¿De qué se habló con Alejandro Mayorkas en Miami?

Havana
muy nuboso
30.2 ° C
30.3 °
30.2 °
74 %
5.7kmh
75 %
Jue
30 °
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
31 °

Alejandro Mayorkas, nacido en La Habana, es el primer inmigrante y latino confirmado como jefe del Departamento de Seguridad Nacional.

No es la primera vez que Mayorkas llega a Miami para reunirse con las comunidades cubana y haitiana.

Ya lo hizo en el 2021, momento en el que anunció sanciones contra funcionarios cubanos tras las protestas antigubernamentales de julio de 2021.

El Jefe de Seguridad Nacional, el cubanoamericano Alejandro Mayorkas, visitó la ciudad de Miami y se reunió con haitianos y cubanos residentes allí. De qué se habló con Mayorkas y qué habló Mayorka con cubanos y haitianos, estaremos hablando aquí.

Es un hecho, que la llegada del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a Miami tiene que ver sobre todo con la entrada en vigor de nuevas medidas de control fronterizo para limitar la migración ilegal; específicamente con la implementación de un programa de Parole Humanitario, que luego de haber sido implementado el pasado mes de octubre para venezolanos, arrojó frutos positivos en la seguridad fronteriza, reduciendo la entrada de inmigrantes ilegales, mediante la instrumentación de esta vía que fomenta la inmigración legal.

El plan para los venezolanos no tuvo detractores, pero apenas unos días después de implementarse similar plan para cubanos, nicaragüenses y haitianos, 20 estados interpusieron una demanda federal dirigida a detener la continuidad de la puesta en marcha del mismo, que ha puesto en cuestión de semanas a 1,400 cubanos en los EE.UU., cientos y tantos de haitianos y 44 ciudadanos de Nicaragua.

Precisamente la llegada del secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas a Miami este lunes, tenía que ver con este aspecto. Para muchos, el interés de Alejandro Mayorkas de reunirse con las comunidades haitiana y cubana, así como con las autoridades locales y federales, para entender in situ y de primera mano, el problema, es un paso positivo de la administración,que no solo se distancia de otras anteriores con el establecimiento de este tipo de encuentros – al menos en Miami han tenido lugar ya dos de ellos – sino que establece precedentes para entender los diferentes matices de una situación y lograr congeniar en un punto en común las diversas voces.

Más allá de hablar sobre el Parole Humanitario, proceso que en teoría permite le llegada de hasta 30,000 migrantes venezolanos, nicaragüenses, haitianos y cubanos por mes a los EE.UU. la reunión pretendería conocer en la práctica, on the ground, como se implementa esta opción de vivir y trabajar en los EE.UU.

Más allá de eso, también, Alejandro Mayorkas anunció previamente que se reunirá con la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. La alcaldesa le había pedido recientemente al Secretario de Seguridad Nacional apoyo federal, para lidiar con la ola de inmigrantes recién llegados a su condado; gran parte de ellos haitianos y cubanos – estos últimos más – por mar. Debido a eso, Mayorkas también anunció que se reuniría con la Guardia Costera de EE. UU. y la Fuerza de Tarea de Seguridad Nacional del Sureste.

Hasta el momento, a pesar de la demanda impuesta, es el criterio unánime de la gente, que el Parole Humanitario implementado es benificioso; cifras recién divulgadas por el DHS apuntan a que, desde la entrada en vigor del mismo para cubanos, haitianos y nicaragüenses – se han tomado como referencia datos preliminares a partir del 6 de enero – el número de migrantes haitianos, nicaragüenses, venezolanos y cubanos que intentaban ingresar a los EE. UU. a través de la frontera entre EE. UU. y México ilegalmente, se redujo en un 97%, en comparación con el mes anterior (diciembre del 2022)

Esto, de confirmarse ahora en Febrero cuando se publiquen cifras definitivas, puede considerarse una victoria. El plan en teoría serviría para frenar la inmigración irregular al ofrecer una nueva vía para ingresar legalmente a los Estados Unidos. ¿Se ha logrado? Los números dicen que «va bien». Al menos en teoría.

Más de 1.700 cubanos, haitianos y nicaragüenses ya han llegado a los Estados Unidos a través del Parole Humanitario. A otras miles ya se les ha otorgado el permiso para viajar.

Dicho así, tal parece que el fenómeno visto durante todo el año fiscal 2022, fechas en las que Aduanas y Protección Fronteriza registró un aumento significativo de haitianos, cubanos, nicaragüenses y venezolanos en comparación con 2021, pudiera ser considerada una pesadilla del pasado.

La llegada de Alejandro Mayorkas a Miami tuvo que ver más que todo con haitianos y cubanos

Mayorkas llegó a Miami preocupado por el aumento de las llegadas de inmigrantes en el sur de la Florida; y preocupado por cómo cubanos y haitianos podían entender este fenómeno y las recientes medidas tomadas por la administración Biden (explicadas párrafos encima)

El problema con los haitianos, tiene que ver con una designación de Estatus de Protección Temporal de Haití establecida en mayo del 2021, surgida por un momento concreto – un devastador terremoto que mató a más de 2,000 personas en el sur de Haití en el 2021 – y que ahora, parece ser que llegará a su fin, luego de que la administración Biden dijera que no volvería a designar la protección migratoria que permite a los haitianos llegar a vivir y trabajar en los EE. UU.

Pero, haitianos a un lado, ¿de qué se habló en la reunión de los cubanos con Alejandro Mayorkas? ¿Qué dijeron los líderes de la comunidad cubana a Mayorkas? ¿Estaban todos?

Según el periodista cubanoamericano Mario J. Pentón faltaron algunos líderes tan importantes como Ramón Saúl Sánchez y Orlando Gutierrez Boronat. La ausencia de estos puede explicarse por una razón presuntamente ajena al viejo criterio político del cual, en teoría, pretende alejarse la administración Biden.

Se habló de la arbitrariedad con que se ha actuado en la frontera con los cubanos. Algunos han recibido el Parole I-9, pero la inmensa mayoría el documento conocido como «parole», I-220A. Otros, el I-220B. Este último tiene explícitamente indicado que el sujeto que lo recibió está pendiente a deportación.

El I-220A, si bien no indica una deportación explícita, en la práctica se ha convertido en un dolor de cabeza para los inmigrantes y sus abogados. A estos se les ha dificultado pelear s caso de Asilo Político en Corte porque, las cortes, no reconocen el documento como un Parole común y corriente.

Peor aún; al no ser un Parole I-9 – el de toda la vida – a esos inmigrantes que ya están aquí en territorio de los EE.UU. se les dificulta la obtención de documentos que, antaño, a lo sumo, se le demoraban, todos, a los cubanos, 4 meses. Nos referimos al llamado Social Security, Permiso de Trabajo y Licencia de Conducción; documentos imprescindibles para que los cubanos puedan integrarse a la vida social y económica dentro de los EE.UU.

Dicho en otras palabras: huyen de la miseria económica de los regímenes totalitarios en que vivían – incluyo aquí también a venezolanos, haitianos y nicaragüenses – y se encuentran varados, sin trabajo, o haciendo trabajos ilegales, recibiendo ayudas del gobierno de los EE.UU. en algunos casos, no en todos. Muchos actualmente son verdaderos parásitos, si se admite la expresión, en contra de su voluntad, porque el gobierno de los EE.UU. no ha articulado una respuesta rápida que le permita a esos inmigrantes acceder a puestos de trabajo de manera legal, tal y cómo es la intención de ellos al huir de sus países.

A Mayorkas se le pidió acción en ese sentido.

También se habló ante Alejandro Mayorkas sobre la politica de los EE.UU. hacia Cuba.

En este punto hubo dos tendencias en la sala. Una, que pide más sanciones; y otra, que pide frenar las sanciones porque, según alegaron, afectan la vida de los cubanos.

Según estos últimos, la vía Obama es la adecuada para que los cubanos tengan condiciones dentro de Cuba que les permitan «querer quedarse» en la isla. Con menos presión externa por parte de los EE.UU. y confiando en la voluntad de un gobierno – el cubano – que le interesa por encima de todas las cosas continuar pulseando ideológicamente con su enemigo tradicional – en teoría, quienes le pidieron tal cosa a Mayorka creen que, mejorando su entorno económico, pudieran tener mejores condiciones de existencia dentro de la isla, lo cual dijeron puede frenar el éxodo.

En esa línea abogaron también con un apoyo más firme del gobierno de los EE.UU. al sector privado para fomentar bienestar dentro de los cubanos.

Otros, contrario a esta línea, le pidieron a Alejandro Mayorkas tener cuidado con las regulaciones que se implementen hacia las Mypimes, pues según un dato no oficial, el 90% de las mypimes en la isla forman parte de, o son otorgadas a personas con afecto hacia el régimen, o que forman parte de él.

Otros le expresaron al Secretario del DHS la preocupación real existente con relación a la entrada a territorio de los EE.UU. de personas que fueron en el pasado, distante o inmediato, represoras del régimen y que se encuentran viviendo actualmente en Miami, en la Florida, o en otras ciudades de los EE.UU. Se le dijo que se le entregaría un listado.

Mayorkas dijo que tenia mucho interes en que la comunidad cubana lo ayudara a entender de que forma el regimen cubano pudiera utilizar o explotar el sistema del parole humanitario, y al tocar este punto el influencer Guenady Rodríguez, youtuber de la plataforma 23yflagler pidió por aquellos cubanos que salieron antes de que se hiciera el anuncio del parole humanitario, y que ahora quedaron varados en un limbo migratorio.

Según explicó después Guenady en su intervención en su plataforma, son cubanos que sufrieron el tránsito de un mes por las fronteras centroamericanas, donde fueron extorsionados, violentados en algunos casos, y que ahora se encuentran varados, su inmensa mayoría, en México.

Si bien es cierto que, aún estando allí, pueden optar por encontrar un patrocinador y entrar legalmente vía Parole Humanitario a los EE.UU., muchos de ellos no tienen cómo conseguir un patrocinador.

Son personas que, como explicó Guennady, lo vendió todo para embarcarse en un nuevo proyecto de vida, y que ahora tienen su entrada prohibida a los EE.UU. y que en Cuba no dejaron nada a lo que pudieran regresar. Alejandro Mayorkas reconoció que no habían pensado en eso y prometió revisarlo.

También se habló sobre los problemas de conectividad en la frontera que le impiden a muchos cubanos entrar a la app CBP One, y cumplimentar el requisito que les piden para optar por el Parole Humanitario.

Se le habló también a Mayorkas de los retrasos en el otorgamiento de los permisos de trabajos a personas q vinieron con parole, desde la Isla. De los retrasos del programa de refugiados en La Habana, y de la posibilidad de que en lugar de ser una persona, sean empresas las que puedan patrocinar a una persona y darles un trabajo.

En teoría la reunión fue fructífera. Habrá que ver luego, dentro de unas semanas, qué sucede.

tal vez quieras leer: Por qué tantos pagan un coyote y no quieren ser patrocinador

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+