Ancianos desprotegidos ante crisis de salud y alimentos

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.2 °
22 °
69 %
4.6kmh
20 %
Mar
27 °
Mié
27 °
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
28 °

Una anciana cubana se quejó en las redes sociales con relación a una de las campañas más utilizadas por el gobierno cubano para vender su imagen al mundo: el trato al adulto mayor. Los ancianos cubanos enfrentan hoy problemas severos para adquirir los medicamentos y alimentos que necesitan.

Esta campaña, muy vinculado al sistema de salud cubano, el cual «venden» como potencia médica, se desmorona con ejemplos tomados de la realidad, diversa, sin tener que hacernos eco de lo que en Facebook dice Olga Damas.

Una joven cubana reveló – por ejemplo – como ha sido la estancia de su abuela en el hospital, donde los médicos no cuentan con los medicamentos necesarios para atenderle. La anciana necesita ansiolíticos y analgésicos con frecuencia, pero solo recibe una dipirona cada 8 horas y goticas florales – homeopáticas – para la ansiedad. A pesar de que la familia ha conseguido otros medicamentos para ayudar a la anciana a sobrellevar los dolores, tanto médicos como enfermeras se negaron a recibir medicamentos traídos desde la casa.

La joven relata que «después de mucho rogar y hasta llorar», finalmente accedieron a darle dosis de Alprazolam, traído desde la casa.

«Teniendo en cuenta que es una persona de avanzada edad, que está con dolores y pendiente a operar, yo me pregunto, si el hospital no tiene los recursos necesarios, ¿por qué no me permiten mejorar esa condición?,» se preguntaba la joven que, además, señala que tampoco hay insumos.

«Ni guantes, ni jeringuillas, ni culeros para adultos, ni una serie de cosas de primera necesidad para un paciente encamado. Tremenda prepotencia médica,» concluyó diciendo.

Muy similar a esa narrativa es la de la anciana Olga Damas, quien explica que fue operada en el hospital «Fructuoso Rodríguez» el 31 de octubre 2021, donde fue víctima de un mal proceder quirúrgico, porque le pusieron «una prótesis de cadera incompleta».

La anciana denuncia que el famoso sistema de salud cubano la ha abandonado.

Le dieron de alta, y la llevaron a su casa, donde ella vive sola. Gracias a un vecino primero y a unas amistades después, es que ella puede hacer su historia ahora.

«Estoy tirada en una cama, sin sillón ni nada, y sin recibir una respuesta a pesar de las gestiones en el Fructuoso para dar solución a mi problema», se quejó.

«¿De qué potencia médica se habla? ¿De qué código de la familia y protección al adulto mayor? Escriban menos y hagan más. Lo que hace falta es que se cumpla lo que tenemos. Cuestionemos menos al mundo y arreglemos al nuestro», argumentó también.

No solo es la salud. También los alimentos están escasos.

Una joven cubana que se niega a ser identificada y que gracias al grupo que desde hace un año gestiona el envío desde Madrid a La Habana de medicamentos mano a mano a personas necesitadas, resolvió un grupo de medicamentos para su abuela, dice que el problema no es solo de medicamentos, sino de los alimentos, que están escasos y caros, cuando se encuentran.

Para poder ayudar en la alimentación de su abuela, ella ha decidido dejar de desayunar, e incluso, en ocasiones, cederle su plato fuerte.

Al parecer no es ella la única. Diario de Cuba entrevistó recientemente a un grupo de jóvenes habaneros quienes, ante la pregunta de ‘¿Qué desayunaste hoy?‘. respondieron en su inmensa:

«Nada».

La respuesta se sustenta en buena medida como «lógica» si tenemos en cuenta la información revelada ayer lunes por el portal oficialista Cubadebate, que publicó un artículo titulado Agricultura en el 2021: Uno de los peores años de la última década en Cuba donde revela algunas de las ineficiencias en el sector.

En ese año, según la información suministrada por Cubadebate un total de 180 empresas cerraron el año con pérdidas por encima de los 9,000 millones de pesos (unos 90 millones de dólares); un año donde además sólo se sembró el 69,4 % del área prevista para la producción de azúcar, una de los peores datos en la historia de ese rubro en la isla.

Las cifras espeluznantes y crudas que inciden en el desamparo de los ancianos y cubanos en general

Los datos, en general, no provienen de la prensa independiente que el gobierno se ha encargado de demonizar. Son datos tomados de las propias declaraciones de los funcionarios cubanos. Funcionarios de alto rango, como lo es el titular del Ministerio de la Agricultura: Ydael Pérez Brito.

  • En general, en el 2021 no se alcanzaron los volúmenes planificados en 32 de los 37 planes productivos previstos en Cuba.
  • Al cierre de febrero, de diez indicadores principales que sustituyen importaciones y constituyen rubros exportables, seis productos incumplieron con las proyecciones de exportación. Ellos son: la carne bovina industrial, el tomate industrial, el tabaco torcido de exportación, el arroz y la miel de abeja.
  • Solo se cumplieron las exportaciones en cuatro renglones: el café, el cacao, la leche industrial y el tabaco torcido mecanizado.
  • De 82 cooperativas registradas en el país, 52 de ellas no cuentan con Asesoría Legal. No lo tienen por problemas financieros – no pueden costear sus servicios – y además hay poca disponibilidad de ellos. En total, dijo el Ministro de Agricultura “de las 4,540 cooperativas existentes en el país, 1,307 no cuentan con asesoramiento, lo que representa el 29 %”.
  • Ciento ochenta empresas cerraron con pérdidas en el 2021 por un monto de 9,028,629,000 pesos, tras la implementación del llamado Ordenamiento Monetario, unido a los demás factores limitantes del escenario actual”, señaló Pérez Brito.
  • 48 de esas 180 empresas con pérdidas, estas estuvieron relacionadas con lo diseñado en la Tarea de Ordenamiento con vistas a proteger a los productores de alimentos, y precisó que 132 empresas “no soportaron la devaluación aprobada”.
  • 65 empresas ganaderas reportaron pérdidas el pasado año, según declaraciones dadas por el presidente del Grupo Empresarial Ganadero (GEGAN), Yoan Sarduy Alonso.
  • De las 1,100 vaquerías existentes en el país, no están en funcionamiento ni siquiera la mitad.
  • Cuba importa entre el 60 y el 70 % de los alimentos que consume.

En tan complejo escenario, viven los ancianos cubanos.

No solo tienen que luchar sus medicamentos, sino también sus alimentos; mientras escuchan en la radio y la televisión la cantaleta de que «el adulto mayor está protegido en Cuba».

tal vez quieras leer: El dilema de jubilarse en Cuba

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡Gestiona tu PAROLE HUMANITARIO con Cuballama!PEDIR CITA
+