Terminó la huelga de boteros en La Habana, pero el transporte sigue en crisis

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
100 %
2.1kmh
20 %
Mar
31 °
Mié
30 °
Jue
32 °
Vie
31 °
Sáb
30 °

La huelga de boteros en La Habana terminó sin resultados para los choferes, que se han resignado a seguir trabajando en las condiciones impuestas por el gobierno, aunque muchos no acatan los topes de precio pues no les da negocios.

“Como siempre se creyeron que nos meterían el pie, pero al final cada cual hace lo que le da la gana y luego le suelta unos pesos al inspector que venga a querer ponerte una multa”, dijo a Cuballama un taxista al que todos conocen como Papito.

Según explicó, las autoridades no contaron con los transportistas privados para imponer las nuevas tarifas.

“Ellos saben que habríamos dicho que no, tajantemente, pero igual se inventaron el cuento de que estuvimos de acuerdo con los precios, incluso hay gente que les creyó. Por eso nos fuimos a la huelga”, confesó.

Afirma que no le da la cuenta. Maneja un auto rentado por 8000 pesos diarios y además corre con los gastos de combustible y reparaciones, aunque gana mucho más que un trabajador del sector estatal.

“Sobre la huelga, mira yo paré, de hecho estuve más de cinco días sin trabajar. Sólo tiré un par de carreras de clientes de mi barrio que me alquilaron para ir a una casa en la playa”, aseguró, y lamentó que muchos choferes decidieran seguir en sus rutas habituales pese a los precios impuestos por el gobierno.

“Era el momento de plantar cara y hacer un poco de presión, pero la gente tiene que ganarse la vida y entiendo a muchos que no tenían posibilidad alguna de sumarse al parón”, dijo el hombre antes de montarse en su carro antiguo, lleno de pasajeros en la terminal de Playa.

Otro botero opina que la huelga no es la solución al problema, por eso no estuvo de acuerdo con muchos de sus colegas.

“Yo prefiero seguir trabajando y resolviendo que el dinero no se consigue en la casa. Nadie quiere tener pérdidas. Uno siempre busca la manera de ganar. Esa es la verdad”, declaró el taxista, que pidió permanecer en el anonimato.

Pese a que se ven más autos en La Habana, la crisis del transporte sigue siendo un problema notable, y en algunas piqueras las personas se ven obligadas a esperar más de una hora para tomar un taxi.

La falta de combustible y el agudo déficit de ómnibus de la Empresa Provincial de Transporte son las principales causas de la crisis, en la que muy poco incide la fracasada huelga de los boteros. 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+