Cuba ofrece «cariños» para invertir a sus emigrados

Havana
nubes
28.7 ° C
28.7 °
28.7 °
67 %
3.9kmh
99 %
Jue
29 °
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °

Ya el gobierno de Cuba no sabe a quien más exprimir, e insiste en sacarle el quilo a cubanos que ellos mismos hasta expulsaron de Cuba; incluso a quienes obligaron a irse del país.

El gobierno de Cuba se va quedando cada vez más sin cara e insiste en una vieja estrategia: darle «cariñitos» a sus emigrados. ¡Qué poco ofrecen! ¡Y tanto que piden a cambio!

No es la primera vez que lo intentan, aunque casi siempre es Rodrigo Malmierca el que sale a pedirle dólares a los cubanos emigrados; aunque también ha recibido la ayuda del Pinocho de la diplomacia cubana: Bruno Rodríguez.

Entre ambos, con un discurso por aquí o por allá de Miguel Díaz-Canel o un tuit de Johana Tablada, se insiste desde hace años en lograr que los emigrados cubanos se encariñen más con la isla. Tanto, que se arriesguen a depositar, en el mismo gobierno que prácticamente los expulsó de su país de origen, sus ahorros.

Es decir: que inviertan. Y sin garantías legales.

Ya lo hemos visto una y otra vez. No pocos «repatriados» han confiado en la calvicie de Malmierca, que de bobo no tiene un pelo; o en la sonrisita diabólica de Bruno. ¿El resultado? Lo han perdido todo.

Lo han perdido todo y ni siquiera tuvieron mucho a cambio.

Sin embargo, hay que reconocerlo, el discurso ha encontrado mentes dispuestas a hacerles la llamada «pala». Incluso en Miami, donde no pocos emigrados que salieron echando el patín de Cuba, andan dándole vueltas al asunto.

To be or not be se ha convertido en un To invest or not to invest para los cubanos.

La tentación no es poca. Y repito: no cesa.

noticia relacionada: El gobierno cubano busca inversiones para financiar uso de energías renovables

MINREX pide a cubanos en el exterior que sean «promotores del desarrollo y el bienestar»


Si existiese una competencia entre organismos y ministerios dentro de Cuba a ver quién logra captar más ingenuos que depositen su confianza y sus dólares en la ineficiente maquinaria económica del castro-canelato, sin dudas el MINREX sería el ganador. Incluso por delante del MINCEX, cuyas figuras más visibles siempre languidecen ante el oportunismo y la guara de nuestros diplomáticos.

Amparados en las regulaciones vigentes, esas que permiten a los cubanos residentes en el exterior con personalidad jurídica realizar inversiones, negocios, proyectos de colaboración y de desarrollo local en la isla, los embajadores y trabajadores de los distintos consulados cubanos en el mundo no pierden oportunidad para lanzar el llamado.

Lo hacen lo mismo en una reunión oficial que en una noche de copas en un bar cualquiera.

Ahora, el MINREX los exhorta a ser “promotores del desarrollo y el bienestar” en la isla, mediante inversiones, negocios, proyectos de colaboración y de desarrollo local.

“Pretendemos que los cubanos residentes en el exterior sean promotores del desarrollo y el bienestar”, aseguró a la agencia oficialista Prensa Latina el camaján Ernesto Soberón, director general de Asuntos consulares y atención a ciudadanos residentes en el exterior de la Cancillería.

Sus palabras llegaron luego de la realización este miércoles de un panel de oportunidades para cubanos residentes en el exterior, del II Foro Empresarial Cuba 2021.

Habló el pedigüeño Soberón de «oportunidades» y de «actualización de la política migratoria de Cuba y de su modelo económico» – ¿tendrá algo que ver en esto la Psicóloga Millonaria? – y dijo que todo forma parte de «una nueva etapa en las relaciones con la comunidad residente en el exterior», aunque todavía NINGUN CUBANO RESIDENTE EN EL EXTERIOR, tenga derecho a ejercer el voto.

Dijo Soberón además que este «cambio», no es de ahora, sino que desde hace 40 años el gobierno cubano ha intentando un acercamiento con sus emigrados, mediante la creación de «vínculos» – a saber cuáles son esos «vinculos» – con la mira puesta en que estos, participen en el desarrollo socioeconómico de la isla.

A saber también cual es ese «desarrollo».

Soberón dijo que Cuba está abierta» a esas inversiones, en las que pueden participar cubanos residentes en el exterior, a la vez que, con esa actitud, contribuyen a estrechar los lazos con los lugares donde nacieron, a través de la ayuda y el mejoramiento de las condiciones de vida en esas localidades, y los llamó «nuevos actores» económicos, llamados a impulsar a la economía nacional.

Soberón puntualizó que la ley define que el inversionista extranjero es aquella persona natural o jurídica con domicilio y capital en el exterior, y los cubanos gozan de las mismas facilidades; da lo mismo si invierte en la rama agrícola, o en pequeñas y medianas industrias municipales, o en la acuicultura, o en los servicios. Es decir, cualquier cosa que dinamice la economía territorial, es bienvenida.

Olvidó Soberón mencionar un hecho reconocido: que hasta los mismos inversores extranjeros se quejan de que Cuba no les paga.

Y no hablamos de una noticia lejana en el tiempo. La denuncia llegó en octubre de este año.

Leer: Inversores extranjeros se quejan de que Cuba no les paga

Así quedó reflejado en el artículo Retrasos en pagos del BFI avizoran nuevo corralito financiero en Cuba, aparecido en Cibercuba Noticias de la mano del colega Carlos Cabrera. Este recogió el testimonio de uno de estos hombres de negocios que invirtió en Cuba, quien se quejó de la mala paga del gobierno de Cuba.

Y no fue el único. Otro entrevistado por Cibercuba, inversor extranjero también, dijo que «hasta ahora, y en los peores momentos, el BFI era el único banco cubano confiable para la ejecución de los pagos a proveedores, pero si comienza a fallar y atrasarse en el cumplimiento de sus Cartas de crédito, la señal no puede ser más negativa»

¿Será por ello que ahora quieren captar el dinero de los «inversores cubanos»? Probablemente sí.

Sin embargo, ni siquiera tuvo el valor de reconocerlo.

“Los cubanos residentes en el exterior pueden participar tanto en comercio como en inversión extranjera”.

A Soberón sin embargo, le salió «sana competencia» en una rival de cuidado: Ana Teresita González Fraga, viceministra primera de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Teresita, en el marco del mismo Foro, donde participaron 1,200 personas de 86 países, para impulsar el comercio exterior y la inversión extranjera en la isla; y dijo que “los cubanos residentes en el exterior pueden participar tanto en comercio como en inversión extranjera”.

Luego planteó más o menos lo mismo que dijera antes Soberón: que no hay límites para la participación de los cubanos residentes en el exterior en las operaciones y actividades del comercio exterior.

“No está previsto que lo hagan como personas naturales”, puntualizó la funcionaria.

«El marco regulatorio cubano no limita hoy la participación de los cubanos residentes en el exterior en las operaciones y actividades del comercio exterior”, declaró además la viceministra.

“Siempre y cuando, y esto es importante dejarlo claro, cumplan con el requisito de contar con una personalidad jurídica propia, es decir, no está previsto que lo hagan como personas naturales”, aclaró González Fraga.

“Estamos hablando de un régimen tributario especial, estamos hablando de que se le ofrece protección jurídica a los inversionistas y se les garantizan también los derechos otorgados a los inversionistas extranjeros”, añadió la viceministra más adelante.

No faltó, claro está, la cuchareta de otro mentiroso habitual y quinto bate en el line up del MINREX: Carlos Fernández de Cossío.

Fernández de Cossío dijo que «la prohibición a los estadounidenses de invertir en nuestro país» no es culpa de Cuba, sino «parte de la política del Gobierno de Estados Unidos:»

«Cuba no descarta la posibilidad de un comercio mutuo», expresó el también director general de EE.UU. del MINREX durante su intervención.

En días pasados, uno que habitualmente no habla mucho sobre el tema, el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, invitó también a los cubanos a invertir en la isla.

“No tenemos ningún problema desde el punto de vista objetivo ni subjetivo, que impida poder desarrollar esas relaciones de cooperación con la comunidad cubana residente en el exterior. La gran mayoría de los cubanos residente fuera de Cuba están en contra del bloqueo. Son cubanos que están a favor de mantener relaciones estables con el país”, dijo el titular de la cartera de Economía.

Nadie sin embargo aún con el pedigree y los años de pedigüeño acumulados como Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), quien en el año 2019 fue fustigado por una declaración bastante controversial.

Al hablar de la Ley 118 de Inversión Extranjera, Malmierca Díaz dijo que la misma » no establece ninguna limitación respecto al origen del capital», y añadió que «en ese sentido ciudadanos de origen cubano no están limitados de invertir en Cuba».

Ver noticia relacionada: “Ciudadanos de origen cubano no están limitados de invertir en Cuba”

Había olvidado Malmierca que, un par de años antes, cuando también dijo lo mismo, se le preguntó entonces por qué ningún cubano americano había invertido en Cuba, y él no supo que responder.

Fue entonces cuando, tal vez en un arranque de sinceridad, echó culpas a la burocracia y a ese ente «indefinido» que dentro del socialismo cubano se encarga de poner trabas en los ejes de la carreta, y dijo que, a pesar de que ya se habían establecido las orientaciones, se persistía en entorpecer el proceso.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+