Un huevo a 70 pesos

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
65 %
6.7kmh
75 %
Vie
29 °
Sáb
28 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
29 °

La aparición de un huevo, un solitario huevo, un huevo a lo John Wayne rodeado de indios Sioux o comanches, a 70 CUP en una cafetería de Ciego de Ávila, «motivó» un trabajo investigativo sobre el incremento de los precios en la provincia de Ciego de Ávila, en el cual la periodista que investigó sobre el asunto concluyó: la cuenta no da.

Titulado «Las cuentas: en tres y dos«, el trabajo indaga más allá del precio del famoso huevo, dejándonos a los lectores un mal sabor en la boca sobre la situación actual en la isla donde, los precios suben y suben… hasta que desaparece el sentido común y uno se encuentra anormalidades como estas:

  1. Tostada con mantequilla $35CUP
  2. Huevo Frito al natural $70CUP
  3. Huevo Frito con chorizo $80 CUP (que me den el chorizo a $10 CUP)
  4. Huevo frito con chorizo y queso $85 CUP (que me den el queso a $5 CUP)
  5. Huevo frito, con jamón y queso $85 CUP (que me den el queso y el jamón a $ 15CUP)

Y así otras lindezas.

El problema, al parecer, viene de atrás. De la cadena de suministro. Así lo concluye la periodista en el INVASOR, cuando revela que una investigación del diario anterior, sobre la inflación de los precios en la provincia «descubrió» que en los llamados «papeles» ni Comercio infló las cifras para vender una silla de marabú a 5 592.00 CUP ni la cadena de restaurantes Palmares lo inflaba, al vender 240 gramos de arroz blanco a 70.00 pesos, pues operaban dentro de los márgenes comerciales y las ganancias. Y concluía reconociendo que, si esas entidades tenían las cuentas claras, también la debería tener el Café Morón, que vende su huevo a $70 pesos.

Tal vez el misterio o la explicación del huevo – más allá del viejo debate de si fue primero él, el huevo o la gallina, o por qué ni siquiera un Mr. Universo puede aplastarlo por sus extremos – se encuentre en un trabajo aparecido en el vecino territorio de Sancti Spíritus, donde un funcionario habla sobre «kilómetros y tecnología».

Indagado sobre el por qué los precios de un producto fluctúan grandemente entre una provincia y otra, a veces vecinas, este respondió que «las fichas de costo no son iguales en todas partes, incluso, dentro de nuestra propia provincia».

El funcionario, dejó entrever que en el traslado desde el origen – si pensamos en el huevo sin dudas habrá que pensar en el culo de la gallina indiscutiblemente – mientras más factores se inmiscuyan en la cadena, más caro será el producto final.

Hablaba de quesos y de su fabricación, el hombre, pero mencionaba cosas como «calderas» que utilizan «distintos tipos de combustible». En el caso de Café Morón cabría preguntarse cómo cocinan el huevo.

Además, descubrimos que el huevo puede incluso no ser local. Que la gallina no estuviese en Ciego de Ávila, sino en Guantánamo.

«En ello influye,» decía el funcionario espirituano al hablar del queso, «las distancias recorridas para el traslado de la leche con carros que recorren más de 217 kilómetros, el tipo de tecnología utilizada y recordemos que la nuestra es muy obsoleta y alta consumidora de energía.»

Que no, que no es lo mismo trasladar el huevo en un camión Freightliner, que en un Gaz o un Zil 130.

tal vez quieras leer:

Cuba: Reconocen fracaso en la producción de alimentos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+