Entonces, ¿Arturo Acevedo tenía razón?

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
1.5kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
32 °
Lun
33 °
Mar
28 °

La reciente declaración de «Culpable» emitida en una Corte de Miami contra Joe Carollo, y el arresto reciente bajo cargos bastantes severos de Alex de la Portilla, reviven el recuerdo de Arturo Acevedo, el hombre que llegó a la ciudad de Miami traído por el alcalde Francis Suárez con la misión de transformar la policía de la ciudad y que apenas duró seis meses en su puesto. Un despido debido a enfrentamientos frecuentes con estos dos comisionados de la ciudad, que en los últimos meses parecen haber perdido favoritismo entre la gente.

NOTICIA RELACIONADA: Carollo agradece apoyo, pero son más los que quieren que se vaya

Entonces, ¿Arturo Acevedo tenía razón?

Solo seis meses, decíamos, duró Arturo «Art» Acevedo en su puesto.

Reconocido por su trabajo como jefe de policía en Houston, fue contratado con grandes expectativas por el alcalde de Miami, Francis Suárez, quien incluso lo comparó con figuras deportivas legendarias.

En marzo de 2021, Acevedo asumió el cargo de jefe de policía de Miami, una posición que mantuvo durante seis meses antes de una salida controversial. Arturo Acevedo había aceptado el puesto sin investigar completamente el entorno político de Miami, que resultó ser muy diferente de Houston, su anterior lugar de trabajo.

Durante su breve mandato, enfrentó desafíos y controversias, incluyendo tensiones con la administración de la ciudad. Acevedo hizo declaraciones públicas que causaron revuelo, como referirse a la administración de Miami como una «mafia cubana», lo que contribuyó a su despido o renuncia, según diferentes interpretaciones. Dentro de esa «mafia» mencionó dos nombres: Joe Carollo y Alejandro “Alex” Díaz de la Portilla.

Su estilo directo y decisiones, como la degradación de oficiales y despidos, causaron las fricciones. La situación se agravó tras sus comentarios sobre una «mafia cubana» en el departamento, lo que provocó indignación, aunque luego se disculpó, alegando desconocimiento de que Castro (Fidel) usaba ese término despectivamente, cuando ya sus conflictos con la administración local estaban más que avanzados, cuesta abajo.

El descontento creció entre los rangos policiales, con quejas sobre degradaciones injustificadas y disciplina arbitraria. Finalmente, tras solo seis meses, el gerente de la ciudad, Art Noriega, anunció su suspensión y planes para terminar su contrato, citando una relación insostenible con el departamento y la comunidad.

Luego de ser despedido, Acevedo comparó su final con prácticas de países del tercer mundo. Dijo que la intromisión de funcionarios electos – como los comisionados – en asuntos policiales, era algo que no había experimentado antes, y prometió seguir luchando por la justicia en su profesión y no abandonar los ideales que sus padres cubanos le inculcaron al emigrar a EE. UU.Recordando, entre otros, su firme oposición al socialismo y su orgullo por su herencia cubana.

Presentó entonces, poco después, una demanda federal contra la ciudad de Miami tras su despido.

En la demanda, Acevedo acusaba a la ciudad, al administrador municipal Art Noriega, y a los comisionados Joe Carollo, Alex Díaz de la Portilla y Manolo Reyes de violar sus derechos y tomar represalias contra él. Según Acevedo, estas represalias se produjeron después de que descubriera y denunciara irregularidades y abusos de poder dentro del ayuntamiento, incluyendo la interferencia de los comisionados en asuntos policiales para promover sus agendas personales y políticas.

La demanda también detalla incidentes específicos, como los intentos de los comisionados de usar la policía para atacar a propietarios de negocios que apoyaban a opositores políticos, y la presión para arrestar a manifestantes en eventos públicos. Acevedo afirma que su despido fue una violación de la Ley de Denunciantes de Florida y que los comisionados lo atacaron por no ceder a sus demandas.

Además, la demanda menciona un incidente en el que Joe Carollo usó un video de Acevedo imitando a Elvis Presley como parte de un intento de humillarlo públicamente.

La fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle, se recusó de la investigación sobre las denuncias de corrupción de Acevedo, pasando el caso al fiscal estatal de Broward, Harold Pryor el 17 de diciembre de 2022.

El asunto todavía no está dilucidado. Mientras tanto, Arturo Acevedo continúa conservando gran parte de la influencia ganada desde mucho antes de llegar siquiera a Miami y se unió recientemente, después de todo el teje maneje en Miami, a CNN. Allí se desempeña como analista de aplicación de la ley.

Alli estaba cuando conoció que el Comisionado de Miami, Alex Diaz de la Portilla, fue arrestado por múltiples cargos criminales, incluyendo lavado de dinero y soborno. También fue arrestado el abogado William W. Riley Jr., enfrentando cargos similares.

Las investigaciones revelaron que ambos aceptaron pagos no declarados para la campaña judicial del hermano de Diaz de la Portilla y lavaron aproximadamente $245,000 para contribuciones políticas ocultas.

Ambos podrían enfrentar décadas en prisión si son condenados, en un caso que está siendo procesado por la Oficina del Fiscal del Estado de Broward.

Diaz de la Portilla negó las acusaciones, atribuyéndolas a motivaciones políticas. Todavía es inocente, hasta que se pruebe lo contrario.

El que sí fue hallado culpable recientemente también, fue Joe Carollo, Comisionado del Distrito 3 de Miami; un hombre que ha estado en el centro de varias controversias legales y políticas.

Carollo fue encontrado culpable por un jurado de abusar de su poder y de los recursos de la ciudad para acosar a dos empresarios de Little Havana, lo que ha llevado a grupos comunitarios a pedir su destitución y una investigación criminal.

Ahora, la ciudad de Miami enfrenta varios problemas legales, incluyendo la detención de un comisionado y una investigación al alcalde, Suárez, aumentando la presión sobre figuras políticas como Carollo.

A pesar de las acusaciones, Carollo ha negado haber cometido actos indebidos y ha declarado que nunca ha sido contactado por investigadores sobre las acusaciones hechas contra él hace años.

Sentado en la barrera, viendo los toros, ha estado Arturo Acevedo. Viendo sobre todo «los cargos», que tanto Alex de la Portilla como Joe Carollo han tenido delante. Soborno en un caso. Acoso en otro.

Influencias, relaciones… Entonces, ¿Arturo Acevedo tenía razón?

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+