Ronquillo, Villuendas y la «Psicóloga Millonaria»

Havana
algo de nubes
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
94 %
2.1kmh
20 %
Jue
32 °
Vie
31 °
Sáb
31 °
Dom
31 °
Lun
31 °

Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC, salió de la cueva de silencio en la que lleva ya dos años, y por primera vez – autorizado a hacerlo, claro – abordó el asunto «Alma Mater» y la destitución de su director, Armando Senén Franco. También lo hizo el ex suegro de Senén, connotado censor, destrozador de carreras y enjuiciador de obras y artistas desde su cargo y criterios en el Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Y «lo hizo», la ex Primera Secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba y» Psicóloga Millonaria», Susely Morfa, en su cuenta de Twitter, que oyó campanas y no supo dónde.

Con el perdón de los terrícolas. Que estos tres personajes hablen sobre el tema, es cómo si Saturno contase las razones que le hicieron comerse a su hijo.

Sí, porque al final de eso se trata: de la devoración de la cual fue objeto Armando Senén Franco por el mismo sistema que él defiende; y que también defendió su abuelo Lino, ya fallecido, su madrastra Maria Luisa, y su tío Alexei, «ex» agente del G-2″.

Mejor seamos honestos. Si el asunto «Armando Senén Franco vs Alma Mater» ha generado tal ola de simpatía, es porque en él se han mezclado varias cosas. Uno, una juventud más comprometida con sus líderes y con un concepto de la amistad más enrraizado – está claro que ningún veterano de ningún medio oficialista va a renunciar a su puesto de trabajo por la injusticia cometida y ahí están cientos de ejemplos para demostrarlo, con cientos de periodistas expulsados injustamente y nadie en solidaridad marchándose con él -; un hastío generalizado dentro de una inmensa parte de esa misma juventud, que está menos atada al compromiso «histórico revolucionario»; y unas redes sociales para magnificar lo sucedido. En otro contexto, sin Internet y sin redes sociales, sin tanta simpatía, el asunto hubiese pasado desapercibido, sin que Ronquillo Bello hubiese abierto la boca o Villuendas, ex suegro de Senén, haberse molestado.

Ahí por ejemplo, está lo sucedido con el director del Granma, Pelayo Terry Cuervo, que sin gente que lo respaldase y apoyase verdaderamente, fue sacado del Granma; y está también el caso del locutor y periodista holguinero José Ramírez Pantoja, quien luego de copiar y pegar en su blog personal unas palabras ya publicadas por la Subdirectora del Granma, Karina Marrón, fue sancionado con la expulsión de su centro de trabajo. Pantoja cargó con la culpa del provincianismo, mientras que Karina fue beneficiada por sus lazos sanguíneos (hija de un General).

Y si a Armando Senén Franco ha salido a defenderlo ahora, Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la UPEC, a Pantoja le salió la ex Vicepresidenta de la organización, Aixa Hevia, a echarle tierra, sugiriendo que su copia y pega tenía algún interés malsano con congraciarse con «el enemigo».

Eso se llama SELECTIVIDAD. Incluso, amiguismo. No olvidemos que Enrique Villuendas, que le ha cortado la cabeza a más de uno por menos de lo que presuntamente la UJC «acusó» a Senén Franco para su destitución, fue su suegro.

De las palabras de Ronquillo Bello y su cita oportunista a la figura de Julio García Luis, que de figura venerada dentro del periodismo a cada rato es usado como As en el poker a conveniencia de muchos – pienso en Raúl Garcés, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Habana – y su mención de que «el nuevo modelo de prensa que se defiende desde la UPEC» tiene «el apoyo decidido y público del Partido Comunista», hasta esa afirmación mentirosa de que en los premios de la UPEC el PCC no se intromete – se intromete en el Premio Casa de las Américas que tiene carácter internacional, no se va a intrometer en los premios que da la UPEC – pasamos a la declaración «conciliadora» de Villuendas, para luego quedarnos con las palabras de la ex Primera Secretaria de la UJC, que sin saber de este asunto, visto objetivamente desde todas las aristas habidas y por haber – salió a soltar lo suyo, en el retuiteo, con los hashtags de casi siempre y a decir que el PCC mediante el Departamento Ideológico – ¿o tal vez se refería a Villuendas? – siempre está «escuchando a nuestros jóvenes», y que «su capacidad, talento e inquietud revolucionaria siempre irán acompañadas de la explicación oportuna y razonamientos certeros para juntos hacer avanzar a nuestra Revolución».

Decididamente la «Psicóloga Millonaria» está de ingreso, y eso lo saben millones de cubanos; en especial, Mario Vallejo.

tal vez quieras leer: Enrique Villuendas embarca a su tocayo Ojito, del Escambray

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+