19 de febrero: el día en que presuntamente «levantaron en peso» a Alejandro Gil

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
0.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °

El 19 de febrero marcó un episodio inusual y simbólico en la vida de Alejandro Gil, exministro de Economía de Cuba.

Según dos fuentes consultadas, ambas de entero crédito, ese día en la casa de Gil se amaneció con la noticia del supuesto robo de la ropa de su tendedera, la cual – comentaban vecinos ese día – fue robada en la oscuridad de la noche.

Sin embargo, recientes acontecimientos relacionados con la divulgación por canales oficiales de la detención de Alejandro Gil, hacen creer que aquel que manejó las riendas económicas de Cuba, no sufrió propiamente un robo, sino que fue – como se dice en buen cubano – «levantado en peso» ese día.

La certeza nace de declaraciones en exclusivo de una de las fuentes, quien bajo anonimato refirió a este redactor que «desde ese día él no había vuelto a ver a Gil». Lo curioso es que esta fuente es vecino del ex funcionario, ex miembro del Partido Comunista de Cuba y ex Diputado a la Asamblea Nacional.

La propia fuente, que en ocasiones ha prestado testimonios invaluables sobre lo que sucede en esa manzana enclavada en 24 e/ 1ra y 3ra, en Miramar, en alguna que otra ocasión nos había referido que él veía a Gil todos los días. Llegar e irse de la casa.

La propia fuente, minutos después nos puso en contacto con una segunda, una señora mayor de edad, que decidió no hablar mucho pero que dijo sentirse engañada como todos los demás en la cuadra, creyendo que a Gil verdaderamente le habían robado. La importancia de su testimonio radica en el hecho de que ella también, afirma, veía a Gil con regularidad, y que desde ese día – más bien desde el día antes debería decirse – nunca supo más nada de él. Es decir: no lo volvió a ver.

Presuntamente entonces, el supuesto robo no fue más que una cortina de humo, para un operativo aún mayor en el que incluso participó la contrainteligencia.

La fuente primaria asegura que todo lo que él vio le parecía «la policía normal». Autos patrulla y un carrito de Criminalística, pero como bien reza el refrán «del diablo son las cosas».

Otro detalle interesante es que nadie vio a Gil en la cuadra en la mañana del supuesto robo.

«Seguro lo levantaron en peso por la madrugada. O incluso no lo dejaron llegar a su casa el día antes. Lo llamaron a contar y jamás lo dejaron volver,» dijo la fuente.

Más allá del supuesto robo, el suceso es revelador de las condiciones de vida en Cuba, donde la caída de los llamados mayimbes son el detonante para que la fascinación y el chisme que rodean la caída de una figura pública de su pedestal, se exacerben como chispas en una hoguera.

En este contexto, el «levantamiento en peso» de Gil ocurrido presuntamente el 19 de febrero trasciende el acto físico de la caída de un dirigente para convertirse en un símbolo de que los tiempos inciertos que vive Cuba, pudieran servir como recordatorio a aquellos que vivieron la época del llamado «Plan Maceta».

Aquellos que vencen la barrera de los 50 años recordarán con nostalgia la caída de Ochoa, los hermanos La Guardia, Amado Padrón, Luis Orlando Domínguez y otros. Quienes no cumplan tantos años recordarán el defenestramiento de Robertico Robaina; y los más jóvenes recordarán la desaparición de la noche a la mañana de Carlos Lage Dávila, Otto Rivero, Felipe Pérez Roque y Carlitos Valenciaga.

Estos últimos, todos, «levantados en peso» por orden de Rául Castro Ruz.

noticia relacionada: Ex  Ministro de Economía, Alejandro Gil bajo investigación por presuntos actos de corrupción

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+