Esto debes saber si quieres entrar pronto a EE.UU. con un parole de reunificación familiar

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
58 %
1.5kmh
60 %
Lun
29 °
Mar
28 °
Mié
26 °
Jue
26 °
Vie
26 °

Desde inicios de esta semana Estados Unidos comenzó a enviar los formularios a solicitantes del Programa Cubano de Reunificación Familiar, con lo que podrán comenzar los trámites para la obtención de un parole para sus familiares en Cuba.

Esta nueva forma de emigrar legalmente a Estados Unidos, a partir de la actualización anunciada el pasado 10 de agosto, se basa en el Formulario I-134A, que los solicitantes podrán completar a nombre de sus familiares elegibles para que les otorguen una autorización de viaje anticipada y un parole.

Tener el Formulario I-130 aprobado

El Formulario I-130, según el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), es aquel en el que el ciudadano o residente establece su relación con un pariente elegible que desea viajar a Estados Unidos y obtener una tarjeta de residente permanente conocida como “green card”.

De acuerdo con el abogado de Inmigración Jesús Novo, ésta es una buena opción sobre todo para quienes no estén en casos de peticiones de familiares inmediatos, como los de ciudadanos a esposas o hijos menores; o de hijos ciudadanos que reclaman a padres. 

Es decir, que pueden beneficiarse con este programa sobre todo los casos de padres residentes que solicitan a sus hijos, mayores o menores; los residentes que piden a sus esposas; los padres ciudadanos que requieren a sus hijos casados; o los ciudadanos que piden a sus hermanos.

Por tanto, Novo aconseja a los interesados en traer consigo a Estados Unidos a familiares cubanos, que completen lo más pronto posible el Formulario I-130 o Petición de Familiar Extranjero.

Recibir la invitación por correo 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) detalla que las invitaciones se envían al ciudadano estadounidense o residente permanente que presentó un I-130 en nombre de los posibles beneficiarios.

A tenor con USCIS, las invitaciones para participar en estos procesos son enviadas por correo electrónico o por correo postal a ciertos peticionarios cuyos formularios I-130 han sido aprobados.

Luego, los peticionarios que ya cuentan con la invitación pueden presentar un I-134A, que no es más que la solicitud en línea para convertirse en Persona de Apoyo y Declaración de Apoyo Financiero, de los beneficiarios principales y derivados del I-130.

Para determinar a qué personas elegibles invitar, precisa el DHS a La Voz de América, se toman en consideración múltiples factores discrecionales, como la cantidad de solicitudes que se pueden procesar de manera eficiente y el tiempo que un beneficiario necesitaría esperar antes de que una visa de inmigrante esté disponible para ellos.

La directora de asuntos regulatorios y políticas del Centro de Estudios Migratorios, Elizabeth Jacobs, explica al citado medio que el requisito de invitación permite “ajustar la cantidad de invitaciones emitidas en función de los recursos disponibles para procesar la solicitud”.

Completar el Formulario I-134A

Si bien quienes reciben la invitación para completar el I-134A tienen hasta 12 meses para iniciar el proceso, los expertos coinciden en que se trata de una oportunidad que no deberían dejar pasar. Hay que recordar que este formulario es el mismo que ya está siendo usado en el proceso de parole humanitario.

Las autoridades migratorias ponen énfasis en que los peticionarios sólo pueden presentar el I-134A a través de su cuenta en línea de USCIS y después de recibir una invitación del Centro Nacional de Visas del Departamento de Estado.

Aunque el I-134A le permitirá a sus familiares reagrupados venir a Estados Unidos con un parole, o sea, sin residencia, podrían viajar al país en alrededor de dos meses, calcula Novo. Es decir, que esta vía hace que el proceso sea mucho más expedito.  

Es válido no perder de vista que, si llegan con parole a Estados Unidos, al año y un día de su arribo legal al país, los ciudadanos cubanos pueden aplicar a su residencia bajo la Ley de Ajuste Cubano.

De igual modo, desde el DHS advierten que quienes presenten un formulario sin haber recibido una invitación no serán confirmados ni avanzarán en el proceso.

Hacerse el chequeo médico 

Aunque el familiar puede elegir seguir esperando su visa, en lugar de tramitar un parole mediante reunificación, en caso de escoger este último, debe seguir un proceso similar al que hoy se adopta como parte del parole humanitario.

Ahora, la mayoría de los pasos del proceso actualizado se completa en línea, a excepción del examen médico en el extranjero y la determinación personal de parole al llegar por aire a un puerto de entrada interior de Estados Unidos.

En lo adelante, los beneficiarios elegibles ya no están obligados a estar físicamente en Cuba, pero sí deberán realizarse el chequeo médico en un hospital reconocido por el gobierno de Estados Unidos antes de ingresar al país. 

En resumen, los beneficiarios deberán someter la información requerida en la cuenta de USCIS creada para el proceso y, tras confirmar la información, recibirán acceso a la aplicación CBP One para ingresar su información biográfica y una foto. 

Finalmente, el beneficiario recibirá una decisión por parte de USCIS sobre la autorización de viajar a Estados Unidos.

Pasar la entrevista en Estados Unidos

Cuando el familiar llegue a Estados Unidos sin tener que esperar por sus fechas de prioridad de visa de inmigrante, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) le hará una última entrevista antes de admitirlo con un parole.

Si se les concede el permiso de ingreso, una vez en Estados Unidos, los beneficiarios cubanos pueden solicitar permiso de empleo o ayudas al gobierno, mientras esperan para aplicar para la residencia permanente legal. 

Por otro lado, con las nuevas actualizaciones, USCIS retomará el envío de cartas a peticionarios de reunificación familiar que tengan el formulario I-131 pendiente

Hay que tener en cuenta que, hasta el momento, tras ser invitados a participar del programa, USCIS requería que los cubanos completaran el formulario I-131 o Solicitud de documento de viaje, y pedía que los beneficiarios pasaran por una entrevista en La Habana para verificar su elegibilidad. 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+