Secretario de Seguridad Nacional de EE.UU. no olvida sus raíces cubanas

Havana
muy nuboso
26.2 ° C
26.2 °
26.2 °
94 %
3.6kmh
75 %
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
27 °

A pesar de que llegó con apenas un año de edad a Estados Unidos, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, no olvida que nació en Cuba en 1959, el mismo año en que Fidel Castro llegó al poder.

Según ratificó el primer hispano que se ha encargado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), recientemente entrevistado en Washington para ‘Despierta América’ por María Antonieta Collins, sus raíces cubanas han marcado su vida en Estados Unidos.

Sus padres, Charles Mayorkas, cubano, y su mamá, Anita Gabor, una rumana sobreviviente del Holocausto, fueron descendientes de hebreos, que se conocieron y se casaron en Cuba. La pareja tuvo a una niña y a Mayorkas antes de emigrar a Estados Unidos para “escapar del comunismo”.

“El día que nos naturalizamos mis padres, mi hermana y yo, fue un día glorioso en la historia de nuestra familia”, expresó Mayorkas, cuya familia vivió una temporada en Miami, Florida, antes de mudarse a Los Ángeles, California, que fue donde se radicó.

Como creció con la herencia del Caribe en las venas, su comida favorita es la cubana, en especial “bistec, arroz con frijoles, plátanos maduros y yuca blandita”, acompañados de “cafecito y flan”.

De acuerdo con lo que explicó el secretario, cuya bebida preferida es la malta Hatuey, ha estado muy ligado a ‘El Colmao’, un pequeño restaurante cubano al este de Los Ángeles, en el que su papá y él se reunían cada viernes durante un año tras morir su mamá.

Como inmigrante, Mayorkas entiende que “haber dejado el lugar de nacimiento” enseña “lo que es ser desplazado”. “Es algo con lo que crecí y que me hizo entender la fragilidad de la vida”, puntualizó.

En Los Ángeles, la ciudad que lleva “muy cerca de su corazón”, el cubanoamericano se hizo un respetado abogado y en 1988 se convirtió en el fiscal federal más joven de Estados Unidos, cargo que ejerció en California.

Con Barack Obama como presidente, Mayorkas pasó a ser director de Ciudadanía y Naturalización, donde comenzó a gestar el programa para Dreamers (en español, soñadores), para darle a los jóvenes hijos de indocumentados “la estabilidad que merecen y se han ganado”, el cual aun no ha sido aprobado por el Congreso estadounidense.

Sobre la misma línea, el responsable del DHS destacó que impulsó dicho programa por “la incertidumbre de la gente que no tiene otro país que Estados Unidos”. Para él “es injusto” que los inmigrantes “continúen viviendo en la incertidumbre”, pese a “lo mucho” que aportan al país.

En torno a la actual crisis migratoria, Mayorkas, de 63 años, reconoció que hay “un sistema que no está funcionando”, porque “está roto”, y es “un fallo del Congreso que debemos remediar”.

Como secretario de Seguridad Nacional, sabe que tiene la oportunidad y la obligación de hacer mejor la vida de otros, por lo que intenta apoyar iniciativas que beneficien a grandes grupos, como un programa de Emergencia para rescatar a huérfanos del terremoto de 2010 y traerlos a Estados Unidos; o el de Visas U para víctimas de crímenes violentos.

Si bien nunca pensó visitar Cuba sin su padre, Mayorkas, que tiene dos hijas, viajó a la isla en 2015 para hacer negociaciones. 

En noviembre de 2020, el cubanoamericano de mayor rango durante la administración de Obama (cuando fue subsecretario de la agencia federal entre 2013 y 2016), fue nominado como secretario por el entonces presidente electo Joe Biden.

A principios de 2021 prestó juramento como el séptimo secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, cargo que ocupó con 56 votos a favor y 43 en contra.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+