Cayo Largo del Sur será de Sunwing, Blue Diamond y Canadá

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
0.5kmh
40 %
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
30 °

No va a ser fácil reflotar en el mapa turístico cubano a este hermoso islote de Cayo Largo del Sur, condenado, entre otras cosas, por no tener conexión vía terrestre con la isla de Cuba.

Blue Diamond Resorts de Sunwing Travel Group será responsable de administrar los once hoteles existentes en Cayo Largo del Sur, un islote turístico inaugurado en el año 1981 frente a la costa sur de Cuba y que, durante 40 años pasó, de tener decenas de vuelos semanales, procedentes de países como Inglaterra, Argentina, Italia, Alemania y Canadá, a recibir solo, prácticamente, turistas canadienses.

Durante cuarenta años, entre mosquitos perennes e incomunicación terrestre con la isla mayor, Cuba, que acrecentaban semana tras semanas los problemas de abastecimiento al cayo, nunca llegó el añorado despegue turístico del islote, ese que ahora, tras culminar el evento «Sunwing Loves Cuba», espera renacer como el Ave Fénix.

Lo curioso es que lo hará – o lo intentará – con Sunwing, una agencia que hace diez años apenas si tenía turistas en Cayo Largo del Sur, y que opera un segmento muy distinto a la de la tradicional y prácticamente dueña de todos los vuelos procedentes desde Canadá, Air Transat.

El acuerdo durará diez años, y durante ese tiempo, Blue Diamond operará un total de 1,348 habitaciones. La cadena se ha convertido rápidamente en el segundo grupo hotelero más grande de la isla, solo por detrás de la española Meliá. Cuba, además, es es el destino más grande de Sunwing, y Sunwing es la fuente de turistas más grande de Cuba.

Uno de los grandes atractivos de Cayo Largo del Sur es la visita a Cayo Iguana, donde cientos de estos animales viven y se reproducen en un entorno natural y hasta amigable con los seres humanos que los visitan. Foto: Slavek Stepczynski

Con tan «buenos referentes», se esperaría empero un producto de alta calidad y eso es lo que nunca ha podido ofrecer Cayo Largo del Sur, donde excepto un par de honrosas excepciones, todos sus directivos hoteleros, gerentes y managers, más que capacitados en hotelería son miembros del Partido Comunista de Cuba, y responden a los intereses políticos del gobierno.

El acuerdo entre ambos grupos se hizo público en mayo, pero el evento y la firma se celebró ayer en Toronto.

La única verdad, si acaso, expresada por el vicepresidente ejecutivo de asociaciones estratégicas de Sunwing, Eric Rodríguez y por el director general de Blue Diamond Resorts, Mohamad Fawzi, cuando se les preguntó sobre la oportunidad que representa Cayo Largo del Sur para Sunwing, es que Cayo Largo «es un gran destino, muy conocido en Quebec».

Eric Rodríguez, vicepresidente ejecutivo de asociaciones estratégicas de Sunwing Eric Rodríguez y el director general de Blue Diamond Resorts, Mohamad Fawzi. Foto: TravelPulse.ca

Los ejecutivos dijeron que están interesados en «volver a poner a Cayo Largo en el mapa (turístico)», una frase que evidencia cuan alejado está Cayo Largo del Sur de sus días de gloria.

La mejor noticia del evento fue el anuncio hecho por Mohamad Fawzi, quien señaló en entrevista a la revista TravelPulse que Blue Diamond planea construir una propiedad Royalton de 250 habitaciones en Cayo Largo, con una fecha de apertura de 2025-2026, una noticia muy similar a la que corrió en boca de todos los trabajadores y directivos de Cayo Largo del Sur, cuando cierto Jeque Árabe, multimillonario, visitó Cayo Largo del Sur, conoció Playa Paraíso y dijo que pondría todo el dinero necesario para construir allí, frente o bien cerquita de la playa, el mayor hotel de Cayo Largo del Sur, algo que nunca se concretó, no se sabe si porque la frase fue dicha tras una borrachera, una ingesta de langosta o porque al Grupo Gran Caribe, al MINTUR o al gobierno cubano, no les interesó el acuerdo con «el jeque».

Como noticia trascendental también trascendió que los hoteles existentes se renombrarán con banderas Blue Diamond, incluidos Grand Memories, Sanctuary at Grand Memories, Memories y Starfish.

Es decir, que ya no serán «Pelícano», «Isla del Sur», «Iguana» o «Lindamar», sino que tendrán otros nombres.

Empero, la mejor noticia tal vez llegue para sus trabajadores, que cansados de trabajar durante 20 días consecutivos en turnos diarios de doce horas, para turistas que no dan propina, recibirán a los canadienses, los únicos turistas que, durante décadas han sido los que tradicionalmente han contentado los empobrecidos bolsillos de los trabajadores del bellísimo islote.

tal vez quieras leer: ¿Se refugian en Cuba millonarios rusos con sus yates?

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+