Cubanos en Miami y «lo que está trayendo el barco»

Havana
nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
83 %
6.2kmh
100 %
Sáb
26 °
Dom
28 °
Lun
27 °
Mar
27 °
Mié
24 °

Decenas, cientos, miles de cubanos recién llegados por la frontera o en bote a Miami traen sobre sus espaldas enormes deseos de trabajar; una responsabilidad por echar hacia adelante, sacar a flote sus familias, vivir una vida digna, superarse social y económicamente. Otros, a juzgar por noticias recientes vienen sencillamente a inventar. A seguir viviendo del cuento y la pirofláutica.

Lamentablemente estos últimos, suelen hacer más ruido y son a menudo tropic de noticias, aunque a cada rato se cuela también una buena historia, como la de la joven cubana que toca su violín en las calles de Miami para ganarse unos pesos, y que se hiciera viral hace algunos meses.

Los más – como se diría en buen cubano – son como ese joven que se hizo viral a finales del pasado año en un video, cuando mostró orgulloso su primer cheque ganado honradamente con el sudor de su trabajo. Es cierto que no vive en Miami, este cubano trabajador de UPS, pero cuenta a la hora de contar estas otras historias de cubanos en Miami que por estas horas son noticia en la prensa de la Florida.

Y no, no todo «lo que está trayendo el barco» es metralla y carne de cañón para los inventos. Incluso, puedo asegurarlo, hay quienes critican de manera generalizada y, cuando llega el periodo de taxes, los ves y escuchas pidiéndole a la persona que le hace el documento para el IRS «que le estire» el dinero. Es decir: que invente. Y eso, es una ilegalidad. ¿Con qué moral pueden criticar a otro que, sin permiso de trabajo y sin dinero en los bolsillos, sucumbe a la tentación y la maraña? Eso está bien para quienes llevan una vida impecable, sin manchas; pero si Ud. inventa en los taxes, con el IRS, ¿qué critica al que tarjetea? Vale, son delitos distintos. ¿Cuidado, eh?

Pero, la verdad es que esta semana han salido a la luz par de casos de cubanos recién llegados a los EE.UU. que se merecen, con toda justicia – dirían muchos – que los deporten a Cuba.

Uno de ellos es el joven que «intoxicado», se subió a un auto sin licencia de conducción, se saltó una luz roja, y mató a un conductor inocente en Hialeah, mientras de paso enviaba a su acompañante herido al hospital.

nota relacionada: Cubano borracho con 4 meses en USA, y sin licencia de conducir, se lleva una luz roja y mata a otro en Hialeah

Desconozco qué tiempo lleva en Miami el cubano que disparó diez balas contra una casa, también en Hialeah, Miami, lugar donde viven tantos cubanos, luego una pelea en un un Gogó.

Desconozco también cuánto tiempo lleva viviendo en Miami el gruero de origen cubano que provocó un accidente donde murió una persona. Un chofer que conducía su grúa a 81 millas por horas en una zona residencial donde lo máximo permitido es de 35.

Este hombre, tras el accidente, se dio a la fuga.

Desconozco qué tiempo lleva residiendo en Miami la cubana dueña de una mueblería, también en Hialeah, que prometía grandes rebajas en su establecimiento pero que terminó estafando a varios clientes.

Eso sí, lo sabemos, que un cubano que llevaba apenas un mes viviendo en Miami, es uno de los sujetos involucrados en el robo a una tienda Burlington del Doral.

A este sujeto lo acompañaban otros dos cubanos, cuando fueron sorprendidos robándose 24 pares de zapatos, tras haber desactivado con un aparato magnético, el dispositivo electrónico que se activa cuando se intenta sacar algo de la tienda sin pasar por la caja registradora.

Durante su comparecencia en Corte, el cubano, identificado como Yoel Prats, le dijo a la jueza Mindy S. Glazer que llevaba residiendo en Miami apenas «un mes y nueve días». Cuando la jueza escuchó el corto tiempo que llevaba en los EE.UU., país que lo admitió bajo Parole brindándole así la oportunidad de rehacer su vida, luego de años de opresión socio-económica y política en Cuba, no pudo menos que abrir los ojos y la boca, en clara señal de asombro.

La jueza no pudo ocultar su estado de estupefacción al escuchar «la cifra» – un mes y nueve días – y entre risueña, sarcástica, decepcionada, compungida y adolorida por ver cuan rápido este cubano cayó tras las rejas, solo le pudo desear:

«Espero que las cosas le vayan mejor en los Estados Unidos».

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+