Habla la ciudadana rusa que enterró a un canadiense que le mandaron desde Cuba pensando que era su padre

Havana
lluvia muy fuerte
30.2 ° C
30.2 °
30.2 °
79 %
2.6kmh
75 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
29 °
Mar
30 °
Mié
30 °

Contrario a lo que se creía, la mujer sí llegó a ver el cuerpo y la cara del canadiense que le enviaron desde Cuba, pero en la morgue le dijeron que ese cambio era normal.

Fotos enviadas por los canadienses a la hija del ciudadano ruso muerto en Cuba muestran golpes en su cuerpo. La familia rusa tiene dudas sobre las circunstancias de su muerte. A su esposa le dijeron una cosa y la autopsia dice otra. El hombre murió luego de ir a cambiar dinero en una Casa de Cambio. ¿Habrá sido asaltado, golpeado y asesinado el ciudadano ruso?

Ana Neróeva, una residente de Cheliábinsk, Rusia, vivió una situación impactante cuando enterró el cuerpo de un ciudadano canadiense en lugar del de su padre, debido a un error en la repatriación de cuerpos desde Cuba.

El insólito incidente fue el desencadenante de una confusión ocurrida en el proceso de envío de los cuerpos desde la isla caribeña, resultando en que los restos de su padre terminaran en Canadá y los del canadiense Allah Jarjour en Rusia, en un hecho que fue noticia mundial en diversos medios de noticia.

noticias relacionadas con el caso:

Canadiense muere en Cuba y le envían a la familia el cuerpo equivocado

¿Dónde está el cuerpo del ciudadano canadiense fallecido en Cuba?

Cuerpo de canadiense fallecido en Cuba apareció… ¡pero en Rusia!

​Ahora, gracias a los medios rusos se conocen detalles de quién fue el ciudadano ruso que murió en Cuba, y cuyo cuerpo fue enviado por equivocación a Canadá. Y créanme, la situación es más absurda de lo que uno puede imaginarse.

Ilia Neróev: el ciudadano ruso fallecido en Cuba

El padre de Ana, Ilia Neróev, de 51 años, viajó a Cuba el 20 de marzo con su esposa.

Dos días después, mientras ella estaba en la playa, él fue a una casa de cambio y no regresó. Más tarde, se informó de su muerte y su esposa identificó el cuerpo en Cuba, aunque solo le permitieron ver la cara. Tres días después, ella regresó a Rusia mientras esperaban la repatriación del cuerpo, informa RIA.

Tras una espera de tres semanas, el cuerpo finalmente llegó a Rusia.

Sin embargo, durante el funeral, la familia notó que el cuerpo no se parecía a Ilia. De hecho, Ilia Neroev viajó a Cuba con pelo, y aquel hombre tendido era calvo.

Así lo hicieron notar ellos en la morgue pero, ¡oh misterios!, allí mismo les aseguraron que los cambios eran normales debido al embalsamamiento para el transporte. O sea, que incluso pudieron haberlo pelado al rape, o que se le cayera el pelo con los químicos (probablemente). La familia, ante la explicación de quiénes saben más de muertos y embalsamamientos que nadie, procedieron con el entierro.

A la izquierda Ana Neróeva. A la derecha, el ciudadano canadiense fallecido en Cuba, junto a su esposa. Foto insertada desde Vecherka, vía CCTV News.

Aparece el cadáver de un ruso en Canadá

Simultáneamente, en Canadá, una familia descubrió que el cuerpo repatriado no era el de su ser querido, sino el de un ruso mucho más joven, con pelo y tatuado. Comenzaba así un largo proceso de intercambios entre embajadas, Canadá y La Habana, y luego Rusia. Tras intercambiar fotos a través de las embajadas, ambas familias comprendieron el error. El cuerpo de Ilia había sido enviado a Canadá, y el del canadiense, a Rusia.

El error generó una gran consternación en ambas familias, que ahora buscan respuestas y justicia.

Ana, la ciudadana rusa, mencionó a los medios de su país que inicialmente les dijeron que su padre murió de un infarto, pero el certificado de defunción indica «edema agudo de pulmón», lo que sugiere que se atragantó.

Por si fuera poco, entre las fotos enviadas por los canadienses a ella, hay unas que muestran marcas de golpes en el cuerpo de Ilia, lo que ha generado más dudas sobre las circunstancias de su muerte. ¿Habrá sido asaltado y golpeado el ciudadano ruso? ¿Qué sucedió con el dinero que iba a cambiar en la Casa de Cambio (presuntamente una Cadeca)? Esas preguntas, ahora mismo, flotan en el aire.

«Quiero averiguar qué pasó -dijo la hija de Ilya-. ¿Por qué cambiaron los cuerpos? Sé que los cubanos viven muy mal. Y he leído en Internet que los robos están muy extendidos entre ellos, el intercambio de cadáveres de extranjeros no es un caso aislado. Lo hacen a propósito para retrasar el tiempo, para que en su país de origen no puedan realizar un examen pericial y averiguar la causa exacta de la muerte,» dijo.

Afortunadamente las autoridades rusas y canadienses trabajaron arduamente para corregir el error y devolver los cuerpos a sus respectivos países de origen. El cónsul general de Rusia en Montreal, Alexandr Noskov, confirmó que los diplomáticos estuvieron involucrados en el proceso de repatriación codo a codo.

El caso, que de no haber sido tan trágico hubiese desatado una ola de memes, ha subrayado la importancia de la precisión y el cuidado en el manejo de los cuerpos en procesos de repatriación, y ha dejado a ambas familias en busca de respuestas sobre cómo pudo ocurrir un error tan significativo y qué se hará para evitar que algo similar suceda en el futuro.

Cuba, es la responsable, y en todo caso quien tiene que dar una respuesta.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+