Juana Bacallao cumple 97 años y sigue siendo la reina del cabaret cubano

Havana
nubes dispersas
34.2 ° C
34.2 °
34.2 °
46 %
2.1kmh
40 %
Dom
34 °
Lun
34 °
Mar
33 °
Mié
33 °
Jue
33 °

En Cuba todo el mundo sabe quién es Juana Bacallao. Juana, que cumple 97 años este jueves,  encargó de presentarse a la fama eterna con una de sus conocidas canciones, las cuales marcaron las noches antológicas del cabaret cubano y convirtieron a la artista en una diva de la comedia y la interpretación musical.

Pero antes de ser la más grande showwoman de este país, la Diosa Negra y la reina de cuanto cabaret sobreviviera en la noche habanera, Juana Bacallao era simplemente Neris Amelia Martínez Salazar. Quiso el destino que aquella joven huérfana y mestiza de los años 40 y 50 fuera contratada como empleada doméstica en la casa de Obdulio Morales, quien no tardaría en descubrir todo su talento y la rebautizaría con el nombre que la acompaña hasta hoy, con 97 años y más de 70 dedicados al arte.

No pocas figuras del espectáculo en Cuba y en el extranjero han reconocido su talento inigualable, su graciosa excentricidad y la manera jovial de pararse en un escenario y conquistar al público con su choteo habitual y la burla filosófica con que suele dar respuesta a las situaciones más triviales, así como por la poderosa interpretación con que ha defendido sus temas más conocidos: Espíritu Burlón, Juana La Cubana, Sube Espuma, Trátame como soy, y otros muchos.

Juana es ahora una diva casi centenaria y a pesar de no haber podido contar nunca con formación académica alguna, sus manos, su rostro y sus experiencias recogen muchas zonas de la historia musical cubana. Juana es una leyenda viviente de la cultura nacional.

Controversial, cómica y escandalosa, Juana no ha pasado jamás desapercibida y sus típicas escenas han ido de vociferar en medio de la oficialista Tribuna Antiimperialista de La Habana que: “liberen a los cinco, porque están buenísimos”; hasta descargar como una estrella hollywoodense más al lado del estadounidense Will Smith en la propia capital cubana.

Sus ocurrencias son parte inseparable de su identidad y talla artística, mientras que su proyección no solo ocupa los corazones de los cubanos en la Isla, sino también de los que están fuera. A Juana la respetan y quieren en las dos orillas, la aplauden los de un lado y del otro de la política y eso no han logrado conseguirlo muchos artistas.

Su vida personal y privada, lejos del escenario, las luces y las ovaciones resulta un poco parte del mito entorno a su figura. Hay un halo misterioso y reservado que ronda a su familia, y la mayoría de los rumores se sostienen en base a sus estridentes matrimonios, a sus excentricismos públicos y a sus brillantes y coloridos atuendos. Lo cierto es que la verdadera Juana que conocen los cubanos es la que se ha encargado de decir en un escenario cada vez que ha podido: “Aquí estoy. Nadie puede más que yo en el momento en que este espacio y el mundo entero me pertenecen solo a mí”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.89 x LBENVÍA AQUÍ
+