En plena boda, mujer se la deja en la uña a su esposo ¡por el primo!

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
88 %
3.1kmh
20 %
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
29 °
Dom
25 °
Lun
22 °

Historias de bodas truncas hay muchas. Sobre todo cuando ha llegado la parte en la que el cura ha preguntado si hay alguien que tenga algo que decir; pero lo que hizo esta mujer en plena recepción de la boda no tiene precio.

Ya se habían casado. Ya habían jurado que estarían juntos «hasta que la muerte los separe». El cura los había bendecido y todos habían partido hacia el lugar donde se haría la recepción de la boda. Donde se comería y bebería. Donde el mejor amigo de él hablaría de las bondades del recién casado y de las de ella; así como, la mejor amiga de ella haría los mismo.

Solo faltaba tirar los granos de arroz y ver el auto partir, hacia la Luna de Miel, con las latas amarradas al parachoques trasero.

Pero…

Señala Tyla.com que Cearia – así se identifica la novia – dejó a su nuevo esposo por su primo en plena recepción de la boda, transcurrida en Aberdeen, Maryland.

Todo sucedió pocas horas después de que ella intercambiara votos en la iglesia con su esposo Sam.

Este le había pedido a su primo Kyle que la acompañara al altar y la entregara. El joven cumplió a cabalidad con esta encomienda, pero…

El problema es que Kyle y Cearia habían tenido lo suyo. Sam lo sabía, y así y todo le pidió a su primo que le hiciera la pelota.

En una recepción anterior, cuando a Kyle le tocó hablar, admitió delante de las cámaras que tenía sentimientos encontrados por Cearia antes de la boda.

“Hoy es el día de la boda de Cearia y voy a tener que acompañarla por el pasillo y entregársela a Sam.

“Será uno de los momentos más difíciles de mi vida porque, al final del día, quiero estar donde está él, pero tengo que lidiar con eso”.

En esa pequeña ceremonia prenupcial, Sam bebió demasiado. Tanto, que en el momento del intercambio de anillos, ella sintió un «decepcionante» olor a alcohol en su boca. Tanto que, a Sam, se le cayó el anillo al suelo, momento ese que ella aprovechó para reprocharle:

“Sí, porque bebiste demasiado. Es ridículo.»

Visiblemente molesta y enojada, le dijo al oficiante que no diría «toma este anillo como una señal de mi amor y fidelidad», sino «toma este anillo como una señal de mi amor».

Finalmente se casó con su esposo Sam, pero no duraría mucho el matrimonio.

Terminada la ceremonia se fueron para la recepcion verdadera, donde Sam siguió tomando, y Cearia comenzó a enojarse más aún.

Llegó hasta un momento en el que ella, delante de una cámara que los grababa dijo:

“Él no puede hablar, no puede soportarlo, todo lo que sale de su boca es como un insulto. Es vergonzoso, estoy tan enojada”.

Del dicho al hecho. En un instante se quitó el vestido, se alejó de Sam, y ese fue el momento que aprovechó el Pirata Kyle.

Dice Tyla.com que Kyle le hizo un guiño a Cearia. Ambos se tomaron de la mano y salieron corriendo juntos del lugar.

Kyle «cumplió con entregarla.» Ella «cumplió con casarse». Ahora, ahora es otra historia. De amor.

tal vez quieras leer: El «salpique» de Shakira: Casio «CLARAmente» en picada en la bolsa

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡Gestiona tu PAROLE HUMANITARIO con Cuballama!PEDIR CITA
+