Medicamentos, aseo y alimentos seguirán libre de aranceles hasta junio

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
88 %
0.5kmh
20 %
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
32 °

En una medida que extiende un puente de alivio hacia la población cubana, el gobierno de Cuba ha anunciado la prórroga de la importación libre de aranceles para alimentos, artículos de aseo, medicamentos e insumos médicos hasta el 30 de junio.

Esta disposición, que entra en vigor a partir del 1 de abril, permite la entrada de estos productos al país sin carácter comercial, sin límites en su valor, y viene en un momento donde la nación enfrenta una crisis económica, social y política agudizada.

El Ministerio de Finanzas y Precios, mediante la Resolución 94 de 2024, oficializó la extensión de esta medida que se aplica a los productos que ingresan a la isla a través de pasajeros como equipaje acompañado.

La decisión se enmarca dentro de un contexto de escasez alimentaria, inflación y un incremento en los cortes de electricidad que han exacerbado las dificultades de la población, reflejado en las protestas masivas ocurridas en marzo en diversas localidades cubanas.

A su vez, la Resolución 95 extiende hasta el mismo período el permiso para importar plantas eléctricas de una potencia superior a los 900 vatios, considerando los beneficios significativos para el sector residencial ante las «contingencias» en el sistema energético cubano. Adicionalmente, la Resolución 105 extiende la importación en envases originales de medicamentos e insumos médicos, especificando los dispositivos médicos autorizados en un anexo único.

Esta serie de medidas busca aliviar la presión sobre las necesidades básicas de la población cubana, en un escenario donde las empresas estatales han mostrado ser ineficientes para satisfacer la demanda de productos esenciales y garantizar un desarrollo económico y social equitativo.

Desde la implementación de la libre importación de alimentos, medicinas y productos de aseo personal en julio de 2021, en respuesta a la presión social durante la crisis de la COVID-19, el gobierno ha prorrogado sucesivamente esta política. Esta decisión inicial fue un cambio significativo en la política de importación de Cuba, permitiendo un canal vital de ayuda y solidaridad hacia la isla.

Sin embargo, la continuidad de esta medida ha estado rodeada de incertidumbre, especialmente entre la diáspora cubana que busca apoyar a sus familias en la isla. Rumores recientes sugerían que el gobierno podría considerar poner fin a esta facilidad, lo que generó preocupación entre aquellos con planes de viaje a Cuba en las próximas semanas.

La Aduana General de la República, en sus recientes declaraciones, ha destacado los abusos de la medida por parte de algunos viajeros que buscaban beneficiarse de la situación para comercializar los productos importados. Esta situación ha llevado a un llamado a cumplir con las normativas establecidas, enfatizando el carácter no comercial de la importación de estos bienes esenciales.

A pesar de las preocupaciones sobre el mal uso de la política y los rumores sobre su posible conclusión, la extensión anunciada hasta junio representa un respiro para las miles de familias cubanas que dependen de este alivio para escapar de la hambruna y las enfermedades. La decisión refleja un balance entre el apoyo a la población y la regulación de las prácticas de importación, marcando un momento crucial en el manejo de la crisis por parte del gobierno cubano.

noticia relacionada: Algo sucederá con la libre importación de alimentos, medicinas y aseo a Cuba

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+