Arden las redes por cuadro que hiciera pintor cubano de Daymé Arocena: «lo menos que pueden hacer es retirar la obra»

Havana
nubes dispersas
35.2 ° C
35.3 °
35.2 °
49 %
1kmh
40 %
Vie
34 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
29 °
Mar
31 °

Nelson Domínguez, pintor cubano y Premio Nacional de las Artes Plásticas, está siendo duramente cuestionado en las redes sociales por pintores, críticos de arte, activistas… a raíz de una pintura suya hecha a la excepcional cantante cubana Daymé Arocena, y que se exhibe aún en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, sin que a ninguna de las autoridades de Cultura en la isla, se le haya ocurrido siquiera, descolgarla de la pared.

La obra, parte de una colección a artistas, músicos e intérpretes del jazz muestra a una Daymé fusionada con un cuerpo de gallina cacareando y aleteante, en lo que se suponía fuese un homenaje a la fenomenal cantante.

Para algunos, Nelsón intentó encontrar un híbrido entre su obra, llena de artificios, con el expresionismo de Antonia Eiriz, pero el resultado ha generado polémica, por decirlo «suavemente».

A raíz del mismo, el destacado crítico de arte Hamlet expresó que se sintió bien molesto por la obra, y argumentó:

«Si un artista se va a inspirar en la obra de otro artista, en este caso para hacer un retrato, lo menos que puede hacer es estudiar el carácter, el carisma, el espíritu, la singularidad, etc, entender la obra del artista que se pretende homenajear, y representarle con respeto, creatividad, mediante una idea poética o una metáfora bien pensada.»

Luego, agregó:

«En este caso no, en este caso lo que vemos es una animalización grosera y grotesca de una gran artista, una mujer con una gran voz y un gran carisma en el escenario. Una mujer que rompió con todos los estereotipos del mundo de la música y el espectáculo y se ha impuesto a base de talento y coraje, siendo hoy una de las grandes estrellas del jazz en Cuba.»

Hamlet se cuestionó duramente si Daymé Arocena «merece ser reducida a una gallina», y dijo que el «retrato» hecho por Nelson Domínguez de Daymé «es una verdadera falta de respeto que no puedo pasar por alto.»

«Mi responsabilidad como crítico de arte no me lo permite,» añadió.

Sin embargo, consideró que no hubo «mala intención por parte del artista», pero cuestionó que «ni el artista ni la curadoría ni los organizadores de un evento de tal magnitud como el Jazz Plaza, se percataron, se dieron cuenta de las implicaciones éticas, del mal gusto de una obra así», y dijo que «todos son responsables».

«(…) lo menos que pueden hacer es retirar la obra y disculparse con Daymé,» argumentó.

Sin embargo, no pocos han cuestionado la «inocencia» de Domínguez, teniendo en cuenta de que Daymé Arocena no ha sido especialmente benévola con el gobierno cubano en los últimos tiempos.

La propia Daymé Arocena, en un post lleno de belleza, expresaba en el día de ayer:

«Si me preguntan cuál es mi sueño, diría que inspirar a la gente a quererse y disfrutarse como son….

El viaje como mujer latina, negra y gorda ha sido indescriptiblemente difícil:

Transitar por donde yo he transitado puede ser destructivamente doloroso, cuando creces dentro de una sociedad donde ser todas las cosas que eres raras veces se asocia con la belleza.

A mí me ha tocado construir y ser mi propio referente. Por eso me miro en el espejo y me enorgullezco de lo que soy. Ojalá que mi amor propio sirva de luz y guía para quienes lo necesiten….»

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+