Algo sucederá con la libre importación de alimentos, medicinas y aseo a Cuba

Havana
algo de nubes
20.2 ° C
20.2 °
20.2 °
100 %
1kmh
20 %
Mié
32 °
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °

A estas alturas, 26 de marzo, la Aduana General de la República de Cuba ya debería haber prorrogado la libre importación de alimentos, medicinas y aseo a Cuba establecida desde el 2021.

Desde julio de 2021, en respuesta a la presión ejercida por miles de cubanos en las redes sociales durante la crisis de la COVID-19, el gobierno cubano implementó una medida que permitía la libre importación de alimentos, medicinas y productos de aseo personal.

Esta decisión, impulsada por la desesperada necesidad de suministros básicos y medicamentos mientras cientos de cubanos morían sin acceso a tratamientos adecuados, marcó un cambio significativo en la política de importación del país.

Los activistas, utilizando la viral etiqueta #SOSCUBA y con el apoyo de artistas internacionales como Daddy Yankee y Alejandro Sanz, entre muchísimos otros, lograron que el régimen cubano flexibilizara sus restricciones, permitiendo estas importaciones esenciales como parte del equipaje de los viajeros sin cobrar aranceles, sin importar la cantidad.

La Resolución 280/2023 del Ministerio de Finanzas y Precio (MFP), acogida por la Aduana General de la República, ha visto cinco prórrogas desde su instauración. Mientras que las primeras cuatro extensiones otorgaron seis meses adicionales cada una, la última prórroga concedida en diciembre de 2023 fue de solo tres meses, lo que indica que esta política pudiera llegar a su fin el 31 de marzo de 2024.

Esta medida ha sido un alivio para muchos cubanos, tanto para los residentes en la isla como para aquellos que viven en el extranjero y buscan ayudar a sus familiares y amigos enviando o llevando personalmente suministros esenciales a Cuba.

Sin embargo, la incertidumbre sobre el futuro de esta política ha generado una oleada de preocupación entre la diáspora cubana, especialmente entre aquellos que tienen viajes planificados en las próximas semanas.

Rumores sugieren que el gobierno de Castro podría estar considerando poner fin a esta facilitación. La razón detrás de esto, según especulaciones, sería el deseo del régimen de incrementar las ventas de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes). Esta decisión podría tener consecuencias devastadoras para el pueblo cubano, cuya situación económica y acceso a bienes esenciales ha empeorado desde el verano de 2021.

La decisión del gobierno no solo influirá en la economía y la sociedad cubanas, sino que también será un indicador del rumbo que el régimen está dispuesto a tomar frente a las demandas de su población y la atención global que ha recibido la situación en la isla.

La medida, durante casi tres años, han proporcionado un vital canal de ayuda y solidaridad hacia Cuba, y no está claro qué sucederá, precisamente ahora en que el pueblo cubano está muy revuelto con la entrada en vigor del llamado paquetazo económico. Son miles las familias cubanas que «escapan» de la penosa hambruna y de las enfermedades con este alivio pero, hay señales que parecen indicar que una vez más, la cúpula del poder en la isla tomará una medida de descontento popular.

La pasada semana, el máximo jefe de la Aduana de Cuba, Nelson Cordovés Reyes, acudió al programa de la Mesa Redonda, y allí se quejó abiertamente del mal uso que le dan los viajeros a esa facilidad de importación y expresó:

«Muchas personas traen grandes volúmenes de estas mercancías con el fin de comercializar. Es un llamado a las personas a cumplir con las normativas, para no cometer violaciones, pues esta es una medida que se aprobó en situaciones complejas del país, para que las personas pudieran tener acceso a medicamentos, alimentos, aseo, pero no para que se usara como una vía para importar estos productos en volúmenes significativos, para su comercialización”.

Más reciente aún es la detención por parte de los oficiales de la Aduana de Cuba de un viajero que entraba al país con 57 mil pastillas de enalapril, aprovechando la libre importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo.

Este no es un detalle menor. La Aduana ha dicho que han ocurrido otros actos de “abuso” de los beneficios de libre importación mencionados por el jefe de la Aduana, aparentemente con carácter comercial.

El Jefe de la Aduana mencionó también el caso de un solo viajero que viajó a la isla con decenas de miles de paquetes de refresco en polvo y paquetes de papa. Aunque no se especificó, parece ser que se refería a papas fritas en paquetes de nylon o de puré de papa.

“La medida no fue aprobada para permitir estas cantidades. En la Aduana estamos haciendo un esfuerzo para controlar estas malas prácticas. Se reitera a la población que la libre importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo debe ser sin carácter comercial”, refirió el funcionario en la Mesa Redonda, sentando las bases para crear una matriz de opinión negativa de la medida por el mal uso de las facilidades de algunos viajeros.

El régimen estaría sentando las bases – preparando el terreno – para negar una nueva prórroga al beneficio arancelario; pero sin embargo, más allá del susto y los abusos de dos o tres pasajeros, la realidad es que son miles los cubanos que se benefician de esta medida. Eliminarles la posibilidad de la entrada de estos alimentos y medicamentos libres de aranceles, podría erosionar hasta niveles impensables la confianza en un pueblo que ha comenzado a desconfiar en masa de sus dirigentes.

tal vez quieras leer: ¿Niegan procesión de Semana Santa en La Habana como “castigo” a sacerdote cubano?

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+