Más de 400 adolescentes dieron a luz en 2023 en una provincia cubana

Havana
nubes dispersas
32.2 ° C
32.2 °
32.2 °
70 %
6.2kmh
40 %
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
30 °
Dom
27 °

Un total de 420 menores de 18 años dieron a luz en Sancti Spíritus solo en 2023, lo que la ratifica como una de las provincias cubanas con mayor índice de embarazo en la adolescencia.

De esas adolescentes 365 tuvieron su parto en la Maternidad provincial, “una por día, en términos matemáticos” y “una realidad preocupante”, según informó el periódico oficial Escambray. 

El doctor Manuel López Fuentes, especialista de primer grado en Neonatología y responsable del Comité de Morbilidad Continua en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital Provincial General ‘Camilo Cienfuegos’, precisó al diario local que el mayor porciento de los más de 400 recién nacidos ingresados el pasado año con antecedentes de un Crecimiento Intrauterino Retardado lo aportaron madres de entre 13 y 15 años de edad.

Asimismo Escambray reveló que algunas de las causas de los decesos de los ocho bebés fallecidos el año pasado en Sancti Spíritus se relacionaron con “complicaciones propias” de un embarazo precoz.

En tal sentido, el reporte recordó que entre las madres adolescentes es más común ver partos prematuros o bebés con bajo peso al nacer. Es decir, que se trata de “una edad extrema”, en la que puede verse afectada “la calidad del embarazo” y, por ende, aumentan la morbilidad, los ingresos y las atenciones médicas.

Sobre la misma cuerda, desde la prensa oficialista espirituana admitieron que las prácticas sexuales desprotegidas se han incrementado “en grado sumo” debido al “desabastecimiento de preservativos” en las farmacias. 

Si bien el texto achaca a “la casa y la escuela” la “mayor cuota de responsabilidad” en los embarazos en la adolescencia, reconoce que es “una realidad la deficiente educación integral de la sexualidad”. 

Lo anterior también lleva a que cada vez sea mayor el número de abortos en la adolescencia.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud Pública en 2023 la tasa de embarazos en la adolescencia en el país fue de un 19,7%. Con un 20,1% Sancti Spíritus no solo supera el promedio nacional, sino que tres de sus municipios sobrepasan la media provincial: La Sierpe (23,7%), Jatibonico (21,8%) y Cabaiguán (20,6%).

Otros territorios como Granma, Isla de la Juventud, Holguín y Las Tunas también se colocaron por encima de la media nacional de embarazos en la adolescencia el año pasado.

Durante una de las sesiones del Parlamento cubano en julio de 2023 se reveló que para entonces el 18,9% de los nacimientos del año en la isla correspondía a menores de entre 12 y 19 años de edad.

Ante un contexto de envejecimiento poblacional y una tasa de fecundidad de 1,41 hijos por mujer, el doctor en Ciencias Antonio Aja Díaz, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana, resaltó entonces que “buscar más nacimientos no puede ser a costa de la fecundidad adolescente”.

A decir de Aja Díaz, el embarazo en la adolescencia es un “problema social, disfuncional en la fecundidad cubana y presente en más de 90 municipios del país”, detrás del que “hay problemas familiares, que se transmiten entre generaciones”.

El especialista también destacó que, aunque el Código de las Familias eliminó el matrimonio en la adolescencia, no suprimió la unión de adolescentes con hombres de mayor edad.

Arelys Santana Bello, presidenta de la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y los Derechos de Igualdad de la Mujer de la Asamblea del Poder Popular subrayó en la misma reunión que en Cuba “existen barreras de acceso de las y los adolescentes a servicios de salud sexual y reproductiva”.

“La influencia de las inequidades de género impacta no solo en la decisión de adolescentes de continuar el embarazo”, sino “desde la iniciación sexual, cada vez a edades más tempranas de la vida, e incluso limitan la negociación en cuanto a la anticoncepción”, apuntó la parlamentaria.

Al mismo tiempo, “las adolescentes usan menos la anticoncepción que las mujeres de edad más avanzada”, más ante las carencias que dificultan el acceso a métodos convencionales y sencillos como el uso del condón.

A tenor con Santana Bello, a mediados de 2023 eran más comunes los embarazos tempranos en adolescentes mestizas y negras, residentes en viviendas con bajos ingresos y condiciones precarias en entornos rurales, y desvinculadas del estudio y el trabajo.

Al cierre de 2022 Cuba tenía una tasa de fecundidad adolescente de 50,6 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 19 años, pero Las Tunas, Granma, Guantánamo, Camagüey, Santiago de Cuba y Ciego de Ávila superaban ese indicador y todas, menos Guantánamo, eran “provincias con más defunciones que nacimientos”.  

El propio José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, confirmó que, dentro de la fecundidad adolescente, es cada vez mayor el incremento de embarazos en menores de 15 años.

Según datos oficiales en un año: de junio de 2022 al mismo mes de 2023, la fecundidad adolescente entre los 12 y 14 años en Cuba se incrementó de un 3,8% a un 5,4%.

Como botón de muestra sirve saber que en 2020 369 niñas cubanas menores de 15 años se convirtieron en madres, una cifra que en 2021 subió a 381.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+