Arrestan a joven en Miami por vender falsos permisos de estacionamiento

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
94 %
1.5kmh
20 %
Dom
28 °
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
25 °

Nicole Cardona, de 26 años, joven residente en el suroeste de Miami-Dade fue arrestada por la policía de Miami Beach este jueves, y está siendo acusada de vender fraudulentos permisos de estacionamiento para discapacitados. Como muchos conocen estas placas le permiten a las personas desahil¡bilitadas o con problemas de movilidad parquear en sitios donde otras personas no pueden hacerlo.

Fue a través de unna operación encubierta efectuada por la policía de Miami Beach que se logró obtener el arresto de la joven, quien a pesar de su corta edad ya – presuntamente – ha logrado «méritos» para ser considerada una violadora de la ley.

La joven vendió placas de estacionamiento para discapacitados; y dice la oficina de la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle, que estos permisos especiales fueron obtenidos de manera fraudulenta. Según dijo, la joven vendía cada uno hasta por $200 dólares, según cita el diario Local 10 News, desde el sur de la Florida.

Lo interesante del caso por el que la policía arrestó el jueves a la joven, es que esta lograba vender permisos de estacionamiento para discapacitados, pero completos. Es decir, cada permiso tiene un requisito y ella los logró conseguir todos. O burlar todos.

Mediante firmas médicas falsificadas, se lograron obtener los permisos para «sus clientes». Permisos que permiten disfrutar a esas personas de opciones más amplias y sin costo, otorgadas por el Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida.

La investigación comenzó en noviembre de 2021, cuando un detective de la policía de Miami Beach notó que un conductor salía de un vehículo estacionado en un lugar reservado para personas con carteles de estacionamiento para discapacitados, dijeron las autoridades y presuntamente caminaba mejor que un campeón de marcha olímpico.

A pesar de que el auto mostraba un permiso, las circunstancias parecían “sospechosas”, dijo la oficina de Fernández Rundle.

Luego, vino lo peor. Según dijo la oficina de Fernández Rundle en un comunicado de prensa, “la policía de Miami Beach y los funcionarios del gobierno de Miami Beach se han visto inundados con quejas de los residentes (haciendo referencia) a los conductores que abusan de los carteles de discapacitados para estacionar en vecindarios residenciales permitidos por períodos de tiempo ilimitados”. Es decir: muchas personas se quejaron de que había muchos autos con el famoso permiso de estacionamiento. Daba la impresión de que eran demasiados y esto levantó sospechas.

El caso clave, sin embargo, fue el del policía que vió al conductor sin problemas bajarse de un auto parqueado en un sitio preferencial y que disponía de un permiso de estacionamiento. El conductor resultó arrestado, y de acuerdo con la orden de arresto, este le dijo primero al detective que el permiso pertenecía a su abuela, pero luego, seguramente temiendo que la mentira le fuese descubierta, dijo que le pagó a un médico para que se lo consiguiera, admitiendo que la placa fue emitida a su nombre.

Ahí fue cuando comenzó a desenredarse la madeja. El policía le preguntó cómo había sido posible y el hombre le contó como un compañero de trabajo le comentó que conocía a alguien que podía resolverle el falso permiso de estacionamiento.

Según contó cuando le dieron el contacto llamó, y por $150 dólares negoció el permiso de estacionamiento falso. El informe indica que la persona a la que llamó era la joven Nicole Cardona.

El chofer posteriormente le dijo a los investigadores que comenzaron a desarrollar el caso que no sabía el nombre de Cardona pero que aún tenía su número de teléfono. Contó también que cuando la llamó, esta le pidió que le enviara su licencia de conducir y alguna información de tipo biográfica. Posteriormente le indicó un lugar de encuentro, donde le entregó un formulario en papel, completo con la firma de un médico falsificado, y le dijo que con ese papel ya podía ir a las oficinas de la licencia de conducción para obtener su permiso de estacionamiento para discapacitados.

Ante las evidencias la policía decidió preparar a dos agentes encubiertos. Estos llamaron a la joven Cardona y esta repitió el modus operandi, excepto que pidió en este caso $200 dólares, y que le fueran enviados por la aplicación CashApp.

Recibido el dinero la joven fue al encuentro de los agentes encubiertos y les dio los formularios con la firma de dos médicos diferentes.

La policía luego entrevistó a los dos médicos cuyos nombres figuraban en las solicitudes y ambos se deslindaron de la responsabilidad. Dijeron que ellos «solo aprobarían permisos de estacionamiento para discapacitados en circunstancias limitadas,» según puede leerse en la orden de arresto.

“(…) esta empresa que supuestamente involucró la falsificación de firmas de médicos en documentos oficiales, es un acto criminal e impacta la vida diaria de numerosos residentes que viven en la ciudad”, dijo la fiscal Fernández Rundle.

La joven Nicole Cardona enfrente ahora cargos por delitos graves de esquema organizado para defraudar, uso delictivo de un registro público o información de registros públicos y falsificación, además de un cargo de delito menor por hacer declaraciones oficiales falsas.

Los funcionarios no especificaron cuántos permisos de estacionamiento fraudulentos vendió la joven.

tal vez quieras leer: Cubanos: Siete meses en EEUU y ya cometen delitos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+