Ante investigación por “graves errores” a exministro cubano, le llueven burlas a Díaz-Canel

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
0.5kmh
20 %
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
32 °

Tras conocerse este jueves que Alejandro Gil está siendo investigado por “graves errores” que cometió como titular del Ministerio de Economía de Cuba, cargo del que fue destituido el 2 de febrero, en redes sociales le llueven burlas al gobernante Miguel Díaz-Canel.

Por una parte, a Díaz-Canel, que fue quien firmó la nota oficial que expuso que el exministro está siendo investigado por “graves imputaciones” que el mismo Gil “ha reconocido”, le han recordado la cercanía que tenían ambos. 

No pocos han rememorado que Díaz-Canel aparece como uno de los tutores de la tesis a Doctor en Ciencias del exfuncionario, uno de los políticos de más alto perfil hasta su despido, y que está en estos momentos detenido, pese a que se desconoce si su enjuiciamiento ha sido un “sacrificio político o justicia real”.

El periodista, profesor e investigador cubano José Raúl Gallego ha destacado que se trata de un “remake” de la popular telenovela Tierra Brava, en la que el personaje de Lucio Contreras, que sería Raúl Castro, “mandó a matar a Nacho Capitán”, o sea, Gil, “dueño de la finca-mipyme (pequeña y mediana empresa) Media Luna”, para que “a nadie se le olvide quién manda en Hato Viejo”.

Muchos han dicho además sobre el mandatario cubano que “el próximo eres tú”; que esta ha sido otra lección para todos los funcionarios de alto rango del país porque, si así trata Díaz-Canel a un “amigo”, ¿qué quedará para el resto?; o que los verdaderos gobernantes de la isla, todo el aparato militar que lo mueve, sí saben echarle la culpa a otro.

No obstante, las palmas dentro de cientos de burlas se las han llevado las décimas del poema ‘Canel cree que el pueblo es Gil’, firmado por quien se hace llamar ‘Un guajiro de las redes’ y que a esta hora se hace viral.

Sus versos dejan claro que, el circo que han querido montar para hacer parecer que todas las desgracias que padece hoy el cubano de a pie son culpa de Gil, es una falacia, y que el exministro no es más que “el chivo expiatorio de turno” o “una marioneta sin poder de decisión alguno”.

“Dice el Primer Secretario/(que también es Presidente,/Doctor en Ciencias fulgente,/ Ingeniero y Mandatario)/ que el caos estrafalario/que vive la economía/se debe a una tropelía/ de un ministro torpe y vil:/ —«Pueblo, la culpa es de Gil./Yo no estaba y no sabía»”, dicen los irónicos versos.

“Termoeléctricas en ruinas,/sin harina para el pan;/ los frijoles: ¿dónde están?/¿Y el café? ¿Y las medicinas?/ ¿Y las reservas porcinas?/ ¿Y hasta la leche infantil?/ —«Es que ese bloqueo hostil./ no da tregua ni respiro./ Y también había un vampiro/en nuestra despensa: Gil»”, continúa.

“«La crisis del combustible/—caro, escaso, ahora en divisas—./ La gente luchando visas/ hacia donde sea posible./ El infierno irresistible/ de las viviendas cayendo./ Los viejos que están muriendo/ como bueyes del redil…/ Todo eso es culpa de Gil:/ Yo lo venía advirtiendo»”, sigue el mensaje.

“«Por esa ambición febril,/simulador y corrupto,/nos condujo un fiasco abrupto/el cuadro Alejandro Gil./Al Imperio fue servil,/ traidor desde el primer día./ Su fortuna se expandía/ gracias a fraudes y trueques:/ Se le ocuparon 10 cheques/ con el cuño de la CIA»”, acota.

“«Y fue tanta su vesania/ sanguinario, bajo y ruin/ que por dañar a Putín/ envió azúcar a Ucrania./ La más destructora insania/ lo llevó a golpearnos duro./ Fíjense, les aseguro/ —y esto no es exagerado—/ que con Corina Machado/ planeó tumbar a Maduro»”, agrega.

“«También conspiró en secreto/ contra el camarada Ortega./ Tenía cuentas en Noruega;/ le compró un yate a su nieto…/ El desparpajo completo:/ en su casa armó una orgía…/ Por él la Isla se hundía;/ fue tanto el robo y engaño/ que el arroz de fin de año/ lo esperamos todavía»”, prosigue.

“El MININT ya investigó/ tras muchas pruebas al hilo/ que hasta el programa «Con filo»/ con un virus saboteó./ El MINSAP determinó/ que este perverso adalid/ valiéndose de un ardid/ y con falso pasaporte/ junto a biólogos del Norte/ trajo a Cuba la COVID”, afirma casi al concluir.

“«En fin, mi pueblo aguerrido,/ yo les puedo asegurar,/ que el país va a mejorar:/ el enemigo ha caído./ Si hasta ayer fue un consentido,/ hoy lo vemos cual reptil./ Cuando un cubano viril/ llore por tanto apagón,/ ya sabemos la razón:/ todo fue culpa de Gil»”, termina.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+