Remesas a Cuba: ¿»Mercenarios» buenos y malos?

Havana
nubes dispersas
22.2 ° C
22.2 °
22.2 °
78 %
2.1kmh
40 %
Jue
26 °
Vie
25 °
Sáb
26 °
Dom
28 °
Lun
25 °

La revelación hecha en diversos espacios y medios digitales de que algunos de los participantes en los actos de repudio contra opositores y activistas pudieran recibir remesas desde el exterior de hijos – fundamentalmente – y familiares, abrió un debate interesante sobre el tema. ¿Clasificarían ellos – mirándolo desde la óptica del régimen como «mercenarios» buenos?

¿Es éticamente cuestionable o no, que un represor reciba remesas desde el extranjero?

La pregunta se las trae porque, ¿puede cuestionársele a una hija o un hijo que envíe dinero a su madre/padre en Cuba? ¿Puede cuestionársele a un(a) padre/madre que envíe dinero a su hijo en Cuba? ¿Si es represor no? ¿Y si no es represor sí?

Aquí le dejamos una pequeña encuesta para responder:

Una internauta cubana abordaba el asunto en su perfil de Facebook aunque, en base a una opinión personal. En ella expresaba:

«Una de las señoras que fue a la puerta de la casa de Saily de Amarillo, tiene una hija en Miami. Al Facebook de esa hija en Miami fue la horda de repudiadores digitales a ofender a su mamá, a ofenderla a ella, a trolearla, a cuestionarle/decirle si debe o si no, cuándo y cómo ayudar a su madre en Cuba. La amenazaron de muerte a ella y a sus hijos. La hija cerró su cuenta de Facebook.»

Y luego se cuestionaba:

«¿Qué saben muchos de la historia de esa familia, de la relación madre-hija? ¿Qué saben de lo que piensa políticamente esta? Y aún si lo saben, ¿con qué derecho cuestionan, instigan, molestan, abusan y violentan el espacio de los familiares de quienes disienten contigo? ¿Cómo pueden ir y pronunciar amenazas de muerte? No hay diferencias entre lo que le hicieron a Yunior y a Saily y lo que le hicieron a esa muchacha. No se puede criticar un método horrendo y luego hacer lo mismo porque en tu caso «sí hay razón para hacerlo». Tenemos que revisarnos que no funciona así. La violencia y el abuso son y están muy claros, no eres tú quien los conceptualiza ni justifica a conveniencia. No hay justificación.
Ojo con eso.»

Apartando a un lado el razonamiento de que la venganza, el odio y la violencia no aporta nada, el debate tiene una contraparte interesante y es esta.

¿Pueden los medios oficiales cubanos llamar «mercenarios» a quién reciben remesas desde el extranjero?

Al parecer sí. Incluso las llamadas recargas, el vocero del régimen Humberto López las consideró como «mercenarismo» al exponer sin tapujos, y en contubernio con la Seguridad del Estado, las recargas recibidas desde el extranjero por el líder de la plataforma Archipiélago Yunior García. Humberto fue incluso más allá y cuestionó cómo Yunior gastaba su saldo, o si lo movía y cómo.

Para el gobierno de la isla cualquier dinero que reciba una voz disidente en Cuba es «mercenarismo» y esas personas resultan ser «mercenarios». No queda claro – al menos para mí – qué diferencia puede existir entre unos «mercenarios» de un tipo; o «mercenarios» de un bando o del otro.

El debate está servido.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

MIAMI - HABANA desde $507RESERVA AQUÍ
+