La incertidumbre sobre Ómicron o ¿buenas noticias?

Havana
cielo claro
18.2 ° C
18.2 °
18.1 °
88 %
2.6kmh
0 %
Mar
29 °
Mié
31 °
Jue
30 °
Vie
31 °
Sáb
25 °

Ómicron, aunque es más transmisible, tiene tasas más bajas de muerte y hospitalización grave.

No está claro si Ómicron a la larga dará fin a la pandemia por más que sus números crezcan. El mensaje ahora, con el explote de casos de covid en USA parece ser el siguiente: vacúnese y siga adelante.

Nadie parece estar dispuesto a otro encierro y reclusiones. Nueva York, California, Chicago, quieren mantener sus escuelas abiertas. Incluso en California el gobernador dijo que el SuperBowl sigue adelante.

EE.UU. ha entrado en su tercer año de pandemia, y a la larga parece imposible o al menos difícil, luchar contra un virus sin tener el apoyo de la nación en su totalidad. Mientras, algunos acusan al gobierno de rendirse o negociar con la existencia del virus. Irremediablemente.

Un hecho es cierto: a pesar de los casos y hospitalizaciones, las primeras evidencias sugieren que Omicron, aunque es más transmisible, tiene tasas más bajas de muerte y hospitalización grave.

Sume a eso otro detalle: según una encuesta de la Universidad de Monmouth hecha a mediados de diciembre seis de cada 10 estadounidenses encuestados dijeron sentirse «agotados» por el costo del covid en su vida diaria.

Cronología del covid en la última semana (EEUU-2022)

Estados Unidos registró este domingo un nuevo récord de contagios de COVID-19, al superar los 60 millones de casos desde el inicio de la pandemia. Esta ha sido la evolución de la pandemia en una semana.

Domingo 2 de enero de 2022: EEUU supera los 55 millones de casos de COVID-19.

Lunes 3 de enero de 2022: EEUU supera los 56 millones de casos de COVID-19.

Martes 4 de enero de 2022: EEUU supera los 57 millones de casos de COVID-19.

Jueves 6 de enero de 2022: EEUU supera los 58 millones de casos de COVID-19.

Viernes 7 de enero de 2022: EEUU supera los 59 millones de casos de COVID-19.

Domingo 9 de enero del 2022: EEUU supera los 60 millones de casos de COVID-19.

EEUU alcanzó los 60,147,750 contagios de coronavirus; 840,593 personas han fallecido a causa de la COVID desde marzo del 2020.

El enorme esfuerzo vacunal desplegado sin dudas ha contribuido a esta «resistencia». De la población total de norteamericanos, al menos 246,812,939 personas (74.3% de la población) han recibido una dosis de la vacuna, mientras que 207,662,071 individuos (62.5% de la población) han completado el proceso de vacunación. Entre estos últimos, apenas 75,356,579 personas (36.3% de la población vacunada) han recibido la dosis de refuerzo.

Florida es el terce estado en la nación en cuanto a infectados y decesos, con 4,633,077 infectados y 62,628 muertes; precedida por California, que es el estado con más casos y muertes por COVID-19 con 6,031,217 contagios y 77,271 fallecidos y por Texas, (5,031,198 casos de coronavirus y 76,917 fallecidos)

La Florida está por delante incluso de Nueva York, (4,018,278 contagios y 61,628 muertes) Illinois se ubica en quinto lugar con 2,382,437 contagios y 31,660 fallecimientos.

Pero, si bien los contagios se han disparado drásticamente en las últimas semanas debido fundamentalmente a Ómicron la mortalidad es baja y controlada.

Ello le hace creer a las autoridades sanitarias que los casos podrían empezar a disminuir pronto.

La opinión de los expertos

Ómicron es el responsable del 73% de los casos en EE. UU.,algo que el asesor médico jefe de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, calificó de «sin precedentes» durante una aparición en Good Morning America el pasado martes.

Sin embargo, algunos investigadores dicen que omicron en realidad podría acelerar la transición del virus de pandémico a endémico, aunque con un gran número de enfermedades y posibles muertes en el camino.

La teoría: debido a la alta tasa de transmisión de omicron y el peligro para las personas no vacunadas y no reforzadas, las hospitalizaciones y las muertes podrían aumentar significativamente en las próximas semanas y meses, pero los sobrevivientes podrían emerger con un grado de la llamada ‘inmunidad natural’ que podría ayudar a proteger contra la próxima variante de preocupación de Covid.

“A veces, un fuego rápido puede quemarse muy rápido y luego apagarse”, dice el Dr. David Ho, virólogo de renombre mundial y profesor de la Universidad de Columbia.

El Dr. Bruce Farber, jefe de enfermedades infecciosas de la red de hospitales Northwell Health con sede en New Hyde Park, Nueva York, dice que el ‘mejor de los casos’ sería una variante de covid altamente contagiosa que no enferma particularmente a la mayoría de las personas y crea algún nivel de inmunidad inicial temporal en los EE. UU.

Por su parte, el Dr. Timothy Brewer, profesor de medicina en la división de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA, es uno de esos expertos que afirma: el covid nunca va a desaparecer por completo.

Pero, ¿cuándo llegaremos a la fase endémica? ¿Cuándo sabremos que finalmente estamos en territorio ‘endémico’? ¿Omicron empuja la endemicidad más lejos en el futuro? ¿O podría realmente acelerar nuestro camino hacia la endemicidad al infectar a gran parte de la población tan rápidamente que desarrollemos más rápidamente una capa de inmunidad natural?

“Esa es realmente la pregunta del millón”, le dijo Angela Rasmussen, viróloga de la Universidad de Saskatchewan en Canadá a VOX.

“Es realmente difícil de decir en este momento”.

Rasmussen concluye que «omicron ciertamente tiene el potencial de retrasar la endemicidad».

Pero también hay algunas cosas esperanzadoras a tener en cuenta.

“La increíble cantidad de infecciones está aumentando la inmunidad a nivel de la población. Eso será crucial en términos de silenciar las olas futuras”, dijo Joshua Michaud, director asociado de política de salud global de Kaiser Family Foundation.

Pero advirtió: si bien existiría «un muro de inmunidad significativo que se está construyendo, eso es un muro para las variantes que ya hemos visto. Podría haber otra variante que podría evadir la inmunidad en el futuro”.

Ramussen dice que «el determinante clave» de cuándo termina la pandemia es cuánto tiempo llevará hacer que las vacunas estén disponibles en todo el mundo

“Si solo una proporción muy pequeña de personas tiene acceso a las vacunas, seguiremos jugando a la variante whack-a-mole indefinidamente”, dijo Rasmussen.

Pero, advierte Michaud, nuevos tratamientos, como paxlovid de Pfizer, aprobado recientemente por la Administración de Alimentos y Medicamentos, y molnupiravir de Merck, también aprobado por la FDA. reducirán indiscutiblemente las tasas de hospitalización y muerte por Covid-19.

“Muy importantes en el contexto de la endemicidad son las píldoras antivirales. Si tenemos esas herramientas, estamos viendo un estado muy diferente para 2022. La gente no debería sentir que estamos de vuelta en el punto de partida,” concluyó.

“Ahora estamos en una fase totalmente diferente”, dijo Monica Gandhi, inmunóloga de la Universidad de California en San Francisco. “El virus siempre estará con nosotros, pero espero que esta variante cause tanta inmunidad que sofoque la pandemia”.

La variante omicron se descubrió en Sudáfrica hace poco más de un mes, y los expertos advierten que todavía queda mucho tiempo para que la situación cambie. Pero los datos de la semana pasada sugieren que una combinación de inmunidad generalizada y numerosas mutaciones han dado como resultado un virus que causa una enfermedad mucho menos grave que las iteraciones anteriores.

Un estudio realizado en Sudáfrica encontró que los pacientes ingresados ​​en el hospital allí durante la cuarta ola del virus dominada por omicron tenían un 73 % menos de probabilidades de tener una enfermedad grave que los pacientes ingresados ​​durante la tercera ola dominada por delta. “Los datos son bastante sólidos ahora que las hospitalizaciones y los casos están desvinculados”, dijo Wendy Burgers, inmunóloga de la Universidad de Ciudad del Cabo.

Al principio, gran parte de la alarma sobre omicron se debió a la gran cantidad de mutaciones de la variante, muchas de las cuales están en la proteína de pico, la parte del virus responsable de ayudarlo a invadir las células huésped. Esas mutaciones, según sugirieron los primeros datos, permitieron que el virus infectara fácilmente no solo a las personas no vacunadas, sino también a evadir las respuestas de anticuerpos tanto de infecciones previas como de vacunas. Pero la pregunta seguía siendo cómo le iría a omicron una vez que pasara esas primeras líneas de defensa.

tal vez quieras leer: Rodaje de La madre, con Jennifer López, suspendido por brote de Covid-19

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+