Cubanos emigrados continúan recibiendo alimentos por la libreta «gracias» a la mala gestión de la OFICODA

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
0.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °

La situación de los cubanos que, a pesar de estar fuera del país, presos o incluso fallecidos, aún están registrados en la Oficina de Control para la Distribución de los Abastecimientos (OFICODA) y sus familiares continúan recibiendo alimentos subvencionados del gobierno en las bodegas vuelve a saltar a la palestra pública.

En más de una ocasión la prensa oficialista ha señalado que esta situación está teniendo un impacto económico, ya que se considera que estas personas no deberían seguir beneficiándose de la libreta de abastecimiento al no estar físicamente en Cuba, o estar – digamos – bajo régimen carcelario, donde se le dan «gratis» los alimentos.

Esta controversia ha llevado a debates sobre la necesidad de revisar y actualizar los registros de consumidores para garantizar que los beneficios lleguen a quienes realmente los necesitan.

En mayo del 2021, el periódico oficialista Escambray informó sobre este tema: el de los cubanos que están en el exterior y continúan recibiendo beneficios de la libreta de abastecimiento.

Funcionarios entrevistados indicaron al medio oficialista que el Gobierno cubano había instado a dar de baja a quienes están fuera del país, fallecidos o presos en la Oficina de Registro de Consumidores (OFICODA), y al abordar el tema dijeron que estos cubanos han estado «desangrando» la economía.

Tan solo en Sancti Spíritus, más de 12,400 personas en el extranjero seguían adquiriendo productos subvencionados a través de familiares o amigos, al momento de la publicación del trabajo.

Ahora se vuelve sobre el asunto, y es otra vez el mismo diario quien lo aborda.

Lo «extraño» de este nuevo reportaje, es que la cifra es la misma: 12,400.

¿Habrán reciclado un trabajo antiguo; o es que el problema persiste? ¿Serán «los mismos» 12 mil 400; o serán otros «nuevos» 12, 400 beneficiados con una subvención que no le corresponde?

En espera de esa aclaración, lo que se conoce es que otra vez la Oficina de Control de Distribución de Alimentos (Oficoda) en Sancti Spíritus, Cuba, ha identificado que más de 12,400 personas que han emigrado del país y que siguen recibiendo la cuota de la canasta básica a través de la libreta de abastecimiento.

Resulta que en el 2021 dijeron que «se están intensificando los controles para corregirla» y que «para abordar esta problemática, se está digitalizando el registro de consumidores con el objetivo de prevenir futuras irregularidades.» Sin embargo, dos años después, esta situación que ha sido considerada desde el gobierno como una violación grave, continúa manifestándose.

Es decir: que a pesar de «las medidas tomadas» y la digitalización, el cuartico está igualito.

Según «explican» ahora, la inestabilidad con las administraciones en las bodegas, debido a la alta rotación de estos puestos – implícitamente reconocen que los administradores de las bodegas no duran mucho en el cargo, muy probablemente asociados con fenómenos de robo y corrupción – contribuye al descontrol, tanto en las libretas, como en la entrega de productos.

Señalan casos de libretas repetidas, familias con múltiples libretas, núcleos falsificados y fallecidos que aún figuran en las listas tras años.

El diario oficialista plantea que la situación ha afectado la disponibilidad de alimentos en algunas bodegas, generando preocupaciones entre los consumidores.

La baja en el Registro de Consumidores puede ser permanente o temporal, y es un trámite que se realiza en la Oficina del Registro de Consumidores (ORC) para ajustar la composición del núcleo familiar que recibe los productos subvencionados. Sin embargo, algunas familias optan por demorar el trámite; mientras que otros, más vivos como Michael Paz, han optado por hace regalitos y recargas telefónicas a cada rato en la oficina de la OFICODA correspondiente a fin de que, su madre, recién mudada a un nuevo barrio, continúe recibiendo sus alimentos que le dan por la libreta, a pesar de que, desde el año 2022, Michael pasó a pie la selva del Darién, y se internó a mediados de año en territorio de los Estados Unidos.

Mientras, a algunos vivos, que aún residen en Cuba, como el conocidísimo profesor Manuel Calviño, les han dado de baja. O a otros, como Nara Miranda el DTI les roba la libreta.

tal vez quieras leer: Manuel Calviño dice que Oficoda «por error» le dio baja de libreta de abastecimiento

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+