Memes y apagones en Cuba: Se buscan soplatubos o limpiatubos

Havana
muy nuboso
31.2 ° C
31.2 °
31.2 °
74 %
5.1kmh
75 %
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
26 °
Sáb
29 °
Dom
32 °

Ni los apagones en Cuba frenan el ímpetu de los memeros cubanos

Las redes se han enardecido en memes tras escuchar las últimas palabras del Ministro de Energía y Minas en Cuba.

La última y mágica solución para erradicar los molestos apagones en Cuba será el resurgimiento de una nueva clase trabajadora que se creía extinta en la isla: los soplatubos. O limpiatubos, si Ud. gusta de llamarlo así.

Al menos las redes se han enardecido en memes tras escuchar las últimas palabras del Ministro de Energía y Minas en Cuba, Vicente la O.

Este funcionario, al hablar de las tareas de mantenimiento que se están efectuando en las infraestructuras energéticas, específicamente en la estación de Felton 1, en Holguín, dijo que se necesitan limpiar 22 mil tubos, y que se están limpiando alrededor de 800 tubos por turno de trabajo, que como son de 12 hrs arrojan un resultado de 1600 tubos limpios por día.

La gente, esa que ama el sarcasmo y los memes ha resucitado al personaje aquel, muy común en la fauna cubana: el soplatubos. Dícesele así, peyorativamente a aquel que habla mucha catibía y no hace nada. Cualquier similitud con los dirigentes cubanos, esos que se las pasan de visita en visita por los lugares constatando e instando – dos de las palabritas preferidas por los periodistas oficialistas a la hora de hacer una nota periodística y utilizar un verbo que resuma la actividad realizada por el dirigente – es pura coincidencia.

¿O no? Bueno, al parecer sí, porque el Ministro, en su discurso florido, ha llegado a afirmar – sin que ningún periodista lo increpe – que «los apagones en Cuba son soportables».

Ahora, al parecer, el azufre de nuestro petróleo nacional y aquel mal refinado, exige como siempre que se limpien correctamente las tuberías por donde fluye y donde, claro está, dejan residuos.

El régimen, previsoramente, ha optado por el mantenimiento preventivo como solución, y no uno hecho de corretaje a la caldera, sino uno profundo y especializado en cada tubería.

Por eso, se ha mencionado específicamente la palabra «limpieza de los tubos» de las plantas generadoras.

¿La clave del éxito? Bueno, esa debió tomarse hace años y no es otra que renovar la industria energética nacional, aprovechando nuestros recursos inagotables: sol y viento. No depender del suministro del crudo, a menudo en bajos precios, en otras ocasiones regalado, por naciones amigas.

Como ahora, tras la crisis económica mundial, las naciones «amigas» no han podido regalar tanto diésel como hacían antes, Cuba se ve obligada a usar más el crudo nacional, un crudo sucio y pesado, y por ende a necesitar un ejército de limpiatubos dedicados exclusivamente a esta noble tarea.

No crea que, como si de una epopeya moderna se tratara, estos héroes del día a día se adentrarán en las profundidades de las obsoletas infraestructuras energéticas para devolver la luz a los hogares cubanos. No. Hay máquinas especializadas para eso, pero el régimen no previó tenerla a mano y, a juzgar por lo dicho por el propio Ministro de Energía y Minas, debieron mandar a buscarla.

Las reacciones a las palabras del Ministro no se hicieron esperar, con Twitter y Facebook a la vanguardia, como siempre, llenos de chistes, memes y comentarios sarcásticos.

Lo que parece ser una broma de mal gusto – nos referimos a esos apagones continuos de más de 20 horas día tras día – se convierte en el reflejo de la desesperación y la falta de soluciones reales para un problema que afecta a millones de cubanos.

Los apagones, lejos de ser «soportables», como afirma el Ministro, son una carga diaria que afecta la vida cotidiana, la economía y la salud mental de la población. Y la propuesta de reavivar una profesión arcaica parece más un intento de desviar la atención de la verdadera raíz del problema: la falta de inversión y modernización del sistema eléctrico del país.

Muchos se preguntan, tras las palabras del ministro referidas a la necesaria limpieza de los tubos, si esto no es más que una cortina de humo para ocultar la ineficiencia y la corrupción que han plagado al sector energético durante décadas. Que incluye, entre otras muchas perlas, la ejecución a pepe timbales por parte de Fidel Castro de una Revolución Energética en la isla, ahora fallida, concebida muy erróneamente desde el principio y que le fue advertida por parte de la persona que más sabía – o aún sabe – del tema en la isla: Marcos Portal. La decisión de Fidel trajo un daño colateral al país: la destitución de Portal por llevarle la contraria.

Es irónico pensar que en pleno siglo XXI, en una isla que alguna vez fue pionera en avances sociales y tecnológicos, donde abunda el sol y en las costas el viento es capaz de mover la paleta más pesada, la solución a los apagones radique en una figura laboral de tiempos pasados: limpiar tubos. Los cubanos seguirán soportando los apagones, esperando que algún día, alguien en el gobierno tenga una idea que realmente ilumine el futuro de la nación.

Claro, ni siquiera la situación absurda les arrancará al cubano su eterna manía de burlarse – aunque ya muchos se han cansado de hacerlo – de sus propias desgracias.

Así que, en medio de los apagones, muchos bromean con los soplatubos, mientras otros esperan que el próximo anuncio del gobierno no sea la reintroducción de otros oficios olvidados, como los aguadores para refrescar las calderas, o los faroleros, para llevar la electricidad a las casas.

Quizás, después de todo, lo que realmente necesita Cuba es una buena dosis de sentido común, menos discursos retóricos que solo alimentan el escepticismo y la frustración del pueblo y sobre todo esto: un nuevo gobierno. Un gobierno.

tal vez quieras leer: Oficialismo reconoce que apagones en Cuba el jueves fueron «extremos»

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+