Gente sin nada deberá pagar el 50% de materiales de construcción para reparar sus viviendas

Havana
lluvia de gran intensidad
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
94 %
4.1kmh
75 %
Sáb
25 °
Dom
29 °
Lun
28 °
Mar
30 °
Mié
31 °

En una noticia que a muchos le sonará a «promesa», a otros a «mentira», a algunos «incumplimiento» y a otros «bondad de la Revolución», el Consejo de Ministros de Cuba ha anunciado que el presupuesto del estado financiará el 50% del precio de los materiales de construcción para las personas afectadas por las recientes inundaciones en el oriente del país. Lo trascendental de esta «bondadosa decisión», es que cientos de personas que lo perdieron todo, y que tienen que lidiar con ver cómo recuperan parte de lo perdido, tengan que erogar – además – el 50% del dinero para comprar unos materiales de construcción en su inmensa mayoría perecederos, que con la llegada de una tormenta tropical o huracán, pasarán a mejor vida y deberán otra vez, los afectados, volver a pagar por otros materiales semejantes.

Sin embargo, la decisión, que fue tomada en vista de los daños causados por las intensas lluvias que ocurrieron entre el 6 y 10 de junio en las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba, no deja de ser para muchos un «libretazo», teniendo en cuenta la severa crisis que desde hace ya varias décadas – con mayor énfasis ahora – enfrenta el fondo habitacional cubano, y el Estado en general, para cumplir con la promesa de otorgar materiales de construcción a familias damificadas por huracanes en la isla.

Notorio es el caso de los damnificados por el huracán Ike, un fenómeno que pasó por la isla de Cuba en el año 2005, y que según cifras recientes todavía hay miles de viviendas afectadas por este organismo, sin que el estado haya podido reponer en su totalidad o siquiera poner a disposición de las víctimas, parte de los materiales necesarios que se requieren.

tal vez quieras leer: Las Tunas: 6 mil viviendas sin reparar desde Ike, hace 12 años

El «libretazo» añade que las personas cuyos ingresos no resulten suficientes – que debe ser aproximadamente el 90% de lo afectados, sino el 100 – podrán acceder a créditos bancarios – insuficientes, porque el estado no tiene los materiales necesarios a la venta y deberán comprarlo en el mercado negro -, solicitar subsidios para la compra de materiales de construcción con cargo al presupuesto del estado, o solicitar financiamiento de la Asistencia Social, de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente.

Como bien reconocen portales de periodismo independiente dentro de la isla, esta «bondadosa decisión», podrá no ser suficiente para aquellos que lo perdieron todo; personas, en su mayoría, cuyo nivel de ingreso no les permite siquiera disponer de ese otro 50% para construir una nueva vivienda, con materiales que le de el estado.

Tengamos en cuenta que, por ejemplo, el 50% del precio de un tanque para almacenar agua de 2.100 litros es superior al salario mínimo en Cuba, que es de 2.100 pesos cubanos (CUP)

La solución ideal sería que, una póliza de seguro de vivienda, pagada regularmente, le permitiera a estas personas, tras inspección, disponer del 100% del dinero necesario para comprar todo lo que necesiten para rehacer sus vidas, pero este no es el caso en Cuba, donde a menudo una empresa de Seguros como ESET, es cuestionada por demorar o no cubrir el 100% del dinero necesario en el caso de los accidentes de tránsito, para reponer vehículos. Si alguien duda de lo dicho, que le pregunten al humorista cubano Otto Ortiz, que lleva años lidiando con ese «problemita». Y no es el único.

Esta «ayuda del estado», aunque bienvenida, no es tal, si tenemos en cuenta que durante años, el Estado no ha estado pagando a esas personas el dinero que les correspondería por su desempeño laboral.

Este 50% de «ayuda», puede no ser suficiente para muchos ciudadanos que se encuentran en una situación desesperada tras las recientes inundaciones.

Las inundaciones en el Centro y Oriente de Cuba en junio de 2023 han causado graves daños y pérdidas humanas. Especialmente la región oriental de Cuba ha experimentado fuertes lluvias y inundaciones que han resultado considerables daños materiales, en una región donde el grueso poblacional es de clase baja; gente muy pobre que depende en muchos casos de los cultivos y crianza de animales, que han sido arrasados por las lluvias. Según informes, la devastación afectó considerablemente a la agricultura en esos territorios, con 600 hectáreas de arroz arruinadas por las lluvias.

Según la OCHA de las Naciones Unidas y los medios de comunicación, más de 10,000 casas fueron afectadas tan solo en la provincia de Granma. Otras provincias afectadas son Las Tunas, Santiago de Cuba y Camagüey.

El número de bajas y la cantidad de daños debido a las fuertes lluvias e inundaciones generalizadas que afectaron a la región central y oriental de Cuba en los últimos días fue notoriamente alta.

Según los medios de comunicación, al menos seis personas murieron (de las cuales cuatro en las provincias orientales de Granma, Las Tunas y Santiago de Cuba, y dos más en la central provincia de Camaguey) y más de 18,500 personas han sido afectadas en todo el país.

noticia relacionada: Al menos seis fallecidos por inundaciones en Cuba

Los puentes, las carreteras y los sistemas de saneamiento fueron dañados, así como miles de viviendas. Además, se destruyeron miles de hectáreas de cultivos​1​.

En tan solo 11 días, se superaron los promedios históricos de lluvia. Por ejemplo, en Granma precipitó el 211%, Camagüey al 165%, Las Tunas al 166% y Holguín al 128%.

El único beneficio que han traído las lluvias es la de que ha quedado resuelta, por un buen tiempo, la sequía que afectaba al Oriente del país, con cerca de 500 mil personas afectadas.

Antes del evento meteorológico, había 457 mil personas afectadas por la sequía. Personas que ahora podrán disponer de agua acumulada suficiente para un año, y quizás dos, pero que no tienen un techo en sus viviendas; personas que perdieron colchones, equipos electrodomésticos, muebles y alimentos. Personas que ahora, si desean reparar su vivienda, deberán todavía pagar, en medio de una crisis inflacionaria sin precedentes en la isla, pagar el 50% por los materiales de construcción – de mala muerte – que «bondadosamente» les dará el Estado cubano.

tal vez quieras leer: Cubano sobreviviente de Ike vive bajo un árbol hace 13 años

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+