Connect with us

Cuba

CNN entrevista en La Habana a familiar de náufragos en Bahamas

Published

on

embajada de Cuba en Bahamas balseros descalzos CNN

Dice Patrick Oppmann que “los cubanos se están embarcando en traicioneros viajes por mar mientras empeora la crisis económica” en la isla. Lo apunta esta mañana, en un texto publicado y en el que Oppmann, corresponsal de la cadena CNN en La Habana entrevista a un familiar de los cubanos que en días pasados naufragaron frente a las costas de las Bahamas. Luego un grupo de sobrevivientes fue localizado 3 millas al sur de Cayo Sal. Estaban aferrados a un bote para mantenerse a flote. Dicen las autoridades cubanas que pasaron, así, más de 14 horas en el mar.

Días antes, lo recuerda CNN, otro bote con migrantes cubanos se volcó en el agua; afortunadamente sucedió a escasos metros de una playa ubicada en la costa que baña a la ciudad de Port Saint Lucie. Estos últimos náufragos tuvieron la suerte de ser trasladados a tierra e incluso, pocas horas después, dos de ellos fueron liberados.

Esa suerte no la corrió la hija de Beatriz Jiménez, la joven que perdió la vida el pasado 4 de marzo en la fatídica travesía que la llevó a la muerte a ella y a sus dos hijos, los dos nietos pequeños de Beatriz, quien ahora habla con CNN.

De acuerdo con la versión de la mencionada cadena, el barco que zozobró en las Bahamas iba abarrotado. Como ya se sabe, venía de la Florida a recoger a un grupo de migrantes que quedó abandonado en Cayo Anguila debido a un desperfecto técnico. El lanchero que los llevó hacia allí, dijo que iría a reparar la nave y regresaba. Fue detenido horas más tarde, arrestado, pero pudo avisar a los familiares de aquellos que, como la hija de Beatriz Jiménez, esperaban por él en Cayo Anguila.

CNN maneja otra historia con relación al cambio de barco, la cual señala que “según el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, los traficantes hicieron que los migrantes cambiaran de barco una vez que llegaron a aguas de las Bahamas, probablemente para intentar confundir a los barcos de la Guardia Costera que pudieran estar persiguiéndolos”. La nota del MINREX señalaba en días pasados que ellos, desde Cuba, alertaron “en tiempo real” a los Guardacostas de los EE.UU. Horas más tarde, otra nota, esta del MININT, daba a conocer el fin de la búsqueda de los probables sobrevivientes.

Dice Oppman, desde La Habana, que los cubanos estaban desesperados por salir de la isla y que el contrabando “violó las leyes de Estados Unidos y Cuba y puso en riesgo la vida de los pasajeros”.

Lamentablemente se aventuraron en una travesía que les costó la vida porque, como explica CNN, “el clima en el Estrecho de Florida es traicionero, particularmente en la primavera”.

“Los vientos de Pascua, como los cubanos llaman los cambios abruptos estacionales en el clima, pueden transformar el mar en una espuma”, escribe Oppmann.

Jiménez desde Cuba desmiente que su hija haya sido una mala madre. Afirma que si se embarcó en la travesía que le costó la vida a ella y a sus dos hijos fue porque quería darles un futuro mejor; más digno.

“Estaba separada de su esposo en Florida por más de un año, luego de que la pandemia obligara a Cuba a cortar la mayoría de los vuelos internacionales”, agrega.

Según cuenta su madre, Lisbethy había tenido miedo de dejar a su hija Kenna Mariana, de 6 años, y Luis Nesto, de 4, en Cuba y arriesgarse a una separación prolongada.

“Mi hija es una buena madre. Ella no habría hecho esto si todo no fuera seguro. Ella no los habría hecho pasar por esto. Sus hijos lo eran todo para ella”, explicó la mujer a CNN desde la pequeña habitación llena de juguetes que su hija compartía con los niños.

CNN entrevista a familiar de náufragos, en Bahamas

Beatriz Jiménez, junto a las fotos de sus nietos, desaparecidos en naufragio en las Bahamas

“Cuando el segundo barco aceleró hacia el norte, perdió el control y zozobró”, refiere la nota de CNN con relación a lo sucedido en las costas de Bahamas, y aclara que aún “no está claro cuántas personas iban a bordo”.

” Unas 14 horas después, un barco de la Real Defensa de las Bahamas encontró a 12 supervivientes y un cadáver, según un comunicado del gobierno de las Bahamas. Lisbethy y sus hijos no estaban entre ellos”.

Beatriz Jiménez le dijo a CNN que según el testimonio de algunos sobrevivientes del naufragio, aún en Bahamas, “los contrabandistas no habían traído chalecos salvavidas para ninguno de los pasajeros”.

Guardia Costera de Estados Unidos: estamos viendo cada vez más cubanos intentar la peligrosa travesía

Oppmann explica desde La Habana que “a medida que la crisis económica de Cuba empeora, más cubanos intentan el peligroso viaje en barco”.

“Desde el 1 de octubre, la Guardia Costera ha interceptado a 90 cubanos en el mar”, citan las palabras de un portavoz de los Guardacostas identificado como Brandon Murray.

La cifra, bien señala CNN, supera los 49 migrantes cubanos del año fiscal anterior. Por suerte, por cuanto la vida es lo más preciado que existe, esas estadísticas no recogen los que llegaron a pisar suelo de la Florida y viven ahora, ahí, escondidos. Tampoco cuenta los que fueron apresados y están en las Bahamas.

En el barco que zozobró frente a Port Saint Lucie, había dos mujeres embarazadas. Los migrantes estuvieron 16 días en el mar.

Sucedió en febrero, pero ese mismo mes, la Guardia Costera de Estados Unidos rescató a tres cubanos que habían estado viviendo principalmente de cocos después de estar varados en una isla desierta en las Bahamas durante 33 días.

“La Guardia Costera no recomienda que nadie se haga a la mar en embarcaciones que no estén en condiciones de navegar. Los barcos a menudo están sobrecargados, los mares son impredecibles y el riesgo de pérdida de vidas es demasiado grande”, dijo la Guardia Costera de Estados Unidos en un comunicado proporcionado a CNN.

Según cifras dadas a conocer por la Guardia Costera, 5.396 cubanos fueron interceptados en el año fiscal de 2016; una cifra que se redujo a 1.468 el próximo año fiscal, luego de que el ex residente Barack Obama firmara sin previo aviso el fin de la política preferencial para cubanos conocida como Pies Secos, Pies Mojados.

Desde entonces, señala el medio estadounidense, la cifra se había reducido a cientos.

“Pero un clima económico que empeora podría empujar a más cubanos a emprender el viaje desesperado, a pesar de haber perdido su estatus preferencial. En 2020, la economía se contrajo un 11%, según cifras del gobierno cubano, ya que la industria turística de la isla fue casi completamente cerrada por la pandemia. Eso siguió a una serie de sanciones punitivas por parte de la administración Trump, las más duras en décadas, que incluyeron devolver a Cuba a la lista de países que apoyan el terrorismo, limitar la capacidad de los ciudadanos estadounidenses para viajar a la isla y cortar canales para los cubanoamericanos”, concluye CNN.

Ariel P.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡RECARGA más que TRIPLE! - Por 500 CUP reciben 1750 CUPRECARGA AQUÍ
+