La dama eterna del teatro cubano, Raquel Revuelta

Havana
algo de nubes
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
70 %
1.5kmh
20 %
Lun
31 °
Mar
31 °
Mié
30 °
Jue
32 °
Vie
30 °

Un elemento recurrente en las biografías de muchos actores cubanos es la referencia a un grupo que dejó una huella indeleble en las tablas de la Isla: el Teatro Estudio, inseparablemente vinculado a uno de sus íconos más destacados, Raquel Revuelta.

Las memorias abundan sobre esta habanera criada por artistas, de la que se está a punto de celebrar el centenario de su nacimiento en dos años, y que ha dejado una marca significativa en el teatro, cine, radio y televisión cubanos.

Humberto Solás, director de la icónica película «Lucía», donde Raquel Revuelta asume uno de los protagónicos, compartió hace un tiempo sus impresiones sobre ella: “Ante ella, tengo como una eterna perplejidad; es el único rostro de perpetuo enigma (…) para mí es una personalidad que sugestiona (…), trabajar con ella es un acto de suplicio y veneración al mismo tiempo”.

Desde su primer gran éxito a los 11 años hasta la fundación del Teatro Estudio en 1958 junto a su hermano Vicente Revuelta, la actriz se convirtió en uno de los rostros más reconocidos de la escena cubana, siendo parte de la compañía de la artista italo-española Eugenia Zuffoli y más tarde del Teatro Popular, creado por el dramaturgo y director Paco Alfonso.

Los reconocimientos no tardaron en llegar para esta intérprete. En 1954, recibió el Trofeo Antillana de los Redactores Cinematográficos y Teatrales por sus películas en Cuba y México; el Gran Premio Avellaneda de los Críticos Asociados de Radio y TV como la Actriz Más Valiosa del Año; y en 1956, el Premio de la Agrupación de Redactores Teatrales y Cinematográficos (ARTYC) como la Mejor Actriz del Año por su destacada actuación en «Juana de Lorena» de Julio García Espinosa y Vicente Revuelta.

Sin embargo, con la creación de lo que se consideró el epicentro y paradigma de la vida teatral cubana en la segunda mitad del siglo XX, se destacó que Raquel Revuelta fue una figura fundamental en el nacimiento del teatro contemporáneo bajo su dirección.

La diversidad del repertorio presentado por la agrupación fue una escuela para destacadas personalidades como Ernestina Linares, Helmo Hernández, Roberto Blanco, Flora Lauten, José Antonio Rodríguez, Omar Valdés, Herminia Sánchez, Ana Viña, Hilda Oates, Isabel Moreno, Adolfo Llauradó, Eduardo Vergara, Miriam Learra, Adria Santana, entre otros.

El narrador, ensayista y profesor cubano de arte, Francisco López Sacha, una vez destacó que “Teatro Estudio fue, más que un teatro, una escuela teatral, puesto que muchos de sus actores y directores fundaron, años después, grupos emblemáticos del teatro cubano, como Escambray, con Sergio Corrieri; Irrumpe, con Roberto Blanco; y Buendía, con Flora Lauten. De modo que Raquel Revuelta ejerció un magisterio como directora y como actriz que incluyó a la facultad de Artes Escénicas del ISA, la cual llegó a dirigir a finales de los años 80”.

Obtuvo otros numerosos reconocimientos, como: la Distinción por la Cultura Nacional, la Medalla Alejo Carpentier y la Orden Félix Varela; además, fue la primera en recibir, junto a su hermano Vicente, el Premio Nacional de Teatro después de su instauración en 1999; y fue Doctora Honoris Causa en Artes por el ISA.

Dejando como legado múltiples interpretaciones en todas las artes escénicas, entre las cuales destaca su memorable actuación como Doña Bárbara en televisión bajo la dirección de Roberto Garriga, Raquel Revuelta falleció a los 76 años el 24 de enero de 2004, siendo considerada una de las figuras absolutas del arte en Cuba.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+