Juana Bacallao, la diosa negra cubana que vivirá “hasta el cuatro mil”

Havana
nubes
28.2 ° C
28.2 °
28.2 °
78 %
4.6kmh
100 %
Vie
28 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °

Aunque varias de sus reseñas biográficas recogen que cumplió 98 años este 2023, la verdadera edad de Juana Bacallao sigue siendo un misterio. Lo que se sabe con certeza es que la artista conocida como ‘la diosa negra de los cabarets cubanos’ ronda el siglo de vida

Si bien hay quienes aseguran que la show woman tiene tres años menos de los que muchos creen, y Wikipedia refiere que podría haber ya superado los 100, ni la propia ‘Juana la cubana’ conoce qué edad tiene.

El 26 de mayo del año pasado, uno de sus entrañables amigos, el ex locutor de la radio y la televisión cubanas Rolando Zaldívar, aseguró que ese día es el cumpleaños de su “estrella”, pero que ella “jamás me ha dicho su edad porque no la sabe”. De acuerdo con él, dar por sentado que Juana nació en 1925 es “irse con la primera bola”. 

Según reportó Zaldívar unos meses antes, Neris Amelia Martínez Salazar, que es el nombre real de la artista, “pronto” celebraría su cumpleaños 100 y, lejos de estar “disfrutando de una jubilación plácida del mundo del espectáculo”, la “señora excéntrica” se encontraba “prendiendo fuego a las pistas de baile de La Habana” con “actuaciones semanales” en uno de los cabarets más importantes de la capital cubana, El Gato Tuerto. 

El comunicador radicado en Miami también ha reconocido que ‘Juana la caliente’ es “una artista incomprendida”, pero “buena persona”. “Un día me dijo: ‘En la calle no duermes más. Te ofrezco mi humilde casa. En mi barracón nadie se muere de hambre’”, recordó sobre su “mejor amiga” y “más grande espiritista”. 

A mediados de 2022, tras conversar por vía telefónica desde La Habana con su “hermano”, Juana le envió un saludo “a todo mi pueblo” y aseguró que resistiría “hasta el cuatro mil”.

En aquella ocasión, la artista, que fue noticia en 2015 después de casarse con unos 90 años, le confesó a Zaldívar que le hacía falta “un amor”. “Un hombre que me quiera y me diga: ‘Hoy de aquí no puedes salir. Y que al llegar la noche me castigue y me dé con la toalla mojada’”, reveló.

En palabras de Juana Bacallao, “sólo el Dios divino me retirará porque tengo salud suficiente para mantenerme en la pista de baile”. No obstante, siempre ha tenido claro que, “si no gustas a la gente”, debes retirarte. “Papelazo nunca voy a hacer”, ha recalcado.

Para Zaldívar, que ha compartido innumerables anécdotas sobre esta diva, “gracias a gente como ella, todavía somos Cuba. Juana Bacallao es una mezcla de whisky, cerveza y Coronilla al mismo tiempo”.

Dicen que el famoso músico cubano Obdulio Morales quedó asombrado cuando escuchó cantar a Neris Amelia, mientras fregaba una escalera. Él fue quien hizo que la empleada doméstica audicionara para un espectáculo que estaba en escena en el Teatro Martí en la década de 1940. Él la bautizó como ‘Juana Bacallao’ y, aunque a ella le parecía un nombre muy “feo”, el compositor y animador supo que sería el que la haría “famosa”.

Juana vino al mundo en el seno de una familia humilde y, como quedó huérfana siendo muy pequeña, fue internada en un colegio de monjas. 

Zaldívar ha rememorado que las apariciones de la cubana, que nunca estudió formalmente música, pero aprendió a tocar el piano y las tumbadoras, fueron “proscritas en las emisoras de televisión” “antes y después” de 1959 por “su presunta vulgaridad”. 

Pero ella insistió en lograr por sí misma el reconocimiento artístico que merecía. “Causando estragos maravillosos en las juntas populares y celebraciones locales”, como reseña su amigo, “se hizo un hueco en los cabarets más prestigiosos de La Habana”, entre los que destacan el Salón Rojo del Hotel Capri, el Parisien del Hotel Nacional, y Tropicana. 

Tras compartir escenario con Benny Moré, Bola de Nieve, Meme Solís, Celeste Mendoza, Nat King Cole, Chano Pozo, Omara Portuondo y Elena Burque; y montar espectáculos en países como Estados Unidos, Francia, España, México, Venezuela, y República Dominicana, Juana Bacallao se autodefine como una figura “¡mundial!”.

No en vano, durante uno de sus shows en Las Vegas, el rey del pop, Michael Jackson, estaba sentado en la primera fila; y en otro, al visitar La Habana, Beyoncé le besó las manos sobre el escenario de El Gato Tuerto. 

A tenor con lo que ha expuesto el escritor Antonio José Ponte, un día, después de ver bailar a Alicia Alonso, Juana, que recibió el Premio Nacional del Humor en 2020, le dijo: “Alicia, ya vine a tu show, vamos a ver cuándo tú vas al mío’”.

Ponte ha relatado igualmente cómo reaccionó Juana al reencontrarse con ‘la reina de la salsa’, Celia Cruz, en Nueva York, luego de décadas sin verla. “Celia está en el público, y en el intermedio le lleva al camerino unas flores. Abre Juana la puerta, la ve allí después de tanto tiempo, y le susurra: ‘Celia, dame las flores y piérdete, que aquí, una de las dos, o tú o yo, es de la Seguridad’”.

En el cumpleaños de Juana este año, el actor y humorista cubano Alexis Valdés elogió a esta “comediante única, irrepetible, irreemplazable”. “Trabajé muchos años con ella en Cuba, en el cabaret Capri, y después de gira por las provincias, sobre todo, en Pinar del Río. Era tan divertido verla en el escenario, como hablar con ella, como viajar con ella, o sentarse a cenar o tomar un café con ella. Una comediante total. Todo el tiempo. Pocas veces me he reído y me volveré a reír como con Juana Bacallao”, sentenció. 

El también director valoró que Juana siguiera con la “mente clara y cantando” a sus casi 100 años. “He hablado con su representante, Armando Guerra (porque todo lo de Juana ha de ser cómico y su manager se llama Armando Guerra, aunque su nombre, noble generoso y pacífico) y me ha dicho que, aunque tiene ciertos problemas de salud, sigue luchando como una campeona”, añadió. 

Por último, Valdés escribió: “Juana, te quiero, te admiro, y te doy las gracias, porque sin tú saberlo, me enseñaste un montón de cosas del escenario. De hecho, cuando dirijo en el teatro, a veces le digo a una actriz (por ejemplo, a Dianelys Brito) en este momento necesito que saques la Juana Bacallao que tienes dentro. Y por arte de magia, inmediatamente, la escena se vuelve mucho más cómica”. 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+