Continúan desaparecidas dos personas en Cuba

Havana
muy nuboso
22.2 ° C
22.2 °
22 °
53 %
6.2kmh
75 %
Mié
22 °
Jue
23 °
Vie
25 °
Sáb
24 °
Dom
22 °

Una semana una y un mes otro. Dos personas en Cuba continúan desaparecidas y sus familiares a medida que pasa el tiempo se desesperan.

Una de ellas es Yeniset Rojas Pérez, residente en el municipio Ranchuelo, en la provincia de Villa Clara. La joven fue vista por última vez el sábado 19 de marzo, por lo que ya han transcurrido 9 días desde su desaparición y todavía se encuentra en paradero desconocido.

Madre de una niña, Yeniset fue vista por última vez a las 11am del pasado sábado cuando salía de su centro de trabajo y se dirigía a su casa. Sin embargo, nunca llegó a la vivienda, y desde entonces está siendo buscada por sus familiares y amigos.

Todos, de manera general, la califican de «buena madre», incapaz de hacer un acto voluntario de desaparecer sin avisarle a sus seres queridos, que han insistido en que Yeniset no se fue del país, justificación que en ocasiones esgrimen muchos al momento de juzgar a la ligera los casos de personas desaparecidas en Cuba.

Según la denuncia hecha, Yeniset vestía en ese momento una licra gris y un abrigo negro con listas blancas», según precisó en Facebook el portal feminista Yo Sí Te Creo en Cuba.

«Yeniset Rojas Pérez, de Ranchuelo. Una semana desaparecida. Es mi cuñada. Cualquier información llamar al 54269265. Gracias amigos por estar al tanto y ayudar con tantas buenas acciones y energías», escribió en Facebook el pasado viernes la actriz Giselle Sobrino Leiva.

Una de las personas desaparecidas en Cuba es Yeniset Rojas, natural de Ranchuelo, provincia de Villa Clara.

Otra de las personas desaparecidas en Cuba es Julio González Pérez, un anciano cubano octogenario que padece Alzheimer.

Ha transcurrido ya más de un mes desde que este anciano fue reportado como desaparecido, y que se presume está «perdido» en algún lugar. Las personas que padecen esta enfermedad suelen hasta montarse involuntariamente en un ómnibus con la intención de volver a casa y terminan en otro municipio, incluso en otra provincia.

La última vez que fue visto Julio estaba en las cercanías de una finca conocida como Maqueira, en Artemisa. Julio reside no muy lejos de allí, en la calle 134 # 24702 entre 247 y 249, apartamento # 3, Nuevo Vedado, Bauta; pero sí, de su casa a esa finca hay varios kilómetros. Julio está desaparecido de su vivienda desde el 23 de febrero.

La familia ha dicho que el anciano llevaba puestos, el día que desapareció, un pantalón azul oscuro, un pulóver rosado y una gorra, y a través de las redes sociales no han cesado de pedir, día tras día, ayuda a la comunidad para encontrarlo.

Cualquier persona que lo haya visto o tenga información sobre él, puede comunicarse con Mercedes Ortiz, su esposa, al teléfono 47374718; o llamar a su hijo, Julio, al 53995830. O incluso a Paulina Fuentes, cuñada de Julio, al 56608532.

«Por favor, no lo dejen ir, tómenlo de la mano y contacte a la familia. No le hagan daño, él es inofensivo. No nos dejen solos, por favor», escribió la hija del anciano en Facebook, este fin de semana.

Una hija de este anciano, que reside en los EE.UU. ha ofrecido hasta una recompensa en su desespero por dar con el paradero de González.

«Estamos dispuestos a dar una remuneración económica a la persona que, por favor, nos devuelva a Don Julio González», confirmó su yerno a través de Facebook.

Las gestiones de la policía en Artemisa han sido infructuosas. Y con el paso de los días se desvanecen las posibilidades de encontrarle bien.

Sin embargo, un halo de esperanza tienen todos ellos en los casos de Dianelis Gutiérrez y Adaykis Luis Fleites Díaz, quienes luego de haber sido reportados también en Cuba como personas desaparecidas fueron encontradas con vida.

Dianelis, residente en el municipio Colón, provincia de Matanzas, se encontraba ausente de su casa desde el 14 de marzo. Sin embargo, fue encontrada con vida el pasado 24 de marzo, aunque en estado de deshidratación.

Adaykis, por su parte, se reportó como desaparecido el 11 de marzo, y encontrado 6 días después, en buen estado de salud.

Muchas personas han hecho notar que las desapariciones son cada vez más frecuentes en Cuba, aunque es muy probable que no sea así del todo, sino que el hecho de que la llegada de la internet a los celulares cubanos, permita conocer a la población la mayor ocurrencia de este fenómeno.

Sea cierto o no, hay un hecho indudable: el poder de las redes sociales ha sido demostrado en casos así una y otra vez, y cada vez más a las redes sociales concurren familiares y amigos de las personas desaparecidas en Cuba, y en el mundo, para encontrarlas.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $1,69 x LBENVÍA AQUÍ
+