The Guardian dedica extenso reportaje a la presencia de médicos cubanos en Italia

Havana
muy nuboso
30.2 ° C
30.9 °
30.2 °
79 %
4.1kmh
75 %
Vie
30 °
Sáb
31 °
Dom
29 °
Lun
30 °
Mar
30 °

En un reciente artículo, el diario inglés The Guardian ha destacado la llegada de casi 500 trabajadores de la salud cubanos a Calabria, Italia, en un esfuerzo por revitalizar el sistema de salud de la región, que enfrenta una grave escasez de médicos.

El medio señala que esta no es la primera vez que Italia recurre a Cuba para apoyo médico, pues durante la crisis del COVID-19, Italia ya había acogido brigadas médicas cubanas, especialmente en las áreas más afectadas por la pandemia.

El reportaje de The Guardian resalta cómo esta colaboración entre Cuba e Italia representa «un alivio significativo para el sistema de salud italiano», que ha estado bajo una presión considerable, no solo debido a la pandemia, sino también a la falta de personal médico.

En un señalamiento que peca de muy ingenuo señala que la llegada de los profesionales cubanos es vista como un «oxígeno» para el sistema de salud en apuros.

Sin embargo, esta colaboración no está exenta de críticas.

Algunos afirman que el régimen autoritario de Cuba podría estar explotando a estos médicos como una forma de diplomacia y para obtener ingresos para el país.

El gobierno de la isla enfrenta actualmente acusaciones de explotar a su personal de la salud como «esclavos modernos», pero hay complicaciones colaterales que esta «cooperación» trae aparejada.

Una es que, los médicos que van a las llamadas misiones son «los mejorcitos» que tiene el país, entre lo que le ha quedado tras años de éxodos y deserciones. Esto supone que en Cuba quedan entonces los menos capacitados, que a su vez están desencantados porque viven y trabajan, sin recursos para alimentarse, trasladarse de la casa al trabajo, enfrentando limitaciones en su vida privada, y también en su trabajo, donde los insumos médicos escasean cada vez más y hasta se han reportado médicos sin estetoscopio; o médicos sin poder dar un diagnóstico severo debido a la ausencia de reactivos en los laboratorio, computadoras rotas, falta de papel para hacer electrocardiogramas o placas para rayos X, o yeso para las inmovilizaciones por fractura.

La otra es la escasez de personal. Al exportar el servicio, los hospitales y policlínicos cubanos ven reducida, aún más, su ya diezmada fuerza laboral.

Para paliar esta situación se han recurrido a acciones desesperadas y sacadas de un libro de cuentos, como la propuesta por un funcionario del Partido en el Municipio de Los Arabos, en Matanzas, quien sugirió en una reunión que «las enfermeras más viejas y capacitadas» atendieran a los casos «normales» en cierto hospital porque, según su parecer, no se requerían muchos estudios para recetar duralgina si alguien llegaba con fiebre.

El artículo de The Guardian no refleja nada de esto último, aunque menciona los desafíos que enfrenta el sistema de salud italiano, incluyendo la reciente controversia en Bari, donde médicos fueron multados por trabajar horas extras durante la pandemia, lo que llevó al gobierno italiano a considerar cambios en las regulaciones laborales para este personal.

tal vez quieras leer: «Problemas burocráticos» han retrasado la llegada de 130 médicos cubanos a Italia

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+