Connect with us

Cuba

Nota del MINREX sobre naufragio de balseros cubanos en Bahamas

Published

on

balseros cubanos naufragio bahamas nota MInrex
Foto: Fuerza de Defensa de Bahamas

A través de una nota en la que Cuba “insta a prevenir trágicos incidentes como consecuencia de la migración irregular”, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) abordó con días de retraso lo concerniente al naufragio de un grupo de aproximadamente 20 balseros cubanos en aguas territoriales de las  Bahamas el pasado 4 de marzo.

La declaración del MINREX -reproducida en varios sitios oficialistas- “corrige” la fecha de salida de la embarcación, y dice fue el 2 de marzo y no el día primero, como anteriormente se había informado. Esto probablemente debido a que las autoridades cubanas consideren la hora de salida -bien entrada la noche- como posterior a las 12:00 am.

La nota del MINREX confirma que la salida de la embarcación se produjo por la costa norte de la provincia de Villa Clara, y que fue “organizada desde los Estados Unidos.”

Según la nota, se empleó una lancha rápida -las conocidas como “cigarreta”- para sacar a las personas del país.

importante que leas: Desaparecidos en naufragio pudieran ser más de cinco

La versión del MINREX es que todos los involucrados en la salida, organizadores, lancheros, y migrantes eran de origen cubano. Corroboran además que en la embarcación habían mujeres y niños, y que “fueron conducidos por los traficantes a un cayo inhóspito y deshabitado del banco de sal en Bahamas”.

Explican que las Tropas Guardafronteras de Cuba conocieron “en tiempo real” sobre esta salida e informaron oportunamente al Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos. Sin embargo, no se aclara el porqué la lancha rápida dejó a los migrantes cubanos en tan inhóspito lugar, algo que familiares de los involucrados en la operación aseguran se debió a “un fallo técnico”.

De acuerdo con la página oficial en Facebook de la Fuerza de Defensa de Bahamas, el día 3 de marzo, un grupo de seis individuos fueron capturados luego de ser avistados en Anguilla Cay y llevados a bordo de un barco de la Guardia Costera de los Estados Unidos. “Mientras estaba en el área, el barco de la USCG también avistó a ciudadanos cubanos en Cay Sal”. ¿Por qué había un grupo de cubanos en un cayo y otros en otro? La nota del MINREX no lo esclarece tampoco.

Presumiblemente este segundo grupo que fue avistado en Cayo Sal habría visto al guardacostas de EE.UU. El  HMBS DURWARD KNOWLES, de la Fuerza de Bahamas bajo el mando del Teniente Mayor Jataro McDonald fue enviado a investigar.

Dice el MINREX que ese propio día, y justo antes de que el HMBS DURWARD KNOWLES llegara a las inmediaciones de Cayo Sal,  los cubanos fueron sacados de allí en “una segunda lancha, también procedente de los Estados Unidos y con matrícula del Estado de Florida, con intenciones de introducirlos en territorio de los Estados Unidos”.

Según familiares, esta segunda lancha habría sido “contratada” por el esposo actual de la joven que viajó con sus dos niños, de 4 y 6 años de edad, respectivamente, Lisbethy Alfonso Aborresco, de 28 años de edad.

Señala el MINREX que “el 4 de marzo -un día después de que la Fuerza Real de Defensa de Bahamas sacara de Cayo Anguila al primer grupo de 6 cubanos-  a 3 millas náuticas de Cayo Sal, Bahamas, zozobra la embarcación y las personas quedaron en el agua por más de 14 horas”.

Esto explica por qué el HMBS DURWARD KNOWLES, luego de realizar una búsqueda exhaustiva de los cayos, aguas y ensenadas circundantes en busca de personas adicionales y no encontrar a nadie, regresó a encontrarse con el barco guardacostas de la USCG el jueves poco después de las 2:00 pm para subir a bordo a las seis (6) personas “rescatadas” el 3 de marzo.

Dos horas después, a las 4:00pm de ese propio jueves el HMBS DURWARD KNOWLES avistó un barco volcado en aguas aproximadamente a tres millas náuticas al sur de Cay Sal y recuperó a doce ciudadanos cubanos, además del cuerpo de un individuo fallecido. El barco regresó a la base de Coral Harbour con los nacionales cubanos a bordo, donde fueron entregados a las autoridades pertinentes.

El MINREX confirma esta información diciendo que “los náufragos fueron rescatados por un buque de la Real Fuerza de Defensa de Bahamas (12 personas con vida y un cadáver)” y que “según datos preliminares de las autoridades bahamesas, se estiman varios desaparecidos, entre ellos mujeres y dos niños”.

Balseros cubanos desaparecidos

Bahamas reconoció posteriormente que el segundo grupo de doce ciudadanos cubanos fue rescatado durante un esfuerzo conjunto de miembros de la Real Fuerza de Defensa de Bahamas, Operación Bahamas, Islas Turcas y Caicos (OPBAT) y la Guardia Costera de Estados Unidos. Horas después, la Fuerza de Defensa de Bahamas trasladó a la parte cubana la labor de búsqueda del resto de los balseros desaparecidos.

“Las unidades de las Tropas Guardafronteras (…) designaron una embarcación, con el apoyo de una aeronave de la Fuerza Aérea Revolucionaria, para realizar la búsqueda y se detectó la lancha con folio de Florida, la cual había derivado hacia las aguas territoriales cubanas”, apunta el MINREX.

“Con el mejoramiento de las condiciones hidro-meteorológicas, las autoridades cubanas continuarán las labores de búsqueda naval y aérea con unidades de superficie y aeronaves en la costa norte de las provincias de Matanzas y Villa Clara, con el apoyo de instituciones y embarcaciones particulares”, añaden.

La declaración del MINREX precisa asimismo que como parte de averiguaciones hechas -presumiblemente por la declaración dada por los migrantes cubanos involucrados en el naufragio en aguas de las Bahamas- las autoridades cubanas conocieron que un individuo que había sido devuelto a Cuba el pasado 6 de marzo por el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos como supuesto emigrante era en realidad uno de los lancheros involucrados en esta operación de tráfico de personas. El sujeto, cuyos particulares no trascendieron en la nota informativa pero que familiares de los balseros han indicado se nombra Kiko Castro o Kiko García indistintamente, “se encuentra sujeto a un proceso judicial en Cuba”.

“Se continúan las investigaciones para lograr el total esclarecimiento de este lamentable suceso”, apunta la nota del MINREX para luego echar culpas al incumplimiento por parte de los EE.UU. de los acuerdos migratorios alcanzados en 1994 sobre el otorgamiento de las 20 mil visas anuales y también de la suspensión temporal del programa Parole Familiar y por supuesto, de la existencia de la Ley de Ajuste Cubano, refrendada desde 1966.

“El Gobierno cubano seguirá trabajando para prevenir la migración irregular, insegura y desordenada, para impedir las salidas riesgosas que ponen en peligro la vida humana y luchar contra los actos de violencia asociados a este fenómeno y los delitos conexos, como la trata de personas y el tráfico ilegal de migrantes”.

“Cuba insta a tomar todas las medidas para prevenir las trágicas consecuencias de la emigración irregular, ratifica su compromiso con la Declaración Conjunta firmada entre Cuba y los Estados Unidos, el 12 de enero de 2017, en materia migratoria, y reafirma que cumple con rigor sus obligaciones en virtud de dicho acuerdo”, concluye la nota del MINREX, fechada en La Habana el 11 de marzo de 2021.

Ariel P.

no dejes de leer: Cubanos: Balseros desaparecidos e inmigrantes encerrados

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡NOS HEMOS MUDADO! - Nueva web de Cubacomenta - Visítanos ->AQUÍ
+