La venta de garaje en Cuba llegó para quedarse

Havana
muy nuboso
22.2 ° C
22.2 °
22.2 °
100 %
1kmh
75 %
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
25 °

A seis meses de su aprobación en el país, las ventas de garaje continúan siendo la vía de escape para muchas personas que no pueden sostener los altos precios del mercado paralelo en Cuba, al tiempo que se colocan como una alternativa de ingresos para las familias que las mantienen.

En una sociedad donde los salarios e ingresos personales apenas y alcanzan para comer, la moda de la venta de garaje se estima mejor como una necesidad urgente, como una alternativa para la adquisición de objetos que igualmente se tornan tan fundamentales como un abrigo en estos días de frío, o unos zapatos de segunda mano para los niños correr en la escuela.

Contrario a lo que muchos creen, esta práctica económica nació con el requerimiento de permiso estatal para su implementación, algo que cambió apenas un mes después, con la resolución número 102 que derogaba la anterior, número 97, del 20 de julio de 2021, donde sí se exigía la obtención de un permiso.

No obstante, a seis meses de que en el país se introdujera una práctica ya consolidada en muchos lugares del mundo, las ventas de garaje continúan floreciendo por todo el territorio y en algunos casos han instaurado redes comerciales, donde el propietario se hace responsable de artículos de diferentes proveedores y con eso logra surtir su negocio personal y afianzar las ganancias.

En ciertas zonas se han visto más de una venta de garaje, incluso en una misma cuadra. Y aunque unas más surtidas que otras, todas suelen ofertar piezas que difícilmente puedan adquirirse ya en otro sitio. Aun cuando en el país se mantiene la entrada de mercancía importada, su comercio se hace mucho más costoso debido a los precios del dólar y las peripecias de los revendedores que deben viajar hasta México, Panamá y otras naciones para adquirir las cargas.

Ventas de garaje en Cuba. Foto: CubaNoticias 360

A muchas personas se les ha ocurrido mezclar ambas cosas e incluir ese tipo de mercancías entre la venta de garaje, sobre todo por la alta clientela en algunas de ellas, y teniendo en cuenta que los productos suelen agotarse pasado un tiempo.

No obstante, en una nota del diario Granma firmada en agosto pasado y donde se aclaraban las actualizaciones que sobre esa práctica había decidido emitir el Ministerio del Comercio Interior, se establecía entre las prohibiciones para la venta de garaje la comercialización de “lotes de artículos nuevos importados y de la industria nacional”.

Es así que las ventas de garaje se han vuelto blanco seguro para inspectores, pues aunque no requieran licencia, deben cumplir además, con el acuerdo de realización exclusivo en los fines de semana y cuidar de no ofertar productos alimenticios o de aseo personal.

Una joven desempleada se motivó a iniciar una venta de garaje junto con su prima. Dice que tenía muchas cosas viejas, de poco uso y que de paso necesitaba hacer algo de dinero. Pero no quisieron ponerla solo los fines de semana, pensaron que el portal de su casa no molestaba a nadie y que poniéndola todos los días aseguraban mayor clientela. “Al segundo día tuvimos a un inspector parado en el portal y nos dijo que podría multarnos por tener la venta fuera de los días establecidos”, asegura la muchacha.

Si bien es cierto que no les afecta de modo alguno ubicarla solo los fines de semana, también es lógico que teniendo productos que ofertar durante toda la semana, limitar la venta a solo dos días les resta en las ganancias. No obstante, desde ese día han debido obedecer, mientras que otros, comenta la joven, se siguen arriesgando.  

En Cuba llegó a realizarse hasta un taller nacional cuyo propósito era instruir sobre “las buenas prácticas” en la realización de las ventas de garaje. Así de eufemístico se encargó el gobierno de tratar un asunto absolutamente banal y sin moldes esquemáticos como son este tipo de comercializaciones que en nada afectan el rumbo de lo establecido en el país.

Asimismo, la experiencia acumulada hasta ahora por el sector no estatal ha permitido no solo el traspaso de artículos, la reutilización y hasta el reciclaje de muchos, sino que ha favorecido igualmente la recaudación de fondos para iniciativas tan nobles como la ayuda a programas de protección animal y otras buenas prácticas sociales.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+