Nicaragua se ha montado un negocio millonario los migrantes en sus fronteras

Havana
algo de nubes
31.2 ° C
31.2 °
29.2 °
66 %
3.6kmh
20 %
Mar
31 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
30 °

Una reciente medida del gobierno nicaragüense del dictador Daniel Ortega de cobrar una tarifa de $150 dólares a los migrantes para permitirles un «paso seguro» a través de Nicaragua luce más que nada risible, y a no dudarlo otra entrada de dinero a sus bolsillos.

Este impuesto, ridículo, pudiera estar relacionado con el negocio millonario que se ha inventado Ortega con los migrantes que pasan por su territorio camino a los Estados Unidos. Migrantes particularmente provenientes de Cuba, China y Haití.

Es muy probable que, tras una serie de análisis ocurridos al interno del Departamento de Estado de los Estados Unidos ya se tenga identificada a Nicaragua como un «grifo abierto» para los migrantes de esos países citados. La presión recibida por el gobierno nicaragüense lo podría haber obligado a establecer medidas como las que ya establecieron los gobiernos de Panamá y El Salvador, si bien este último no forma parte del «caminito» tradicional por centroamérica a la frontera, algo que abordaremos más adelante.

noticia relacionada: Panamá implementa medidas para reducir la migración y el cruce ilegal por la Selva del Darién

Según datos proporcionados por organismos y recogidos en una nota de Confidencial, en una semana de octubre de 2023, más de 14,000 migrantes fueron trasladados a la frontera nicaragüense de Peñas Blancas desde el borde entre Panamá y Costa Rica, como parte de un «corredor humanitario» implementado por Panamá y Costa Rica para controlar el alto flujo migratorio en la zona fronteriza.

Los migrantes, después de cruzar la selva del Darién y ser trasladados en autobuses desde Panamá a Costa Rica, deben pagar unos $40 por un viaje en autobús a la frontera nicaragüense, y a su llegada, deben pagar $150 adicionales a la oficina de inmigración nicaragüense para transitar por el país sin problemas.

Sin embargo, otro es el panorama en aeropuertos, aunque al final el chiringuito funciona igual. Nicaragua obtiene beneficios de los migrantes cubanos, a través de varias fuentes de ingresos para el régimen, no solo con esos magros $150 dólares que les cobra a quienes vienen desde lugares como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile, Uruguay, Brasil y Guayana, principalmente.

Tarifas de visado a un lado, Nicaragua agarra mucho y bastante de los cubanos con el cobro de impuestos por el uso del aeropuerto y alquiler de espacio para las aerolíneas, que suman al menos 10 millones de dólares durante un periodo no especificado, según palabras de un experto entrevistado.

Otro tanto sucede con los migrantes de Haití y China, que aunque el experto consultado no proporcionó información específica sobre los ingresos que generan para Nicaragua, se sabe que muchos de estos migrantes atraviesan Nicaragua en su camino hacia Estados Unidos.

En el contexto más amplio, la migración desde todas las nacionalidades hacia Estados Unidos ha aumentado en los últimos años, y Nicaragua es tan solo uno de los países por los que pasan miles de migrantes. Solo en el año fiscal 2021, se detuvo a 1.9 millones de migrantes irregulares en la frontera sur de los EE.UU., cifra que aumentó a 2.7 millones en 2022, y este año (2023) suman ya 3.2 millones.

Es a no dudarlo una industria «rentable», pues el dinero que estos migrantes pagan a coyotes y transportistas, además de comidas y albergues, es dinero que se queda en el país. Un dinero que entra directamente a los bancos. Todos se benefician, incluso hasta los más pobres.

F.López, una cubana que hizo la ruta desde Managua a Laredo en el 2022, revelaba a este redactor que, el hombre que la cruzó a ella y a otros 21 migrantes por Nicaragua, los tuvo dos días en su casa.

«Era una casa bien pobre, lo recuerdo. Sin embargo, mi hermana cruzó un año después, y me envió fotos y sí, era la misma casa, pero había cambiado muchísimo,» dijo en una entrevista que aún se encuentra inédita.

Si bien no se tiene información adicional y contrastable sobre los ingresos que Nicaragua podría estar obteniendo de los migrantes chinos, ni sobre la relación entre el gobierno nicaragüense y el chino en este contexto, es evidente que la situación migratoria está generando ingresos significativos para Nicaragua y posiblemente también está siendo utilizada como una herramienta de provocación política.

Dicho de otra manera: No hay dudas, y el gobierno norteamericano lo tiene identificado, es que este flujo de migrantes es una forma de provocación política por parte de Nicaragua hacia Estados Unidos, y una amenaza a su seguridad nacional.

El auge de los migrantes chinos en la región

La agencia AP destaca en una nota publicada el pasado 30 de octubre, que numerosos migrantes chinos están emprendiendo un arriesgado viaje hacia la frontera de Estados Unidos para solicitar asilo, atravesando la peligrosa selva del Darién en Panamá hasta llegar al desierto de California; pasando por Nicaragua.

Tan solo durante los primeros nueve meses del año, los chinos representaron la cuarta nacionalidad más alta en cruzar el Darién, según las autoridades panameñas.

El incremento en la migración china hacia Estados Unidos se da a través de una ruta que se ha popularizado gracias a las redes sociales. Los migrantes, tras un largo y peligroso trayecto, llegan a la frontera entre México y Estados Unidos para solicitar asilo.

Recientemente se había divulgado que Nicaragua había establecido el libre visado para los ciudadanos chinos. Sin embargo, en el sitio Passport Index se señala que los ciudadanos chinos necesitan visa aún para entrar a Nicaragua. El único país cercano a la zona de tránsito que aún tiene establecida cierta facilidad migratoria para los ciudadanos chinos es Colombia, que les exige una visa electrónica; aunque tienen visado libre a Ecuador, que está justo al lado. El resto, Venezuela, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y México les exigen un visado regular.

A pesar de «las trabas» que un visado regular implica, entre enero y septiembre de este año, la Patrulla Fronteriza ha arrestado a 22,187 chinos por cruzar la frontera ilegalmente desde México, un aumento significativo comparado con el mismo periodo en 2022.

La travesía, conocida en chino como «zouxian» (caminar la línea), es costosa y peligrosa, pero es vista por muchos como una necesidad dada la falta de oportunidades y la represión política en China.

Al llegar a la frontera, muchos migrantes chinos, junto con otras nacionalidades, esperan en campamentos improvisados en el desierto de California para presentar sus reclamaciones de asilo. Las organizaciones benéficas locales proporcionan refugio y ayuda, aunque la mayoría busca reunirse con familiares en diversas ciudades de Estados Unidos lo más pronto posible.

Pero, ¿cuántas personas han transitado por un lado u otro?

Los datos ni siquiera están bien recogidos, una muestra del interés gubernamental en tapar el asunto.

Sin embargo, entidades como el Banco Central de Nicaragua ha publicado datos que recientemente fueron analizados por el diario La Prensa, y que reflejaron que «unas 50 800 personas que llegaron por avión al país no salieron por esa vía, lo que sugiere que son migrantes que siguieron su viaje por tierra.»

Por ejemplo, no se tienen datos de cuántos extranjeros entraron a Nicaragua por la frontera sur. El Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), que tiene las estadísticas de los ingresos de extranjeros, no ha publicado su anuario desde 2021, cuando se flexibilizaron las medidas migratorias a los cubanos.

Para explicarnos parte de lo que sucede por esa zona geográfica hay que remitirse entonces a los datos de Honduras, país al que se entra cuando se sale por frontera desde Nicaragua. El pasado miércoles, Honduras, que es de por sí otro de los países de tránsito, reportó que, entre el 1 de enero y el 22 de octubre, 416 438 migrantes entraron al país centroamericano de manera irregular, según Swissinfo. Esta cifra récord duplica la cantidad de extranjeros que entraron a Honduras en 2022 y evidencia la crisis migratoria en América.

Honduras tiene implementado un requisito de visado libre a los haitianos que lleguen a ese país; mientras que a los cubanos les exije apenas una carta de turismo, válida por 30 días.

De todos, entre chinos, haitianos y cubanos, los que están en mejor posición de todos son los cubanos, pues Nicaragua, tanto a chinos como a haitianos les exije visa, pero a los cubanos no.

Sin embargo el problema de la llegada de africanos y chinos a la región centroaméricana, no solo acontece por Nicaragua. Costa Rica anunció que está «desbordada» también.

noticia relacionada: Costa Rica desbordada, como México y Panamá, con el número de migrantes irregulares

Recientemente el gobierno de El Salvador, precavidamente, y para evitar un desmadre similar en su territorio, limítrofe con Nicaragua y Costa Rica, comenzó a implementar el cobro de una tarifa de $1,000 a los pasajeros de África o la India que lleguen a su país vía aérea, en un aparente intento por frenar la migración hacia los EE. UU. a través del país centroamericano.

Las personas que viajen con pasaportes de la India o cualquiera de las más de 50 naciones africanas estarán obligadas a pagar la tarifa, según dijo la autoridad portuaria de El Salvador en un comunicado en su sitio web con fecha del 20 de octubre.

Y aunque muchos se quejan de lo alto de la cifra, El Salvador se defiende: el dinero recaudado se utilizará para mejorar el principal aeropuerto internacional del país; no como sucede en Nicaragua donde, el dinero no se sabe a dónde va y se presume con mucha certeza que a los bolsillos del dictador Ortega.

La nueva tarifa entró en vigor el 23 de octubre y se impuso debido al aumento del uso del principal aeropuerto internacional del país, que no es precisamente un país turístico. Las intenciones en muchos casos estaban claras: usar El Salvador como primer punto en la larga trayectoria hacia la frontera sur de los Estados Unidos.

La fiereza y tino del gobierno salvadoreño ha establecido la obligatoriedad de las aerolíneas a notificar diariamente a las autoridades salvadoreñas sobre los pasajeros que provienen de una lista de 57 países en África, y la India. Además de estos, chinos, haitianos y cubanos, necesitan VISA para entrar.

tal vez quieras leer: EE.UU. pidió a Nicaragua una “política de visados” para frenar migración de cubanos

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+