embargo, hubo una retirada gradual de esta flota a partir de 1992 y para 2002, prácticamente no quedaba activa ninguna de estas flotas​​. Además, los recursos pesqueros de la plataforma cubana han disminuido significativamente. Aunque se aprobó una Ley de Pesca en 2019, esta no prevé incrementos de capturas marinas​​.

tal vez quieras leer: Cuba le quiere comprar pescados a Maine, en EE.UU.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+